Seres vivientes sorprendentes y ,,,extintos?

Fecha 3/4/2017 21:45:45 | Tema: Criptozoologia

Un ser viviente que nos ha causado sorpresa, porque es un animal que se supone se extingui√≥ hace unos 65 millones de a√Īos con los dinosaurios, de hecho este lo es me refiero al Pterodactilo, un Dinosaurio alado digno de la pel√≠cula de Parque Jur√°sico, pues bien existen una lista de apariciones al rededor del mundo que mencionaremos a continuaci√≥n.

‚ÄúKongamato‚ÄĚ pterod√°ctilo Africano:

La palabra "Kongamato" se dice que proviene de una palabra ind√≠gena que significa "rompedor de botes." Incluso aunque algunas personas creen que es un animal ficticio del mito, algunos criptozo√≥logos creencia Kongamato es un "pterod√°ctilo", es decir un pterosaurio, aunque se hace muy dif√≠cil pensar que un animal que se extingui√≥ hace unos 65 millones de a√Īos, sigue vivo. Pero tenemos una serie de testimonios, y heridas a victimas muy interesantes.
Avistamientos:

*En 1923, Frank Melland el autor del libro ‚ÄúWitchbound Africa‚ÄĚ, describe una vida peligrosa en las laderas de ciertos r√≠os, donde los pescadores dicen que sus peque√Īos botes son atacados por la criatura, la cual se lanza contra cualquiera que entre en su territorio. Las descripciones var√≠an diciendo que sus alas miden de 1 a 2 metros. Los miembros de la tribu Kaonde lo identificaron en las im√°genes de un pterod√°ctilo que Frank les mostr√≥.

*El ingeniero J.P.F Brown supuestamente vio la criatura en 1956, en el Fuerte Rosebery, cerca del lago Bangweulu en Rhodesia del norte, territorio que ahora es Zambia. El constructor dijo que eran dos criaturas que volaban despacio y silenciosamente por encima de ellos. A primera vista la criatura parecía prehistórica y sus alas median 1 metro y la longitud desde el pico a la cola era casi 2 metros, su cola era bastante delgada y su cabeza era similar al hocico largo de un perro.

*El a√Īo siguiente en el hospital del Fuerte Rosebery un paciente fue internado con una herida severa en el pecho. La v√≠ctima dijo que un p√°jaro gigante lo atac√≥ en el pantano de Bangweulu, tras dibujar la criatura, la imagen era similar a la de un pterosaurio. Cient√≠ficos brit√°nicos obtuvieron la misma escalofriante reacci√≥n de los nativos cuando les muestran im√°genes de un pterosaurio al que identificaron como un Kongomato.

*Un corresponsal brit√°nico, G. Ward Price, viaj√≥ junto con el futuro Duque de Windsor a Rhodesia en 1925. All√≠ escuch√≥ la historia de un sirviente sobre un hombre que fue herido por una criatura cuando entr√≥ al temido pantano en Rhodesia, lugar que se dec√≠a era un nido de demonios. Cuando el hombre regres√≥ ten√≠a una gran herida en el pecho y coment√≥ como una extra√Īa y gigante ave lo atac√≥ con su largo pico. Price le mostr√≥ una imagen de un pterosaurio al sirviente, este grit√≥ aterrorizado y huy√≥ de la casa.

*El Coronel C.R.S. Pitman en 1942 siguió las historias que los nativos contaban sobre una gigante criatura voladora similar a un murciélago pájaro que vivía en el pantano al norte de Rhodesia. Rastros de la criatura eran dejados por su larga cola que arrastraba por el suelo. Estos reportes no estaban limitados solo a Zambia, también habían avistamientos en el monte Kilimanjaro y el monte de Kenia.

*Dr. JLB Smith (famoso por su investigaci√≥n sobre el f√≥sil viviente, el celacanto) escribi√≥ en su libro de 1956 Antiguo Fourlegs sobre dragones voladores que vivieron cerca del monte Kilimanjaro, Tanzania. "... Un hombre hab√≠a visto una criatura de cerca de vuelo por la noche. Yo no y no disputa por lo menos la posibilidad de que alguna criatura en cuesti√≥n puede existir." (Smith, JLB, Antigua Fourlegs, 1956, pp 108-109.) En efecto, un guardabosque llamado A. Blaney Percival estacionados en Kenya se√Īal√≥ que una enorme criatura cuyas huellas s√≥lo revel√≥ dos pies y una cola pesada fue cre√≠da por la Wakamba Kitui nativos para volar hasta el suelo del monte Kenya todas las noches (Shuker, Karl, En busca de la Prehistoria y sobrevivientes, 1995, p. 49.). En Kenia, la criatura se llama "Batamzinga".

