LA CIVILIZACI√ďN PERDIDA: TARTESSOS.

Fecha 3/1/2010 13:30:29 | Tema: Arqueologia

LIDIA JIM√ČNEZ.

Se mantiene el misterio sobre el nacimiento y la desaparici√≥n de los Tartessos, un pueblo extinguido hace 3.000 a√Īos. Un equipo de investigadores rastrea sus or√≠genes en Do√Īana.

Hace casi 3.000 a√Īos existi√≥ en Andaluc√≠a una civilizaci√≥n rica y avanzada cuya grandeza, cuentan los eruditos, no fue igualada en mucho tiempo. A aquel pueblo, admirado por los griegos, se le denomin√≥ Tartessos, como el r√≠o que lo atravesaba, el actual Guadalquivir. La explotaci√≥n de minas de oro y plata y el comercio con los fenicios la convirtieron en una sociedad m√°s o menos organizada que fue conocida como la primera civilizaci√≥n de Occidente. Ahora, un equipo de investigadores del Centro Superior de Investigaciones Cient√≠ficas (CSIC), coordinados por el arque√≥logo Sebasti√°n Celestino y el historiador y antrop√≥logo Juan Jos√© Villar√≠as, rastrean 200 hect√°reas del parque nacional de Do√Īana en busca de asentamientos humanos pertenecientes a aquella civilizaci√≥n que vivi√≥ en lo que son hoy las provincias de Sevilla, Huelva y C√°diz entre los siglos IX y VII antes de Cristo.
Un investigador cree incluso que en la zona podría encontrarse la Atlántida. La mayoría se lo toma a broma.

Otros investigadores, como el cubano Georgeos D√≠az-Montexano, van bastante m√°s lejos y aseguran que, sumergida por esa zona, "sin ninguna duda", se encuentran los restos de la Atl√°ntida, la m√≠tica ciudad descrita por Plat√≥n que decenas de historiadores, antrop√≥logos y curiosos se han afanado por encontrar. Los investigadores espa√Īoles creen que esto es un disparate.

La investigaci√≥n del CSIC comenz√≥ realmente en 2005, pero hasta ahora no se hab√≠an llevado a cabo intervenciones directas sobre el terreno. El pasado septiembre, por primera vez, se realizaron peque√Īas catas de tierra repartidas en unas 200 hect√°reas del parque nacional, en concreto en las marismas de Hinojos (Huelva). Los hallazgos m√°s importantes, por ahora, han sido restos de cer√°mica de la Edad del Bronce. Por el momento no se ha encontrado huellas tart√©sicas.

Esos ansiados vestigios s√≠ han aparecido en otras zonas pr√≥ximas, como Mesas de Asta, Algaida. Tambi√©n en sitios al otro lado del r√≠o, en Sanl√ļcar, Jerez y El Puerto de Santa Mar√≠a. "Si existieron en el otro lado, tambi√©n debieron de existir aqu√≠: hubo dos terremotos, uno de ellos fue una especie de tsunami que arras√≥ todo y coincide con la √©poca de esplendor tart√©sica", explica Celestino. Esto corroborar√≠a la tesis de un posible asentamiento prerromano que pudo esfumarse en esa zona, pero el experto prefiere no aventurarse con teor√≠as.

Tartessos fue también el nombre del río al que los romanos bautizaron como Betis y los árabes como Guadalquivir (río grande). Los tartésicos, aculturados por fenicios antes de la llegada de los griegos, se dedicaban a la metalurgia, el comercio y la pesca. No se sabe si Tartessos fue también el nombre de su metrópoli más importante, una especie de capital tartésica, porque nunca se ha encontrado su ubicación.

En cualquier caso, hay im√°genes que muestran la intervenci√≥n humana en el √°rea acotada. Las fotograf√≠as a√©reas tomadas sobre las marismas desde 1956 muestran todas lo mismo en la parte sur: extra√Īas formas circulares de distintos tama√Īos (hasta 200 metros de di√°metro) y, sobre todo, figuras rectangulares, imposibles de concebir como producto de la naturaleza. Esas im√°genes se mostraron en la tesis del cient√≠fico alem√°n Rainer K√ľhne (2004), que est√° convencido de que existi√≥ una gran ciudad tart√©sica que estar√≠a ubicada en Hinojos. K√ľhne se basa en evidencias literarias de Estrab√≥n y Pausanias.

