VISITANTES DE DORMITORIO NUEVAS APRECIACIONES

Fecha 13/12/2009 19:58:21 | Tema: Abducciones

VISITANTES DE DORMITORIO

ASPECTOS FISIOL√ďGICOS DE LOS VISITADOS
Liliana Flotta

Recapitulación
Ya en nuestro trabajo anterior ‚ÄúTerror Nocturno‚ÄĚ, encontramos que los protagonistas de estos episodios a los que se ha dado en llamar mundialmente ‚ÄúVisitantes de Dormitorio‚ÄĚ, tienen en com√ļn aspectos f√≠sicos y psicol√≥gicos que nos han llamado la atenci√≥n.
SIGUE....................
VISITANTES DE DORMITORIO

ASPECTOS FISIOL√ďGICOS DE LOS VISITADOS
Liliana Flotta

Recapitulación
Ya en nuestro trabajo anterior ‚ÄúTerror Nocturno‚ÄĚ, encontramos que los protagonistas de estos episodios a los que se ha dado en llamar mundialmente ‚ÄúVisitantes de Dormitorio‚ÄĚ, tienen en com√ļn aspectos f√≠sicos y psicol√≥gicos que nos han llamado la atenci√≥n.
En principio, enumeremos los que nos resultan evidentes luego de las encuestas:
El fenómeno aparece en familia, dándose de generación en generación.
Las visitas se repiten a lo largo de la vida de las personas, sin importar su edad.
Los visitados tienen un Cociente Intelectual (CI) alto.
Se suele encontrar en ellos com√ļnmente el mismo grupo y factor de sangre.
Los hijos, o alguno de ellos, tienen un grupo de sangre diferente a la de sus padres.
Como corolario y evidencia de las visitas, quedan en el cuerpo cicatrices, punciones, hematomas, manchas de sangre en vestimentas y en s√°banas, coincidentes con las regiones del cuerpo manipuladas.
En el lugar, coinciden con las visitas desperfectos en aparatos electrodomésticos, desperfectos en los relojes donde se produce la visita (no en otras estancias de la casa), apagones o pérdida total del sistema eléctrico del domicilio; quemazones en alfombras o cortinas; césped quemado con formas específicas (círculos, triángulos, herradura); descenso de agua en piscinas.
En cuanto a los aspectos fisiológicos comunes a todos los visitados que hemos encontrado podemos identificar:
Luego de la visita, hay un aumento de glóbulos blancos en sangre.
El visitado sufre una abundante diuresis nocturna.
Aparecen ac√ļfenos muy particulares (la descripci√≥n es la misma).
Tienen alergia e irritaciones que afectan ojos, nariz, garganta y oídos.
En las mujeres, aparecen sangrados vaginales entre los 6 y 9 a√Īos, con aparici√≥n temprana de la madurez sexual (menarca).
Existen en la mayoría de los casos, pérdidas de embarazos confirmados a los tres meses de gestación, en algunos casos quedando sólo placenta en el vientre materno y en otros casos, nada. De todas maneras en todos los casos investigados, sin aparición del feto.
En la mayor√≠a de los visitados, se encuentran faltantes de minerales en an√°lisis espec√≠ficos de sangre, a√ļn cuando se hace tratamiento con administraci√≥n de los mismos.
Los protagonistas descomponen aparatos electr√≥nicos al tocarlos o al pasar cerca, hacen saltar detectores en supermercados, y muchas veces, interfieren en el alumbrado p√ļblico.
Como caso √ļnico hasta el momento, tenemos registrado el de Graciela C. , que inmediatamente luego de una visita de estas entidades en su dormitorio, fue atendida por un profesional de absoluta confianza para nosotros, Doctor en Medicina, especialista en Terapia Intensiva, quien comprob√≥, con sorpresa, que la paciente a quien ya atend√≠a con anterioridad, hab√≠a cambiado su ritmo card√≠aco al extremo; pudo observar las marcas en su cuerpo, incluso un hematoma en el brazo que defini√≥ como de extracci√≥n de sangre reciente (que Graciela no se realiz√≥), y por los s√≠ntomas presentados, entendi√≥ el facultativo que su paciente hab√≠a sufrido gran p√©rdida de minerales, que √©l le suministraba desde hac√≠a algunos meses y que luego se comprueba con el an√°lisis cl√≠nico.