*Un relato muy cre√≠ble fue descrito en 1956 por el ingeniero JPF Brown, cerca del lago Bangweulu, Zambia y reportado en el 02 de abril 1957 Rhodesia Herald. Brown estaba conduciendo de vuelta a Salisbury de una visita a Kasenga en el Zaire. Se detuvo en un lugar llamado Fort Rosebery, justo al oeste del lago Bangweulu para obtener su cantimplora del tronco. Fue alrededor de las 6:00 pm cuando vio a dos criaturas que vuelan lentamente y en silencio directamente sobre la cabeza. Observ√≥ que parec√≠an prehist√≥ricos, con una cola larga y estrecha cabeza. Se estima una envergadura de alrededor de 12 pies. Uno de ellos abri√≥ su boca en la que vio un gran n√ļmero de dientes puntiagudos.

*En 1988 el profesor Roy Mackal guió una expedición a Namibia donde se habían dado reportes de una criatura con grandes alas. Este animal se deslizaba por el aire. Usualmente se lo veía en el atardecer sobrevolando riscos, sin embargo la expedición no logró conseguir evidencias, pero James Kosi un miembro del equipo dijo ver la criatura volando lejos. Describiéndolo como un parapente gigante con marcas blancas y negras.

*Tal vez el reporte m√°s impactante es de exploradores blancos que trabajaban para el Museo Brit√°nico en la expedici√≥n de Percy Sladen desde 1932 a 1933. Este grupo profundiz√≥ en el oeste de √Āfrica, liderados por Ivan T. Sanderson un reconocido escritor y zo√≥logo. Mientras visitaban las monta√Īas Assumbo en Camer√ļn acamparon cerca de un valle en las laderas de un rio. El grupo estaba cazando cuando Sanderson le dispar√≥ a un gran murci√©lago comedor de frutas, mientras se acercaba a ver su presa, perdi√≥ el equilibrio y cay√≥ al r√≠o. Al recuperarse escuch√≥ un grito de advertencia de su compa√Īero y vio una figura negra del tama√Īo de un √°guila que se abalanz√≥ sobre √©l. Sanderson logr√≥ ver el rostro del animal, su mand√≠bula inferior estaba abierta y ten√≠a un semic√≠rculo de puntiagudos dientes blancos que estaban separados. Sanderson emergi√≥ del agua y la criatura no estaba, su compa√Īero George se mov√≠a en la otra direcci√≥n disparando su segundo cartucho. Tras llegar empapado a tierra, muchos se preguntaban si la criatura volver√≠a, y cuando estaba oscureciendo regres√≥ precipit√°ndose de nuevo rio abajo. Sus dientes sonaban y en el aire se escuchaba un siseo mientras una criatura negra con alas de Dr√°cula volaba por una hendidura en el valle. Los exploradores no estaban preparados, el arma de Sanderson estaba vac√≠a y la bestia atac√≥ directamente a George quien le esquiv√≥, el animal vol√≥ encima de √©l y desapareci√≥ en la noche. De vuelta al campamento Sanderson pregunt√≥ a los nativos que hab√≠a visto, ellos respondieron ‚ÄúOlitiau‚ÄĚ y le preguntaron donde hab√≠a visto a la criatura. Sanderson se√Īal√≥ al r√≠o y los nativos agarraron sus armas y huyeron en la otra direcci√≥n dejando el resto de sus posesiones.

desde UNIFA informa

Ing. Adolfo gandin Ocampo


Imagen Original
Imagen Original

El reporte m√°s moderno en la zona africana corresponde a la siguiente narraci√≥n ‚ÄúFue en una ma√Īana, justo despu√©s de haber terminado el desayuno, sobre las 10.00, de finales de abril / principios de mayo de 2011, Yo estaba sentado en el jard√≠n cuando vi un gran delta p√°jaro, moviendo sus alas muy, muy lentamente, muy parecido a como vemos las rapaces o √°guilas hacer cuando dan vueltas en el aire haciendo un barrido de la tierra para ver la presa. Prest√© atenci√≥n a las alas, ya que permitir√≠a la identificaci√≥n, pero este p√°jaro no ten√≠a ninguna pluma, al menos no las plumas primarias propagaci√≥n (como √°guilas a menudo muestran). Se ve√≠a m√°s como un gran murci√©lago "El largo de alas era casi el doble de la distancia del pico a la punta final de su cola. No puedo recordar los detalles de la cola, pero vio que ten√≠a dos patas y una cola m√°s larga de aspecto extra√Īo" El testigo estim√≥ que la envergadura, era similar a los aviones de poca envergadura de "5-7 metros."
*Una noche en 1988 (en Sud√°n, √Āfrica) un chico escucho algo caminar sobre el techo la caba√Īa de adobe. Iluminado por la luz del patio, se sent√≥ en el borde de la azotea, y vio a la criatura sobre el techo de otra caba√Īa parec√≠a ser de cuatro a cinco pies de altura y sin plumas, un huso largo pegado a la parte trasera de su cabeza, y su larga cola de alguna manera se parec√≠a a la de un le√≥n.
"El Ropen" Pap√ļa Nueva Guinea

