CRIOGENIZACI√ďN, LA INMORTALIDAD CONFIADA AL FUTURO.

Fecha 13/4/2010 14:53:12 | Tema: OFFTOPIC

Imagen Original

La vida en Stand by

Hasta ahora quienes confiaban en la criogenizaci√≥n como una alternativa a la muerte sab√≠an que cualquier da√Īo que se produjera en sus venas y arterias durante este proceso imposibilitar√≠a ‚Äúregresar‚ÄĚ a la vida. Sin embargo, la nanotecnolog√≠a est√° a punto de remediar ese problema y de dejar libre el camino hacia la inmortalidad.
Para algunos, los avances en el campo de las terapias regenerativas permitir√°n alargar la vida unos cuantos a√Īos m√°s, pero para otros simbolizan la √ļltima barrera que obstaculiza el paso hacia la ansiada inmortalidad. Este es el caso de los defensores de la criogenizaci√≥n, que afirman que el fr√≠o puede conservar en perfecto estado y por tiempo indefinido las c√©lulas humanas. Y as√≠ permanecer√° el cuerpo hasta el momento en el que sus cuidadores decidan ‚Äúdespertarlo‚ÄĚ, cuando la ciencia haya avanzado lo suficiente para asegurar la vida eterna o para permitir curar la enfermedad que padec√≠a antes de ser criogenizado.
La hip√≥tesis de la criogenizaci√≥n surgi√≥ en la d√©cada de los sesenta del pasado siglo. Fue la doctora Constance M. Ettinger, profesora de F√≠sica en el Highland Park College de Detroit (EE.UU.), quien la propugn√≥ y la desarroll√≥ en su libro Perspectiva de la inmortalidad. ‚ÄúLa muerte, de momento, debe considerarse una enfermedad incurable‚ÄĚ, explic√≥. Y acto seguido anunci√≥ que un cuerpo podr√≠a permanecer sumergido a la temperatura de ebullici√≥n del nitr√≥geno l√≠quido a la espera de que ‚Äúla ciencia tenga armas para curar esa enfermedad sin tratamiento‚ÄĚ. La idea despert√≥ las ilusiones de miles de personas en todo el mundo, hasta el punto de que algunas de ellas crearon sociedades criog√©nicas para conseguir que sus gobiernos autorizaran la posibilidad de congelar los cuerpos, siguiendo la teor√≠a de Ettinger. Uno de estos grupos se encuentra en Espa√Īa. Es la Sociedad Espa√Īola de Criogenizaci√≥n (SEC) y fue constituida en 1998.

Su presidente y fundador, el ingeniero Andr√©s Albarr√°n, dice que ‚Äúver lo que pasar√° despu√©s de muchos a√Īos me har√≠a una gran ilusi√≥n‚ÄĚ. Tanto √©l como el centenar largo de miembros con los que cuenta la SEC conf√≠an en la criogenizaci√≥n como la mejor alternativa para burlar a la muerte. ‚ÄúImag√≠nate que te entierran o te incineran. En esos casos, las posibilidades de regresar a la vida son cero. Si te criogenizan al final de todos los ceros que pongas siempre habr√° un 1‚ÄĚ, comenta con cierta l√≥gica este ingeniero de 74 a√Īos. Y a√Īade: ‚ÄúSoy cat√≥lico, pero hay algo que me hace desconfiar de la religi√≥n cuando nos dice que vamos a resucitar. Han pasado miles y miles de a√Īos y aqu√≠ nadie ha vuelto para contarlo ni ha visto a Dios‚ÄĚ. Mantener esta ilusi√≥n requiere una gran perseverancia, sobre todo en Espa√Īa, que no admite la congelaci√≥n de cuerpos vivos o inertes y tampoco que se saque un cad√°ver del pa√≠s a no ser que se encuentre embalsamado, ‚Äúlo cual resulta incompatible con la criogenizaci√≥n‚ÄĚ, explica Albarr√°n. ¬ŅQu√© alternativa queda entonces? Solo Estados Unidos.

En este país existen tres sociedades criogénicas en las que sí se puede congelar y custodiar un cuerpo hasta el momento en el que se decida devolverlo a la vida. La más importante es la Fundación Alcor para la Extensión de la Vida, que fue creada en 1972 y cuya sede se encuentra en Arizona.

La siguen Cryonics, enclavada en Michigan, y la californiana Transtime. Respecto a Alcor, a pesar de contar con una publicaci√≥n propia ‚ÄďCryonics‚Äď en la que se informa de los √ļltimos avances criog√©nicos, es imposible acceder a sus documentos internos, puesto que su pol√≠tica garantiza el anonimato y la confidencialidad a todos sus clientes. Sin embargo, actualmente se calcula que mantiene en sus instalaciones unos cien cuerpos congelados y otros doscientos en lista de espera, mientras que Cryonics posee medio centenar. En ambos lugares no se habla de clientes, sino de pacientes criopreservados, debido a la ausencia de muerte cerebral. Y es que los requisitos para optar a esta t√©cnica no son tan sencillos como puede pensarse. Una de las modalidades consiste en congelar un cuerpo que ya est√© muerto con la ilusi√≥n de que alg√ļn d√≠a esa circunstancia sea reversible, pero lo ideal es que la criogenizaci√≥n se efect√ļe antes de que ese hecho se produzca. ¬ŅSignifica, entonces, que se puede congelar un cuerpo vivo? No exactamente, ya que si fuera as√≠ las leyes de Estados Unidos acusar√≠an al paciente de suicida y al m√©dico de cooperante al suicidio. La soluci√≥n se encuentra en que un centro m√©dico declare a la persona cl√≠nicamente muerta. En ese momento se inicia una carrera contrarreloj para trasladar el cuerpo al centro de criogenizaci√≥n antes de que se produzca la muerte biol√≥gica. Una vez all√≠, se reaniman las funciones de circulaci√≥n y respiraci√≥n para que los da√Īos en el cerebro y en el organismo sean m√≠nimos.

Por esta raz√≥n, explica Albarr√°n, ‚Äúcuando empiece a enfermar pasar√© largos per√≠odos en Estados Unidos, cerca de un centro de cri√≥nica‚ÄĚ.

Publicado por zapotudo

Fuente: http://elapocalipsisvaallegar.blogspo ... nmortalidad-confiada.html



Documento disponible en UNIFA web
http://www.unifaweb.com.ar

La direccion de este documento es:
http://www.unifaweb.com.ar/modules/news/article.php?storyid=914