Los Nuevos Conocimientos Científicos
En su momento, habíamos consultado con el Dr. Norberto Arias, Titular de la Cátedra de Histología de la Universidad de Buenos Aires, sobre lo descubierto en nuestros investigados con respecto a sus consecuencias fisiológicas luego de las visitas.
Su comentario sobre la abundante diuresis que presentan, fue realmente iluminador :
Seg√ļn el Dr. Arias, la zona del cerebro que comanda la actividad sexual, se encuentra en el Hipot√°lamo muy cerca de la zona que comanda la diuresis, si se le aplica una corriente el√©ctrica en esa zona, se estimula la descarga de orina.
Esta explicación, tiene para nosotros muchas connotaciones.
Es evidente que, entonces, estas criaturas que se presentan como intrusos en la habitación, que se los ve brillantes, con una fosforescencia verdosa cerca del testigo, atravesando paredes o ventanas cerradas como si no estuvieran allí, utilizan en sus andanzas campos magnéticos.
Campos magnéticos que deben ser tan fuertes que pueden quemar instalaciones eléctricas, aparatos electrónicos de cualquier índole, alfombras y cortinas.
Así, los relojes de la habitación en la que entran, tienen cambios (o acaso, pueden tener control sobre el tiempo).
Y con esos campos magn√©ticos, tienen la capacidad de intervenir en el organismo del visitado, inmovilizado pero con conciencia de lo que ve y siente. Sin embargo, sabemos que hay una parte de la experiencia que no se recuerda. Es m√°s, nos hemos encontrado con las marcas en algunos de los visitados y manchas de sangre en sus camas, a la ma√Īana siguiente de una supuesta visita, que el protagonista no recuerda en absoluto. Pueden entonces borrar la memoria de corto plazo con la aplicaci√≥n de una corriente el√©ctrica, pudiendo tambi√©n inmovilizar al visitado con ondas de muy baja frecuencia (ELF).
Los avances en Neurociencias nos permiten observar mejor estos acontecimientos que son experimentados en los visitados por entidades extra√Īas; nos comienzan a dar una pista sobre las causas de estos aspectos especiales en ellos.
Por supuesto, estamos lejos de saber exactamente qué tipo de tecnología utilizan estas entidades, a las cuales consideramos extraterrestres. Y cómo hemos reflexionado ya en otros trabajos, esta consideración se basa en que a pesar de que se los ve atravesar elementos sólidos (paredes), lo que podría llevarnos a pensar en una alucinación, el testigo es tocado por la entidad, dejando huellas en su cuerpo y en la estancia. Tienen consistencia corpórea.
No tienen apariencia humana. En las descripciones, tan similares que parece la repetici√≥n de la misma situaci√≥n en miles de personas, se los ve con cabezas desproporcionadas con respecto al cuerpo peque√Īo, ojos grandes que ocupan casi todo el rostro, dos agujeros por nariz, una raya por boca. Apenas entre 80 cm. a 1,20 m de altura, cuerpo delgado y sin ropas.
Recordemos que nuestros testigos, hablan de ellos como ‚Äúcosas‚ÄĚ, ‚Äúinsectos grandes‚ÄĚ, o simplemente ‚Äúeso‚ÄĚ, cuya piel es blanca gris√°cea, y al tacto se siente h√ļmeda y caliente.
No parecen tener emociones ni les importa que el visitado o abducido sienta dolor. De esto podría deducirse que desconocen estas percepciones, tan humanas, o tan terrestres.
Pero a pesar de no conocer sus tecnologías ni sus intenciones para con nosotros los habitantes de esta Tierra, hay estudios científicos que nos acercan muchísimo a lo que pueden estar utilizando y tal vez indagando.
Existe una nueva rama de la Ciencia dedicada al estudio del Cerebro y sus redes neuronales, las conexiones entre éstas, sus patrones de conexión eléctrica y química en cada percepción que tiene el individuo y en su respuesta o conducta.
En principio, diremos que ya algunos integrantes de la comunidad científica, como el Dr. Makela, consideran a la célula como una unidad electromagnética viva.