La palabra ‚Äúropen‚ÄĚ se refiere a una gran criatura nocturna. Para muchos, sobretodo nativos es un animal real, tambi√©n recibe otros nombres, una criatura llamada "Duah" que se dice que es otro tipo de ropen , pero la palabra correcta a la hora de buscar ropen es en realidad "duwas," y es s√≥lo otro nombre, en un idioma diferente, para denominar a la misma criatura. La caracter√≠stica m√°s representativa del ropen no es solo que sea un pterod√°ctilo, sino que se distingue de la mayor√≠a de casos de otras zonas geograficas, porque tiene la caracter√≠stica de la bioluminiscencia. El ropen lo ubicar√≠amos principalmente en Papua Nueva Guinea.

*Duane Hodgkinson estaba estacionado al noroeste de Lae, cerca Finschaven, Papua Nueva Guinea, como parte de la caballer√≠a del Ej√©rcito en 1944 Cerca del mediod√≠a un d√≠a de agosto que estaba caminando por un sendero a trav√©s de un claro en el bosque, cuando fue sorprendido por un ruido en la maleza. Mientras observaba un gran p√°jaro-como criatura pesadamente se levant√≥ del suelo, rode√≥ y se fue volando. Hodgkinson, un piloto, estima el ala-palmo a ser de unos 20 pies. √Čl recuerda claramente la coloraci√≥n gris oscuro, largo cuello de serpiente, pico y cresta distintiva cabeza. Descrito como una criatura nocturna, la Ropen posee dos alas de cuero como un murci√©lago, una cola larga con una brida en el extremo, un pico lleno de dientes y garras afiladas.

* Una carta náutica intrigante de fecha 1595 advierte marineros que tengan cuidado con una variedad de "monstruos marinos". Representa dos criaturas voladoras con un largo cuello, una cabeza con cresta alargada, alas acanaladas y cola como la de un delfín, volando por encima de las islas de
Nueva Guinea.

*El joven se encontraba tranquilamente sentado a la sombra de un gran √°rbol mientras grababa unas figuras de animales en un trozo de madera. Vigilaba las ovejas de su padre, due√Īo de una granja en Keetmanshoop, Namibia, porque hac√≠a d√≠as que los pastores nativos se negaban a llevar a pastar al ganado aduciendo una serie de incre√≠bles historias sobre una extra√Īa serpiente voladora que se pod√≠a ver en la zona. ¬°Cuentos de gente sencilla y supersticiosa!, pens√≥ el joven, lo mismo que el resto de los colonos blancos. Pero lo incre√≠ble tom√≥ forma cuando vio que no muy lejos, en lo alto de una colina, hab√≠a algo que se lanzaba hacia √©l volando a gran velocidad. ¬°Era una enorme serpiente alada! La bestia tom√≥ tierra levantando una gran polvareda y esparciendo un olor a lat√≥n sucio. Esto fue lo √ļltimo que record√≥ el joven antes de desfallecer y perder el sentido.

El grupo de rescate que parti√≥ en su b√ļsqueda lo encontr√≥ inconsciente, y durante tres d√≠as permaneci√≥ en estado de shock, sin poder articular una palabra inteligible. El extra√Īo suceso fue investigado por la polic√≠a, y alguno de los agentes dijo haber llegado a ver a esa enorme bestia voladora mientras desaparec√≠a por una grieta de la monta√Īa. All√≠ lanzaron un cartucho de dinamita. Despu√©s del estruendo los polic√≠as aseguraron haber sentido un gemido profundo, que fue seguido del silencio.

