ESCEPTICOS,DEBUNKERS,UFOLOGOS.....HOY LES TOCA A LOS ....CIENTIFICOS!!!!!

Fecha 12/9/2009 21:31:25 | Tema: UNIFA Argentina

Siempre hablamos de los ufologos,los escepticoides nos critican ,nuestros pares nos apoyan ,los investitruchos solo ven "ganancias" otros solo una peque√Īa fama,los chistosos de siempre solo pululan por la web haciendo sus "monerias"...todos nos leen !! nos critican!!!,nos apoyan!!!,nos estudian!..............hoy les tocan una "frases sueltas" a los CIENTIFICOS!!!!!! bien se lo merecen! no lo creen asi?
Aqui un rejunte de lo mejor,quizas con esto muchos .......se callen la bocota......¬°¬°¬°¬°¬°¬°arriba la investigacion de los fenomenos anomalos!!!!!!
¬°Cuidado, cient√≠ficos! Ustedes mismos est√°n siendo estudiados... S√≠, los soci√≥logos de la ciencia investigan a esos bichos raros, que suelen aparecer despeinados, de guardapolvo, con moscas en la cabeza y un pizarr√≥n en el bolsillo por si se les ocurre alguna idea genial mientras viajan en colectivo.Pablo Kreimer cuenta en qu√© consisten las actividades de los investigadores (sus experimentos en el laboratorio, pero tambi√©n las gestiones para conseguir un subsidio, el seguimiento y la evaluaci√≥n de un becario, los preparativos para dar una conferencia), de qu√© tratan sus papelera, cu√°les son sus conflictos (¬Ņdesarrollar proyectos en sus pa√≠ses de origen o en el exterior?, ¬Ņelegir el tema que m√°s les interesa o el que les asegura resultados m√°s inmediatos y reconocimiento?), y c√≥mo es la relaci√≥n entre ciencia, tecnolog√≠a y sociedad (comparando adem√°s la condici√≥n "perif√©rica" en Am√©rica Latina con la situaci√≥n del primer mundo). Resulta verdaderamente sorprendente y necesario, tanto para los que quieran saber qu√© es esa cosa llamada ciencia como para quienes estamos del otro lado del mostrador, o del microscopio, en este caso... Finalmente, salimos bastante bien parados, ya que el autor llega a la conclusi√≥n de que el cient√≠fico tambi√©n es un ser humano, lo que no es poco



Alberto Kornblihtt (biólogo molecular, investigador del Conicet): Bueno, en primer lugar quería decir que la ciencia siempre necesita de las metáforas para poder expresarse, para expresar lo que se observa, se experimenta o se teoriza inevitablemente se usa la metáfora. Por lo tanto no es para nada revolucionario usar la ficción como un vehículo para transmitir ciencia

Hay que aclarar que en la época de Galileo el Diálogo era una fórmula muy establecida que viene desde el diálogo platónico y al que no sé si se puede llamar ficción, aunque sí es cierto que Galileo escribió una obra para que se discutiera y la pudiera leer cualquiera. De hecho, hay evidencias de que en ciertas ciudades italianas se discutía en la plaza del mercado. Y con respecto al tipo de escritura, por ejemplo, si uno toma el libro de Darwin El origen de las especies también es un libro llano, que difiere completamente del paper actual. Si uno mira las conferencias de Faraday, va a ver que absolutamente cualquiera las puede leer

Pablo Kreimer (soci√≥logo, investigador especializado en sociolog√≠a de la ciencia, Universidad Nacional de Quilmes): Yo tengo el primer problema y es que en realidad a m√≠ me sigue molestando que la Tierra no sea el centro del universo. Yo me levanto cada ma√Īana y lo que veo es que el Sol sale, aunque le√≠ muchos textos que me convencieron de que tengo que creer que es la Tierra que gira alrededor del sol. Este plano de la creencia atraviesa los distintos aspectos que est√°bamos conversando reci√©n: en primer lugar la investigaci√≥n cient√≠fica, si hubiera que verificar cada cosa que se publica no se podr√≠a hacer nada; entonces, tengo que creer. Y ese plano de la creencia construye tambi√©n lo que yo mismo voy a intentar proponer como creencia a mis semejantes: estoy construyendo creencias que tienen dos tipos de l√≠mites, pero el m√°s importante es lo que los otros est√©n dispuestos a creer. En √ļltima instancia, es un paradigma: un conjunto de creencias que los otros est√©n dispuestos a creer, aunque los otros no est√°n dispuestos a creer cualquier cosa, porque hay referentes que son externos a los sujetos humanos, a los sujetos sociales, el universo impone algunos l√≠mites a mis creencias. Y una literatura tambi√©n construye creencias, tambi√©n un escritor necesita construir un conjunto de creencias, si bien las normas que rigen el modo de producci√≥n de esa creencia son diferentes. Al producir conocimiento cient√≠fico uno est√° en relaci√≥n con otros que lo validen y para eso necesita generar un conjunto de normas que construyan esa creencia, ya que no hay certezas. La certeza √ļnica que se tiene es la de su propio fin y no es muy alentadora. Entonces digo, lo que antes era fant√°stico puede despu√©s convertirse en cient√≠fico. Hay construcci√≥n de ficciones que despu√©s cuando son aceptadas pasan a ser una creencia cient√≠fica validada por una comunidad que le otorga un car√°cter serio confiable.