"La capital de Tartessos estuvo situada entre las dos bocas del r√≠o Betis. De acuerdo con Pausanias, Betis era el r√≠o m√°s grande de Iberia. Baetica fue el antiguo nombre para Andaluc√≠a. El antiguo Baetis no es sino el Guadalquivir, cuyo estuario sigue estando en el mismo sitio. Creo que la capital de Tartessos est√° situada dentro del parque nacional de Do√Īana", razona el alem√°n con silogismos. Tras K√ľhne, renaci√≥ la fascinaci√≥n y el inter√©s por Tartessos y por la Atl√°ntida.

El alem√°n afirma que Plat√≥n us√≥ la geograf√≠a y la cultura tart√©sica para describir la legendaria ciudad sumergida. Desde 2005, el grupo de investigadores del CSIC ha realizado sondeos, topograf√≠a el√©ctrica e intervenciones indirectas. Y hace cuatro meses, se comenz√≥ a excavar. "A finales de verano comenzamos las t√©cnicas directas mediante catas en la tierra de un metro por dos", explica Antonio Rodr√≠guez, ge√≥logo de la Universidad de Huelva. Villar√≠as a√Īade que el grupo se encuentra a la espera de m√°s datos para continuar con la investigaci√≥n. "Algunos resultados pueden todav√≠a tardar, ya que alg√ļn an√°lisis no depende de nosotros directamente", se√Īala el antrop√≥logo.

Lo que s√≠ est√° claro es que hay restos arqueol√≥gicos, muy probablemente tart√©sicos. La raz√≥n por la que nunca se hab√≠a adentrado en el parque es que la mayor√≠a de los investigadores part√≠an de la premisa de que aquello siempre fue agua. Durante cientos de a√Īos, despu√©s de la √ļltima glaciaci√≥n, aquello era agua, del mar, al principio, y de un gran lago, despu√©s. Esta teor√≠a, sin embargo, est√° siendo revisada por los ge√≥logos desde hace m√°s de una d√©cada.

Sean cuales sean los hallazgos finales, la expectaci√≥n sigue creciendo. El pr√≥ximo 15 de enero, un arque√≥logo estadounidense, Richard Freund, acudir√° a Hinojos y dar√° un nuevo empuje a la tesis tart√©sica de Do√Īana. Junto a √©l viajar√° un equipo de National Geographic. Mientras se dispara el inter√©s internacional, el CSIC insiste en las evidencias sobre el terreno.

La mayor distancia cient√≠fica se toma con la posible creencia de que la Atl√°ntida est√° bajo las marismas de Hinojos. Que la ciudad descrita por Plat√≥n, de puertas de plata y organizaci√≥n circular, se hubiera sumergido sin dejar rastro en Do√Īana es calificado por los investigadores espa√Īoles como un disparate o, m√°s suave, "algo dif√≠cil de creer". Pero siempre hay quien cree.

El investigador cubano Georgeos D√≠az-Montexano lleva 15 a√Īos inmerso en la b√ļsqueda de la Atl√°ntida. Fundamenta su teor√≠a con gran convencimiento y monta√Īas de papeles y gr√°ficos: "Plat√≥n describe con detalle la ciudad y la sit√ļa en el est√≥mago (en griego, pro tou stomatos) de las Columnas de H√©rcules", que se corresponden tradicionalmente con el Estrecho de Gibraltar. "Las evidencias sustentan cada vez con m√°s fuerza que la Atl√°ntida no era una mera ficci√≥n, f√°bula o mito inventado por √©l, sino una historia verdadera (al√™thinon logon, en griego, o veram historiam, en lat√≠n), como Plat√≥n siempre sostuvo", asegura el investigador, que culpa al "fatalismo geogr√°fico" el hecho de que no le tomen en serio. "Si fuera alem√°n en vez de cubano, me escuchar√≠an m√°s", protesta antes de sentenciar: "La Atl√°ntida no est√° exactamente donde investiga el CSIC, pero est√° cerca".

http://www.elpais.com/articulo/socied ... c/20100102elpepusoc_1/Tes



Documento disponible en UNIFA web
http://www.unifaweb.com.ar

La direccion de este documento es:
http://www.unifaweb.com.ar/modules/news/article.php?storyid=660