* Carl E. Baugh de la Evidencia Creation Museum realiz√≥ una expedici√≥n a Manus (Se cree que un pterosaurio m√°s peque√Īo para habitar las cuevas que salpican las islas de Rambunzo en el archipi√©lago de Bismarck. Los informes parecen encajar la presunta extinta Rhamphorhynchus, un pterosaurio con una envergadura de 3 a 4 pies, M√°s parecido al Kongomato, a diferencia del ropen que es mucho mas grande 15 a 20 pies). Con misionero Jim Blume, observ√≥ una de las criaturas a trav√©s de un visor nocturno monocular y tom√≥ una foto de una impresi√≥n extra√Īa en la arena de la ma√Īana siguiente. En 1987, Tyson Hughes, un misionero Ingl√©s, comenz√≥ un contrato de 18 meses para ayudar a la gente de las tribus de la isla de Ceram Molucas, Indonesia para desarrollar parques eficientes. Tyson escuch√≥ historias acerca de una criatura terror√≠fica llamada Orang-bati ("hombres con alas") que posee enormes alas de cuero como un murci√©lago y viven en las cuevas del Monte Kairatu, un volc√°n extinguido situado en el centro de la isla. Historias de la gente de la zona, hablan de un drag√≥n volador cuyo perfil iluminado se pod√≠a ver en el cielo nocturno.

* En octubre de 2004, Genesis Park personal realiz√≥ un viaje de tres semanas a la remota isla Siassi frente a la costa occidental de Papua Nueva Guinea, un poco al sur del grupo de islas Manus. El objetivo era ir de excursi√≥n en las monta√Īas del interior de Siassi para el seguimiento de los informes intrigantes recibidos de las comunidades costeras en el sur de la isla. Se llevaron a cabo decenas de entrevistas y la credibilidad de los testigos fue probado cuidadosamente por el uso de perfiles en blanco y negro. Despu√©s de cotejar cuidadosamente las docenas de entrevistas, un dibujo compuesto de m√°s probables caracter√≠sticas que posee el Ropen fue montado. Se hizo una especie de retrato robot de la criatura, parece asemejarse al pterosaurio Dimorphodon, con la adici√≥n de una cresta cabeza y golpes d√©rmicos. Sin embargo, se dice que el animal tiene una envergadura 15-20 pies y presenta un brillo bioluminiscente.

*El 27 de octubre de 2004 un gran resplandor amarillento de aproximadamente 20 a 25% se observ√≥ el tama√Īo de la luna llena a volar detr√°s de uno de los picos volc√°nicos. La luz no dejaba rastro y que brillaron en los bordes. Todo el avistamiento dur√≥ s√≥lo unos segundos, como la luz cruz√≥ el horizonte y detr√°s de Mt. Tolou.

*A finales de 2006, Paul Naci√≥n, de Texas, explor√≥ una remota zona monta√Īosa en la parte continental de Papua Nueva Guinea. As√≠, grab√≥ dos luces que los nativos llaman "indava." Naci√≥n cree que las luces eran de la bioluminiscencia de criaturas similares a la ropen de Umboi Island. El video fue analizado por un f√≠sico de defensa de misiles que inform√≥ de que las dos luces en el video no eran de ning√ļn incendio, meteoros, aviones o artefactos de c√°mara. Tambi√©n inform√≥ de que la imagen de las dos luces era aut√©ntica y no fue manipulado o enga√Īado.

*En 2007, el investigador cr√≠ptico Joshua Gates, fue a Papua Nueva Guinea en busca de la Ropen para su programa de televisi√≥n Destination Truth. √Čl y su equipo tambi√©n fue testigo de extra√Īas luces en la noche y no pod√≠an confirmar lo que eran.

*En 2009, el programa de televisión Monsterquest llevó a cabo una expedición en busca del " demonio volador ", pero no encontró ninguna evidencia de la criatura. Más tarde, tuvieron un analista de video forense examine el video Paul Nación. El analista no pudo concluir definitivamente lo que estaba causando las luces, pero descartó vehículos y fogatas creyendo que el material era de un par de criaturas bioluminiscentes encaramados en un árbol que luego tomar vuelo.

Avistamientos Europeos

Imagen Original

*El pterod√°ctilo franc√©s ‚Äď vamos a usar ese t√©rmino en lugar del m√°s general ‚Äúpterosaurio‚ÄĚ que se aplica hoy en d√≠a ‚Äď era, en palabras del Illustrated London News del 9 de febrero de 1856, un ‚Äúdescubrimiento de la mayor importancia cient√≠fica‚ÄĚ. Este juicio de valor no impidi√≥ que el informe fuera relegado a un rinc√≥n oscuro del semanario en el que podr√≠a f√°cilmente haberse perdido. Aquellos que no se lo perdieron supieron lo siguiente.