Pablo Capanna (fil√≥sofo, autor del primer libro sobre ciencia ficci√≥n en habla hispana en la historia en el mundo, El sentido de la ciencia ficci√≥n, periodista, escritor de ensayos, divulgador cient√≠fico): Yo no me voy a referir a la ciencia ficci√≥n porque ya me aburre un poco. Voy a apelar un poco al otro costado de la formaci√≥n filos√≥fica que uno tiene que es fijarse en las palabras, en el sentido y en el uso de las palabras, tema del que los fil√≥sofos han abusado bastante. Hay dos palabras que circulan que todos usamos que son ‚Äúdivulgador‚ÄĚ y ‚Äúvulgarizador de la ciencia‚ÄĚ. Vienen de ‚Äúvulgo‚ÄĚ. El divulgador es una persona que est√° en una elevada plataforma de sabidur√≠a y desde all√≠ le explica al vulgo ignorante ciertas cosas que de otro modo el vulgo no alcanzar√≠a nunca. Y yo siempre me acuerdo de una frase de un c√≥mico norteamericano, el vaquero Will Roger, que dec√≠a: ‚ÄúTodos somos ignorantes, s√≥lo que en distintos temas‚ÄĚ. Todos tenemos un tema en el que m√°s o menos nos movemos y el resto ignoramos, aun el cient√≠fico activo, que domina su campo pero quiz√°s ignore otro. Entonces, m√°s que divulgador habr√≠a que llamarlo ‚Äúmediador‚ÄĚ, porque el conocimiento debe circular, y porque si uno no puede acceder a las obras, bueno, bienvenido el que nos permite hacerlo, no el que dicta una conferencia o explica en t√©rminos m√°s o menos accesibles, sino el que plantea problemas, el que pone en circulaci√≥n ideas. Por ejemplo, una figura clave en el siglo XVIII es Fontenet que escribi√≥ un libro, Sobre la pluralidad de los mundos, que caus√≥ un impacto tremendo y hasta influy√≥ en Kant. Lo mismo con el evolucionismo. Y creo que Sagan tambi√©n hizo eso hace varias d√©cadas. El papel de Sagan fue muy importante si se piensa que √©l viene despu√©s de la bomba at√≥mica, cuando aparecen todos los cr√≠ticos, que dicen ‚Äúmiren a lo que nos lleva la ciencia, nos lleva a la destrucci√≥n‚ÄĚ. Despu√©s, aparece la generaci√≥n hippie con la contracultura que cuestiona la investigaci√≥n cient√≠fica. Sagan es el hombre que viene a rescatar eso. Y a decir: ‚ÄúMire a la ciencia, tambi√©n tiene verdades que mostrar, no es solamente para destruir sino que puede abrirnos una visi√≥n c√≥smica‚ÄĚ, o sea, pone a la ciencia en circulaci√≥n y hace que la comunidad la acepte, lo cual para m√≠ es una funci√≥n primordial porque si el cient√≠fico estuviera recluido en su laboratorio y desde all√≠ disparara algunas verdades en forma de paper el g√©nero humano en su mayor√≠a nunca se enterar√≠a y pensar√≠a que eso es magia. El llamado divulgador es el que pone todo en circulaci√≥n y hace que se establezca un debate y que esas ideas influyan y que influyan hasta en las ficciones, por eso es todo un mismo circuito.

Una dificultad grande que tienen los seres humanos y entre ellos la casta de los científicos es ponerse en el lugar del otro. Lo que trata de hacer este traductor es ponerse en el lugar de otro receptor, que no es ni menos inteligente ni más ignorante. En la Argentina ha habido un desarrollo interesante de ese papel de traductor de lenguaje crítico de la ciencia al lenguaje del otro.
Yo creo que la ciencia no tiene un lenguaje críptico o por lo menos no tiene otro lenguaje más críptico que otras disciplinas, como el béisbol o la arquitectura. Lo que el divulgador debería hacer es contar, de alguna manera utilizar las mismas metáforas que los científicos utilizan entre ellos. Al fin y al cabo, los científicos no viven siempre dentro de una laboratorio, muchos ni siquiera trabajan en laboratorios: un matemático no tiene un laboratorio. La asociación del científico con el laboratorio es una asociación puramente ficcional. El divulgador es alguien que relata lo mismo que los científicos se cuentan entre ellos...
Con respecto a lo que dice Pablo Kreimer sobre los sistemas de creencias, la descripci√≥n que √©l hizo de un sistema de creencias que es aceptado le cuadra a la ciencia y le cuadra a la religi√≥n. Pasteur no convenci√≥ diciendo ‚Äúcr√©anme‚ÄĚ, sino haciendo un experimento p√ļblico. El sistema de Cop√©rnico triunf√≥ cuando hubo pruebas.



Capanna: Lo fundamental de una religi√≥n es su incuestionabilidad. Tiene un dogma y ese dogma no se puede poner en cuesti√≥n. Creo que la diferencia fundamental est√° en que justamente en la ciencia las verdades son transitorias, son puestas en cuesti√≥n y a partir de ah√≠ se van generando nuevos conocimientos. Lo que se cre√≠a hace cincuenta a√Īos es diferente de lo que se cree hoy y eso no quiere decir que aquellos que lo cre√≠an hace cincuenta a√Īos fueran idiota



Documento disponible en UNIFA web
http://www.unifaweb.com.ar

La direccion de este documento es:
http://www.unifaweb.com.ar/modules/news/article.php?storyid=349