Con esto nos quieren decir que los tejidos org√°nicos responden a los campos magn√©ticos, que son producidos por una fuente el√©ctrica. Recordemos que aunque desaparezca la fuente el√©ctrica, el campo magn√©tico permanece por alg√ļn tiempo. Este dato es para tenerse en cuenta con referencia a lo anteriormente relatado en los casos de Visitantes de Dormitorio.
Lo que nos demuestra la Neurociencia, que está en desarrollo, es que a través de la aplicación de un campo electromagnético
producido por una bobina en forma de ocho, que a su vez, forma un cono magnético que penetra a través del cráneo, al tocar el vértice de ese cono una zona en particular del cerebro, activa ciertas neuronas produciendo movimientos involuntarios en el paciente.
Las primeras aplicaciones en ratas de laboratorio, con electrodos colocados en el cerebro, han permitido el cambio de conducta de los animales o el aprendizaje r√°pido, adem√°s de poder observar los patrones de enlaces neuronales que se forman en cada caso.
La Neurociencia también apunta a la aplicación en los seres humanos de estos recursos para los mismos efectos.
Pero dejando un poco de lado esta nueva rama científica, que puede explicar algo de lo que les ocurre a los visitados y a lo que luego volveremos, también tenemos estudios muy interesantes que se refieren a los Mutágenos.
√Čstos son agentes de diversos tipos que pueden causar mutaciones gen√©ticas en las c√©lulas. Y dentro de √©stos, se encuentran los Terat√≥genos, que son agentes que producen mutaciones en la gen√©tica del feto en gestaci√≥n.
Los estudios datan de 1971 y se los identifica como Postulados de Koch.
Entre los distintos agentes teratógenos y mutágenos además de químicos, como por ejemplo medicamentos, aparecen tímidamente los del ambiente en el que se mueve el individuo.
Se puede especular que la exposición a campos magnéticos de características especiales, pueden generar mutaciones en las células del cuerpo. En este momento tenemos una gran polución magnética, que enfrentamos por primera vez, debida a las torres de telefonía celular y a los grandes transformadores eléctricos de alta tensión que son necesarios para el funcionamiento de nuestra civilización. Sin mencionar las conexiones WiFi de nuestras computadoras a Internet.
Pero si volvemos a las características de los visitados, encontraremos que muchas de éstas, parecen estar condicionadas por campos magnéticos.
Como vimos, encontramos que el cociente Intelectual de los visitados es muy alto. En el caso de la familia P., en el que nos encontramos con cinco integrantes profesionales, la madre, visitada en el domicilio a la par que su marido e hijos, tiene un CI de 280. Es psic√≥loga, con evidente preparaci√≥n cultural, sin embargo, no pudo encasillar su caso y el de su familia dentro de los par√°metros que marcan su profesi√≥n y sus conocimientos. Su hijo mayor, Ingeniero, con un CI de 263, tiene repetidamente estas experiencias desde ni√Īo en la misma casa. Y as√≠ siguiendo, el padre de familia es tambi√©n Ingeniero y son profesionales sus otros dos hijos, pero no conocemos el CI de ellos, ya que nunca hicieron las pruebas para su registro.
En el caso de Mar√≠a T., encontramos a una Doctora en Medicina, que fue Jefa de Odontolog√≠a de un Hospital de la Ciudad de Buenos Aires, con dotes art√≠sticas, siendo concertista de piano y pintora. Aunque no tenemos el CI de Mar√≠a T. se nos muestra evidente una excelente formaci√≥n profesional y cultural. Ella tampoco pudo encasillar, a√ļn siendo profesional en Medicina, sus experiencias de Visitantes de Dormitorio.
En el caso de la Familia Franco, conocemos el CI de sus hijas, siendo de m√°s de 140 en ambas.
Queremos recordar que el CI normal es de 90.
Si a través de campos magnéticos se puede mejorar el rendimiento en el aprendizaje de ratas, qué no podrán hacer estos seres en los humanos que se eligen con respecto a su inteligencia. Recordemos también, que la inteligencia es la capacidad de resolver problemas. Y no podemos dejar de ver, que los casos de VdD se dan por familias generación tras generación.