Trabajadores involucrados en el corte de un t√ļnel ferroviario a trav√©s de las rocas Li√°sicas en Culmont, Haute Marne, estaban separando un enorme bloque de piedra cuando ‚Äúde pronto de una cavidad vieron aparecer un ser vivo de forma monstruosa. En la penumbra del t√ļnel algo monstruoso se precipit√≥ hasta ellos saliendo de un gran bloque de caliza jurasica que acababan de romper. Agitaba las alas, graznaba y muri√≥ a sus pies.

El animal, que medía 3.25 metros de envergadura, tenía cuatro patas unidas por una membrana al igual que los murcielagos. Tenía largas garras y un gran pico de agudos dientes. Su piel era como cuero negro, grueso y grasiento.

En la cercana localidad de Gray el animal fue rapidamente identificado como un Pterod√°ctilo perteneciente al g√©nero Pterodactylus anas, por un estudiante de Paleontolog√≠a. El estrato rocoso en el que se encontraba coincidia con la fecha en la que vivieron los pterod√°ctilos, y resulta que el pedazo de piedra caliza en el que el animal hab√≠a estado encerrado por millones de a√Īos ten√≠a una cavidad que era un molde exacto de su cuerpo.

pterod√°ctilo sobrevolando barcelona:

*Extra√Īa y gigantesca ave sobre el barrio de Les Corts (Barcelona) , la noche del 28 de mayo de 1990, algunos vecinos del barrio de Les Corts se despertaron ante los insoportables ‚Äúgraznidos‚ÄĚ de un ave, no era un ave cualquiera, ‚Äúnuestro estupor fue inmenso al salir al balc√≥n y ver una silueta negra de una ave de grandes dimensiones. Quiz√° deber√≠a medir entre 3 o 5 metros, y no exagero‚ÄĚ Pere Carb√≥. Numerosos fueron los vecinos que lo vieron, y numerosos tambi√©n los comentarios al d√≠a siguiente. En otros barrios vieron la gigantesca ave. El avistamiento de Pere Carb√≥ desato una repercusi√≥n impresionante, ya que los avistamientos no paraban de sucederse, llego al grado de leyenda urbana, a bola meiatica se hizo tan grande que personajes famosos, hablaban y bromeaban sobre el tema, con tanto avistamiento y broma se difumino la realidad de lo que realmente sucedi√≥, al no poder confirmar cuales eran los avistamientos reales, el tama√Īo del ave variaba entre los 3-5 metros hasta los 10-15 y las especulaciones pasaron por palomas mutadas, gallin√°ceos radioactivos, pterod√°ctilos, aves mitol√≥gicas o misteriosos aparatos mec√°nicos.
Imagen Original

Avistamientos en Norteamérica
Casos Norteamérica:

* Durante el transcurso de la guerra de Secesi√≥n norteamericana, que tuvo lugar entre los a√Īos 1861 y 1865. los ca√Īones del ej√©rcito destruyeron otra roca antiqu√≠sima, similar a la del evento franc√©s, y nuevamente para su sorpresa desde dentro de la misma sali√≥ volando un pterod√°ctilo, el cual tambi√©n fue derribado a balazos, esta situaci√≥n se produjo en tres ocasiones diferentes, siendo en todos los casos muerto el animal por los soldados.

*En mayo de 1961, un ejecutivo que volaba en avioneta sobre el valle del río Hudson vio a su lado a un pájaro enorme que apenas si movía las alas. Dijo que era un "enorme pájaro, mayor que un águila... se parecía a un pterodáctilo de los tiempos prehistóricos".

*A comienzos de los a√Īos sesenta, una pareja que circulaba de noche en autom√≥vil por el bosque de Trinity, en California, vio algo que identificaron primero como una avioneta en apuros, pero luego se dieron cuenta que deb√≠a tratarse de un p√°jaro. Volaba a la altura de las copas de los √°rboles y parec√≠a tener una envergadura de unos 4 metros. La pareja no pudo distinguir ning√ļn detalle, puesto que s√≥lo vieron la silueta del "p√°jaro" cuando cruz√≥ la carretera por delante suyo, hacia una cueva situada en un estrecho desfiladero. Decidieron que se parec√≠a a un pterod√°ctilo.

*A principios de 1976 comenzaron a registrarse informaciones procedentes de Texas acerca de criaturas parecidas a p√°jaros misteriosos o a reptiles voladores prehist√≥ricos. La primera observaci√≥n se produjo el 1 de enero, en Harlingen, siendo sus protagonistas Jackie Davis (14 a√Īos) y Tracey Lawson (11 a√Īos). Vieron un "p√°jaro" de 1,5 metros de alto, con unas "espaldas" de 90 cent√≠metros de anchura. Era de color negro, con grandes ojos de color rojo oscuro; la cabeza era calva, y la cara semejaba la de un gorila, con un pico de 15 cent√≠metros de longitud. Al d√≠a siguiente sus padres fueron a investigar y encontraron cinco huellas (cada una con tres dedos) de 20 cent√≠metros de anchura y 4 de profundidad. Ni un hombre de 77 kg de peso hubiera podido dejar huellas tan profundas en aquel duro terreno.

