NUEVO CASO DE VISITANTE DE DORMITORIO EN BUENOS AIRES

Fecha 11/10/2009 19:19:42 | Tema: Noticias de ultima hora

Nuevo caso de Visitantes de Dormitorio en Martínez, Pcia de Buenos Aires.
Investigacion de la Sra.Liliana Flotta y del Sr Eduardo Grosso para UNIFAWEB

Este nuevo caso de Visitantes de Dormitorio ocurri√≥ el lunes 5 de octubre entre las 2,30 hs y las 3,00 hs de la ma√Īana.
La protagonista es una mujer de 48 a√Īos, profesional muy culta, que vive con su esposo y sus dos hijas en la localidad de Mart√≠nez en la zona norte del Gran Buenos Aires.
Esa noche, en el momento en que se desata..........
Nuevo caso de Visitantes de Dormitorio en Martínez, Pcia de Buenos Aires.

Este nuevo caso de Visitantes de Dormitorio ocurri√≥ el lunes 5 de octubre entre las 2,30 hs y las 3,00 hs de la ma√Īana.
La protagonista es una mujer de 48 a√Īos, profesional muy culta, que vive con su esposo y sus dos hijas en la localidad de Mart√≠nez en la zona norte del Gran Buenos Aires.
Esa noche, en el momento en que se desata una fuerte tormenta en la zona, la presi√≥n de una mano en su espalda la despierta de un sue√Īo muy profundo. Vio de reojo un peque√Īo ser que estaba ubicado entre ella y su marido en la cama, y percibi√≥ que le hablaba al o√≠do, sin recordar qu√© le dec√≠a, pero sin sentir temor. Su tama√Īo era aproximadamente de 80 cm. y su piel era clara, aunque no pudo observar detalles del rostro.
El tacto del ser, tenía la temperatura del cuerpo humano.
Se levant√≥ de la cama a√ļn estando el peque√Īo ser en la misma al lado de su esposo, y verific√≥ la casa antes de volver a su dormitorio. Al hacerlo, quiso despertar a su marido para contarle lo sucedido, pero no pudo lograrlo por m√°s que insisti√≥. El ser ya no estaba all√≠.
Este fue un incidente muy extra√Īo para ella, a quien llamaremos Jimena, pues no desea ning√ļn tipo de publicidad y nos pide que preservemos sus nombres, tanto de ella como de su familia.
Al interrogarla seg√ļn la encuesta que realizamos de forma corriente en estos casos, a partir de esa noche se est√°n secando las plantas de la casa, sobre todo una que tiene en la puerta de entrada y otra que se encuentra cerca de un ventanal. En esa misma zona, un tomacorriente no recibe electricidad, no funciona un tel√©fono inal√°mbrico, se quemaron algunos aparatos electrodom√©sticos y la computadora falla.
Siguiendo con la encuesta, responde que desde siempre en sus quince a√Īos de casada aparece de vez en cuando sangre en las almohadas tanto de ella como de su marido, sin saber c√≥mo se producen las hemorragias sin darse cuenta en horas nocturnas. De todas maneras nos comenta que su marido H√©ctor tiene hemorragias nasales frecuentes, como tambi√©n sus hijas, sobre todo la menor Milena, cuyos sangrados son tan abundantes que traspasa las s√°banas.
Tanto Milena como su mamá, tienen zumbidos en los oídos.
Siguiendo con las preguntas, al inquirir si tiene miedos irracionales o fobias, Jimena responde que tiene miedo irracional al quirófano y al dentista, a lo que no encuentra ninguna explicación, y a los reptiles.
Tiene tambi√©n lapsos de tiempo perdido. Nos explicaba que pod√≠a estar caminando y de improviso sentir huecos en el tiempo, que percib√≠a por sus pensamientos, dici√©ndose ¬ŅNo estaba pensando en otra cosa?, o ¬ŅC√≥mo llegu√© aqu√≠?
Preguntamos tambi√©n si tuvo embarazos perdidos a lo que respondi√≥ afirmativamente: entre su primera hija Ang√©lica y Milena , hubo tres embarazos perdidos a los tres meses de gestaci√≥n, con hemorragias de diez d√≠as con eliminaci√≥n completa de placenta, saco embrionario y sin rastros del feto, seg√ļn los resultados de las ecograf√≠as que se realizara oportunamente. No tiene recuerdos de haber visto los fetos en ninguno de los casos de p√©rdida.
Jimena tiene sangre de tipo A factor Rh negativo, su esposo H√©ctor tiene sangre de tipo A factor Rh positivo, mientras que su hija mayor de nueve a√Īos tiene sangre del grupo 0 factor Rh positivo. Jimena no recuerda qu√© tipo y factor de sangre tiene su hija menor, de cuatro a√Īos.
An√°lisis Preliminar
Seg√ļn lo relatado, podemos decir que estamos frente a un caso real de Visitantes de Dormitorio, ya que se dan en √©l varias de las pautas que acompa√Īan estos sucesos en el aspecto f√≠sico del lugar y en el aspecto fisiol√≥gico de los protagonistas.