Siendo as√≠, debemos deducir que cuando se elige a un individuo, se lo comienza a transformar, aparentemente, de manera gen√©tica, para alg√ļn fin en especial.
Allí podríamos encajar los casos en que los hijos tienen su sangre diferente a la de uno u otro de sus progenitores o la combinación de ambos.
Esos podr√≠an ser los casos de mutaci√≥n gen√©tica en el padre o la madre, pero tambi√©n la aplicaci√≥n de alg√ļn terat√≥geno en el comienzo del embarazo. Estos, como vimos se pueden generar a trav√©s de campos magn√©ticos.
Dentro de estos casos se encuentran las pérdidas de embarazos. Estas perdidas se suelen efectivizar a los tres meses de gestación.
En estos casos en especial, la mutación por teratógenos puede ser extrema, como para poder obtener un ser híbrido. Además de la aplicación de un campo magnético, se deduce también el concurso de otras técnicas debido a las evidencias físicas de punciones y cicatrices en el testigo; éstas técnicas pueden incluir invasión en la zona genital.
Ya comentamos que en las mujeres que sufren estas experiencias, las de las visitas, su maduración sexual es muy temprana. Pero si estas criaturas comienzan a mutar genéticamente a sus antecesores, preparan un terreno especial para sus fines: tal vez ese híbrido que pierden a los tres meses sin dejar rastros.
Pues luego de estas reflexiones, es claro que si se aplican campos magnéticos en la zona del cerebro que estimula la región sexual, como nos explicara el Dr. Arias, se induciría a una fuerte descarga de orina luego de la aplicación.
Con respecto a los ac√ļfenos, en el trabajo de Eduardo Grosso ‚ÄúTelepat√≠a o enga√Īo Electr√≥nico‚ÄĚ, se describen las f√≥rmulas de emitir una onda de radio o electromagn√©tica directamente al cerebro de una persona en particular, lo que nuevamente nos remite a la Neurociencia.
Pero en este t√≥pico en especial, hemos tenido en nuestras manos un caso delicado. Uno de nuestros pacientes sufri√≥ un tumor cerebral, espec√≠ficamente en la gl√°ndula Pineal, que le fue extirpado. A partir de ese momento comenzaron en √©l, los mismos s√≠ntomas de gran diuresis nocturna y ac√ļfenos que se describen en los protagonistas de VdD.
¬ŅEsto significa que nuestros Visitantes de Dormitorio act√ļan sobre dicha gl√°ndula, la activan o regulan?
Por supuesto es un nuevo tema para la investigación.
Y como se ha dicho que aunque se elimine la fuente el√©ctrica, el campo que produce queda, a ello se le pueden atribuir los desperfectos el√©ctricos o apagones en el domicilio, la rotura de aparatos dom√©sticos y tambi√©n la influencia de los protagonistas sobre computadoras, tel√©fonos celulares, alarmas, detectores y otros aparatos sensibles a estos campos. La persona, queda ‚Äúcargada‚ÄĚ como una fuente de est√°tica.
Nos hemos encontrado en la investigaci√≥n con c√©sped quemado de forma especial, seg√ļn lo aclaramos m√°s arriba.
Nos parece evidente que alg√ļn objeto portador pudo haber dejado en el domicilio al intruso, de lo que quedan las marcas, como tambi√©n la falta de agua en las piscinas. Este hecho es com√ļn en los casos de avistamientos, ya que se ha comprobado en los campos que quedan c√≠rculos de pasto quemado, junto con p√©rdida parcial o total de agua en tanques para uso de los animales.
Ponemos a consideración el caso, recurrente a estas alturas, de Mary, del que ya informáramos en otra oportunidad desde que llegó a nosotros:
Durante los primeros diez días de marzo de 2009, se registraron efectos electromagnéticos (efecto EM), evidenciándose en luces y computadoras. El automóvil Focus se quedó sin batería . Revisadas las instalaciones se encontraron en condiciones. La computadora que hizo una explosión en la fuente estaba apagada.