Una semana después, el 7 de enero, Alvérico Guajardo vio probablemente al mismo pájaro. Había salido al exterior de su "roulotte" para investigar, puesto que algo había chocado con su remolque. Esto sucedía en la ciudad de Brownsville. Encendió las luces de su caravana, que iluminaron "algo procedente de otro planeta". La criatura, de 1,2 metros de largo, miró fijamente con sus ojos llameantes y colorados al aterrorizado hombre. Guajardo pudo distinguir plumas negras, un pico de unos 60 u 80 centímetros de largo y las alas como de murciélago. Se alejó de las luces al tiempo que emitía un horrible chillido. Guajardo se refugió finalmente en casa de un vecino.

*La experiencia de Armando Grimaldo fue la m√°s terror√≠fica de todas las que se vivieron en el estado en relaci√≥n con esta criatura. Fue atacado por el "p√°jaro" la tarde del 14 de enero, cuando se encontraba en el huerto de su suegra, en Raymondville. Mientras miraba a su alrededor en busca de algo que emit√≠a un ruido parecido al batido de las alas de un murci√©lago, y un "silbido muy curioso", fue atacado desde arriba por "un ser con grandes garras". Mientras escapaba mir√≥ hacia atr√°s, y vio un "p√°jaro" del tama√Īo de un hombre, con una envergadura de 3 a 3,5 metros. Ten√≠a cara de murci√©lago o de asno, grandes ojos rojos, piel oscura sin plumaje, y no ten√≠a pico.

*Libby y Deany Ford dijeron que el gran p√°jaro negro con cara de murci√©lago que vieron cerca de Brownsville era un pteranodon (un tipo de pterod√°ctilo). El 24 de febrero, tres profesores de bachillerato que viajaban en coche por las cercan√≠as de San Antonio tambi√©n vieron un p√°jaro que identificaron como un pteranodon. Cuando plane√≥ sobre sus coches, su sombra cubri√≥ la carretera. Estimaron que tendr√≠a una envergadura de 4,5 a 6 metros. La se√Īora Patricia Bryant dijo que era tan grande como una avioneta Piper Cub y que "pod√≠a ver el esqueleto de este p√°jaro a trav√©s de su piel, plumas o lo que fuese". David Rendon coment√≥ que el "p√°jaro", m√°s que volar, planeaba y que ten√≠a unas enormes y robustas alas parecidas a las de un murci√©lago.

casos en Alaska
Imagen Original

*John Bouker, un piloto veterano del 22 a√Īos del Alaska Bush, pens√≥ que se hab√≠a vuelto loco. Mientra se dirig√≠a hacia Manokotak el 15 de octubre de 2002, √©l y sus pasajeros pensaron que ellos de alguna forma hab√≠an volado en una escena de Jurrassic Park. No lejos de la banda de estribor de su avi√≥n una gigantesca criatura alada. El piloto asombrado y sus pasajeros todos at√≥nitos consiguieron echar un buen vistazo a la cosa. Al comparar las notas sobre el avistamiento, todos estaban de acuerdo en que la criatura parec√≠a firmemente a las ilustraciones en libros sobre dinosaurios y otros animales extintos. Algunos ornit√≥logos sugirieron que lo que el piloto vio fue un √°guila grande, pero Bouker insiste en que no es lo que era, "tienen que darse cuenta de que la cosa que vi lo confund√≠ con otra Cessna viniendo hacia m√≠. Esto fue grande, grande, grande. He visto tal vez 100.000 √°guila, y s√© que esto era mucho m√°s grande que una envergadura con alas de 8 pies (2.5 metros). No desear√≠as tener a sus hijos saliendo con este chico alrededor,"el fue citado como √©l dijo en el Telegraph.

Un testigo en el suelo también vio a la criatura. Dijo a los medios de noticias que definitivamente no era un pájaro. Describió al animal como algo parecido a un prehistórico pterodáctilo.

El bi√≥logo Phil Schemf del servicio de pesca y vida silvestre en Anchorage en Alaska dijo al Telegraph que noticias del avistamiento le hab√≠an llegado. "Por lo que sabemos", dijo al diario, "nada con una envergadura con alas de 14 pies (4.2 metros) ha estado vivo durante m√°s o menos los √ļltimos 100.000 a√Īos".