Aparentemente por los datos recogidos en esta primera encuesta, toda la familia est√° involucrada en la experiencia.
Como se puede observar en el relato, hay desperfectos eléctricos en la casa en zonas específicas (tomacorriente). Aparatos electrodomésticos que dejan de funcionar (computadora, teléfono inalámbrico, lustraenceradora).
En los protagonistas son sugestivos las hemorragias nasales, los zumbidos en o√≠dos (ac√ļfenos), las fobias que sufre Jimena (dentista y quir√≥fano). Este t√≥pico es particularmente interesante, pues la fobia parece estar relacionada con la camilla o el sill√≥n quir√ļrgico, lo que provoca en ella un estr√©s muy marcado, que la ha hecho reflexionar si no existe una raz√≥n espec√≠fica detr√°s que su mente oculta.
Cuando indagamos sobre esto, su terror irracional parece remontarse a un recuerdo nebuloso en su memoria de un lugar frío, desconocido, en el que se sintió desamparada, pero que aparece en su etapa adulta y no en su infancia. Posiblemente estemos frente al síndrome de estrés post traumático que se produce luego de las visitas o las abducciones.
Otro dato no menos importante, que para nosotros se incluye en las pautas de los aspectos fisiológicos de los visitados es el de la sangre.
Desde que estudiamos estos casos, hemos tratado de encontrar un denominador com√ļn que nos diga por qu√© estas personas son elegidas para estas experimentaciones que se realizan sin su consentimiento, en las que se les invade f√≠sicamente extray√©ndoles tejidos o coloc√°ndoles implantes.
Aquí, tenemos al padre con sangre A Rh positivo.
La madre con sangre A Rh negativo
La hija con sangre 0 Rh positivo.
En este caso, como en los otros estudiados durante estos 23 a√Īos de investigaci√≥n, tambi√©n se da el cambio de la sangre en los hijos.
Y otro factor muy importante para tomar este caso como verdadera Visita de Dormitorio, lo constituye la pérdida de esos tres embarazos de Jimena, de los que no quedó absolutamente nada sin tener que realizarse un legrado, en ninguna de las tres ocasiones.
Es de destacar que fue Jimena quien vio al ser en su cuarto y en su cama entre ella y su marido, pero creemos que Héctor es también protagonista ya que presenta varias de las pautas que conocemos en estos casos:
Sus hemorragias nasales son frecuentes.
Presenta signos de estrés post traumático no tan marcados como su esposa: ansiedad, sentimiento de falta, baja autoestima, irritaciones en garganta, ojos, etc. Tiene además uno de los tipos de sangre que mayormente hemos encontrado en los estudios realizados, no así Jimena, siendo en nuestros casos la primera que encontramos con sangre factor Rh negativo.
Otra pauta importante es que H√©ctor no sali√≥ de su sue√Īo a pesar que su esposa intent√≥ despertarlo, llam√°ndolo y tirone√°ndole de su brazo, sobre todo teniendo en cuenta que se hab√≠a desatado un temporal con granizo que golpeaba con fuerza la casa.
Jimena no reaccion√≥ negativamente frente al ser que los acompa√Īaba, no tuvo miedo, es m√°s, pens√≥ en un perro; animal que ama, aunque en la casa no hay ninguno.
Seg√ļn vemos en el relato, ella no estaba paralizada, como suele suceder cuando el protagonista es quien sufre la invasi√≥n de sondas o bistur√≠es en su cuerpo. Por lo tanto no podemos decir en este caso sobre su experiencia que se trate de par√°lisis del sue√Īo.
Pero s√≠ podemos inferir que esa noche el ‚Äúvisitado‚ÄĚ haya sido H√©ctor, que no tuvo ninguna reacci√≥n ante el visitante invasor, ni a los intentos de despertarlo de Jimena, ni a los intensos ruidos de la tormenta que se desarrollaba afuera.
El hecho de que Jimena se despierte ante la llamada de un ser extra√Īo, no tenga miedo y se levante, (siendo abundantes los ejemplos en la casu√≠stica), tal vez obedezca a una inducci√≥n telep√°tica por parte del visitante, para poder realizar su cometido en el cuerpo de H√©ctor .A este tipo de sucesos se le llama com√ļnmente ‚ÄúControl OVNI‚ÄĚ.
Se agrega éste a los otros cuatro casos de Visitantes de Dormitorio que hemos registrado y que estamos investigando en la zona Norte del Gran Buenos Aires.
Por supuesto, la investigación debe continuar y seguiremos encuestando a los protagonistas esperando saber cómo se desenvuelven en el futuro sus experiencias.


Liliana Flotta




Documento disponible en UNIFA web
http://www.unifaweb.com.ar

La direccion de este documento es:
http://www.unifaweb.com.ar/modules/news/article.php?storyid=432