El viernes 24 de julio de 2009 se cortó la luz de la casa a las 21,30 aproximadamente. Las cuatro personas de la familia se alteraron a partir de ese momento, sintiéndose todos muy ansiosos.
En Mary se alteró su sistema digestivo y aparecieron reacciones alérgicas en la piel de las manos. En su esposo, además de la gran ansiedad aparecen marcas en las piernas como de herpes.
En la hija, la alergia aparece como rinitis. En todos ellos las reacciones alérgicas siguen desde ese día hasta hoy.
Consecuentemente, apareció una marca en el césped del parque en forma de herradura de 15 cm. de ancho con un diámetro de 1,20m. El pasto se ve seco en la herradura y aparece una zona chamuscada, como si tuviese una quemadura desde arriba. Otra zona del parque presenta una mancha como de alguna sustancia aceitosa.
El jardinero dice no entender qu√© pasa con el c√©sped, dada la forma y sequedad del mismo en esa zona. Las marcas se acent√ļan d√≠a a d√≠a, secando m√°s el pasto en la herradura.
En esta oportunidad, no hubo falta de agua en la piscina como ocurrió en otros momentos, a pesar de que la marca está muy cercana a la misma.




Pero nos result√≥ significativo que en el caso Mary, recurrente en estos √ļltimos meses, que el apag√≥n con todos los otros efectos en el hogar y en los habitantes del domicilio, al producirse las marcas en el parque el d√≠a 24 de julio del corriente, el remanente magn√©tico resisti√≥ hasta el d√≠a 30 de septiembre, en que fuimos a realizar la inspecci√≥n del lugar.
Pudimos comprobar con nuestros detectores que a√ļn quedaban rastros de est√°tica, tanto en el parque donde se delineaban las huellas, como en algunas estancias de la vivienda.
En este caso particularmente, en la madrugada del d√≠a 26 de noviembre, Mary amaneci√≥ con un hematoma en el dorso de la mano izquierda, sin dolor alguno, y con punci√≥n y hematoma de extracci√≥n en su antebrazo izquierdo. En la casa, explotaron varias l√°mparas de la iluminaci√≥n de diferentes √°reas, incluida la entrada de la misma. El reloj del horno microondas, ajustado seg√ļn la hora oficial, apareci√≥ adelantado ocho minutos, esa ma√Īana; se lo volvi√≥ a poner en hora, y a las 19,07 de la tarde volvi√≥ a adelantarse siete minutos nuevamente, sin haber sido utilizado el aparato en cuesti√≥n. En los d√≠as siguientes no volvi√≥ a presentar desperfectos. En la protagonista apareci√≥ un cansancio extremo, que ella misma relaciona con lo experimentado durante una anemia.
En el caso Jimena, de cuyo primer recuerdo conciente de la protagonista, relatamos ya que ocurrió el día 5 de octubre de 2009, en horas de la madrugada, habiéndose desatado una fuerte tormenta en la zona de Martínez donde reside, se registraron desperfectos en aparatos electrodomésticos, habiendo quedado sin electricidad una zona de la vivienda.
De este caso, que empezamos a investigar dos d√≠as despu√©s que Jimena sintiera que una mano la tocaba, despert√°ndola, y que sin mediar ninguna sorpresa ni temor se levantara viendo entre ella y su marido que dorm√≠a profundamente, un ser de aproximadamente 80cm. con la descripci√≥n cl√°sica de los otros protagonistas, tenemos alg√ļn tipo de manejo o control para que ella se levantara y dejara solos a la criatura y al marido, quien no se pudo despertar a pesar de los zamarreos de Jimena. En √©l, el control puedo haberse realizado con la concurrencia de ondas de muy baja frecuencia u ondas ELF.
En suma, nos resulta evidente que estos seres tienen la habilidad de manejar las leyes de la f√≠sica de otra manera, absolutamente eficaz por cierto, ya que al atravesar las paredes, parecen estar recurriendo a un efecto que en f√≠sica cu√°ntica se denomina ‚ÄúEfecto T√ļnel‚ÄĚ y que consiste en la desaparici√≥n de una part√≠cula subat√≥mica, como un electr√≥n, frente a una barrera, apareciendo del otro lado. Es como si una pelota de tenis lanzada a velocidad llegara a una pared y en lugar de rebotar, la atravesara sin agujerearla ni abrir ninguna brecha. Este efecto es com√ļn en lo microc√≥smico, pero imposible en lo macroc√≥smico, es decir, en el mundo f√≠sico tangible que conocemos. Sin embargo, estos Visitantes de Dormitorio, sin abrir ninguna brecha ni agujero en las paredes, pasan por ellas de la misma manera que lo puede hacer un electr√≥n frente a una barrera. Tambi√©n parece que pueden utilizar distintos tipos de ondas electromagn√©ticas seg√ļn lo requieran sus fines, tanto para dormir al testigo o paralizarlo. O pueden dirigir un campo electromagn√©tico al organismo de la persona visitada o abducida para provocar cambios gen√©ticos.





Documento disponible en UNIFA web
http://www.unifaweb.com.ar

La direccion de este documento es:
http://www.unifaweb.com.ar/modules/news/article.php?storyid=592