Caso Centroamérica:


*un estudiante de ingenieria en sistemas, del instituto tecnol√≥gico de minatitlan, en la ciudad de Minatitlan Veracruz, de nombre Jes√ļs, relataba la el avistamiento.

‚Äúyo les quiero contar una experiencia que viv√≠ el d√≠a martes 09 de enero del 2007 (hoy) y que en realidad me pareci√≥ muy extra√Īa resulta que aproximadamente a la 1 de la tarde me percate de la presencia de una extra√Īa "ave" que pasaba volando sobre esta instituci√≥n a una altura media y me pareci√≥ muy rara ya que ten√≠a las alas como las un murci√©lago y era completamente negro, y al parecer su cola m√°s que cola parec√≠an sus patas y su tama√Īo de sus alas no eran mayores a 3 metros pero si m√°s de 2 comparado con otras aves que estaban pr√≥ximas (zopilotes) , y obviamente no se trataba de un murci√©lago ya que no crecen tan grandes... ‚Äúacababa su relato incitando a todo aquel que hubiera visto lo que √©l, a que lo expusiera por muy imposible que parezca.
Casos Suramérica:

*El cerro Autana, est√° situado en una de los lugares m√°s remotos del planeta, en medio de la selva amaz√≥nica venezolana, cerca de un afluente del gran rio Orinoco. La monta√Īa se alza solemne anta la visi√≥n de sus vecinos los indios piaroas, para este pueblo el Autana es sagrado pue lo consideran ‚Äúel √°rbol sagrado‚ÄĚ, adem√°s de la bonita historia del √°rbol sagrado, el Autana est√° atravesada por una red de cuevas √ļnicas en l mundo, adem√°s ya exist√≠a antes de que se extinguieran los reptiles voladores. Las leyendas de los indios piaroas cuentan que la cueva de Autana sirve de refugio para el ‚ÄúMaripa-den‚ÄĚ, un grar ser alado que por las descripciones de los ind√≠genas, se asemeja a una especie de pterod√°ctilo que habr√≠a sobrevivido a la extinci√≥n de los dinosaurios. En 1961, el explorador Carias, recogi√≥ entre los ind√≠genas pemones del rio kar√ļn relatos sobre el voraz apetito del Maripa-den, que no duda en alimentarse de seres humanos.

La leyenda cuenta: ‚ÄúEste ser era muy parecido a los murci√©lagos, y al igual que ellos, tambi√©n volaba durante la noche, por lo que nadie hab√≠a podido ver su aspecto. Un d√≠a, el capit√°n del poblado decidi√≥ liberarse del acoso al que este Maripa-den los hab√≠a sometido permanentemente, y le pidi√≥ a una viejita moribunda que los ayudara a salvarse. Para ello hizo que le amarraran a una de las piernas de la se√Īora un pedazo de madera con brasas, y una noche la colocaron sobre la playa del r√≠o para atraer a Maripa-den. Cuando estaba muy oscuro √©ste lleg√≥ volando, puntual como siempre, y se llev√≥ a la mujer, que se fue dando gritos por el aire. Pero todos ten√≠an mucho miedo y nadie intent√≥ salvarla, y como siempre, tampoco pudieron ver hacia d√≥nde se dirig√≠a aquel misterioso mensajero de la muerte. Pero m√°s tarde Maripa-den comenz√≥ a remontarse por el aire, y cuando la brisa aviv√≥ el tiz√≥n, entonces todos pudieron ver cu√°l era el camino que acostumbraba a realizar aquel monstruo que daba vueltas por el cielo para despistarlos. Un poco antes del amanecer vieron c√≥mo la luz de la antorcha se dirigi√≥ hacia el Guaiquinima-tepui, donde hab√≠a una cueva que se abre en la pared que hay en el flanco suroeste de la meseta que ahora se conoce como Maripa-tepui. Ese mismo d√≠a los ind√≠genas subieron hasta la cueva para terminar con aquella amenaza, y aprovecharon para flechar a Maripa-den cuando se estaba meciendo en su chinchorrito. Parec√≠a como un gran murci√©lago, y aunque qued√≥ mal herido por las flechas pudo escaparse por la parte de atr√°s de la cueva [habr√° que investigar si en verdad hay otra salida], no sin antes recomendarle a su esposa y a sus hijos que desde ese d√≠a en adelante abandonaran la costumbre de comerse a los hombres. Despu√©s ‚Äďcontinu√≥ el informante‚Äď este Maripa-den despleg√≥ sus alas membranosas y se fue volando hacia el oeste, por donde defec√≥ desde el aire y despu√©s se desplom√≥ muerto sobre un r√≠o por donde ahora viven los ind√≠genas Ma√Īongong‚ÄĚ


Imagen Original

Un interesante art√≠culo aparecido en la revista cient√≠fica The Zoologist en su n√ļmero de julio de 1868 describ√≠a lo que su autor vio a comienzos del mismo a√Īo en Copiap√≥ (Atacama, Chile):

¬ęAyer, hacia las cinco de la tarde, cuando ya hab√≠an finalizado los trabajos del d√≠a en esta mina y todos los trabajadores se hallaban reunidos esperando la cena, vimos aparecer por el cielo un p√°jaro gigantesco; al principio cre√≠mos que se trataba de una de las nubes que en aquel momento oscurec√≠an la atm√≥sfera, suponiendo que el viento la hab√≠a separado del resto.

Su rumbo era en direcci√≥n noroeste-sudeste, y su vuelo r√°pido y rectil√≠neo. Como pas√≥ a poca distancia de nuestras cabezas, pudimos apreciar la extra√Īa estructura de su cuerpo. Sus inmensas alas estaban recubiertas por un plumaje gris√°ceo; la monstruosa cabeza parec√≠a la de una langosta, y sus grandes ojos abiertos brillaban como tizones; parec√≠a estar recubierta por algo parecido al grueso y r√≠gido pelaje de un jabal√≠, mientras que en su cuerpo, alargado como el de una serpiente, s√≥lo pudimos apreciar escamas brillantes, que originaban un sonido met√°lico cuando el extra√Īo animal giraba el cuerpo durante el vuelo.¬Ľ

*Se han reportado otros avistamientos de pterod√°ctilo por testigo en aviones. Un encuentro informado por David Hatcher Childress involucrado un aeroplano que por poco colisiona en pleno vuelo con un inmenso pterod√°ctilo durante el a√Īo de 1992 sobre una regi√≥n monta√Īosa de la selva brasile√Īa poco explorada. El incidente asombroso fue cubierto por un semanal de noticias llamado People.

Childress escribe: "un antrop√≥logo de EE.UU. llamado Dr. George Biles estaba supuestamente a bordo del avi√≥n de veinticuatro pasajeros y fue citado diciendo," se trata de un caso cl√°sico de pterod√°ctilo blanco con una envergadura de alas gigante. Por supuesto, he escuchado los rumores desde hace muchos a√Īos que estas criaturas prehist√≥ricas todav√≠a vagaban por el Amazonas. Pero yo estaba esc√©ptico como todos los dem√°s. Pero eso no era un avi√≥n o un OVNI volando junto a nosotros. Era un pterod√°ctilo.'

"El relato de People dice que el pterodáctilo volaba junto con el avión mientras se estaba preparando para aterrizar y que el piloto se desvió lejos para evitar chocar con el 'pájaro gigante'. Una azafata llamada Maya Cabon es citada diciendo, 'Allí estaba este monstruo gigante volando derecho junto al aeroplano. Estaba sólo a unos metros de la ventana- y parecía que me estaba mirando directamente. Pensé que íbamos a morir."

Caso en china:

*Una historia fascinante a lo largo de estas líneas es contada por el Equipo de investigación de Criptozoología. Un sacerdote ruso relata el avistamiento de un terodáctilo: "aquí esta un reporte interesante, lo que indica que los terodáctilo pueden haber sobrevivido en China en épocas relativamente recientes. A finales del siglo 19, un Santo ortodoxo ruso llamado Saint Barsanuphius que recidia en Manchuria un pastor de los soldados rusos durante la guerra ruso-japonesa.

"Se me ocurri√≥ escuchar a los soldados que estaban en los puestos en la estaci√≥n de Hantanza, cuarenta millas de Mullin, hace dos a√Īos, a menudo vieron un enorme drag√≥n alado colarse en una de las cuevas de la monta√Īa. Les aterroriz√≥, y nuevamente se ocultaron en las profundidades de la cueva. No lo han visto desde ese momento, pero esto demuestra que los cuentos de los chinos y japoneses sobre la existencia de los dragones no son todas fantas√≠as o f√°bulas, a pesar de que los los naturalistas ilustrados niegan la existencia de estos monstruos. Pero despu√©s de todo nada se puede negar, simplemente porque no est√° a la altura de nuestra comprensi√≥n."

Imagen Original

Imagen Original



Documento disponible en UNIFA web
http://www.unifaweb.com.ar

La direccion de este documento es:
http://www.unifaweb.com.ar/modules/news/article.php?storyid=3261