La Argentina y los Ovnis

Fecha 20/6/2014 13:36:14 | Tema: UNIFA Argentina

A trav√©s de los a√Īos, una inc√≥gnita ha suscitado el inter√©s, tanto del hombre abocado a la ciencia como al personaje corriente de la calle que se detiene ante la curiosidad que causa lo ignoto en su mente, y ese apasionante misterio ha perdurado con el tiempo, a pesar de los numerosos embates recibidos por quienes prefieren negarlo a priori. Al verse frente al fen√≥meno que no se ajusta a sus convicciones. En este caso, nos estamos refiriendo a los Ovni. En busca de una explicaci√≥n convincente que respondiera a todas las denuncias recibidas, la USAF (Fuerza A√©rea Norteamericana), dio el primer paso para la iniciaci√≥n de una investigaci√≥n con control cient√≠fico y mente clara. Pero esta actitud fue diluy√©ndose por causa de una injustificada indiferencia de quienes se aferraban a una inadmisible negativa............

Informa desde UNIFA
Ing. Adolfo Gandin Ocampo

Imagen Original
Sin embargo, en muchos aspectos contrariamente a lo realizado por los EE.UU., la Rep√ļblica Argentina ha sabido canalizar un exhaustivo y serio estudio sobre esta inquietante tem√°tica, aunque vale la pena reconocer que la iniciativa de las comisiones destinadas para su tratado, no han tenido el suficiente apoyo por parte de las altas autoridades.
De acuerdo a las declaraciones de prensa vertidas en mayo de 1962 por el Jefe de Informaciones de la Base Naval Puerto Belgrano, Capit√°n de Corbeta Luis Sanchez Moreno, la Marina de Guerra mantiene constante preocupaci√≥n por estas manifestaciones a√©reas desde el a√Īo 1952.
Por otra parte, en 1962 se constituyo un grupo de trabajo integrado por los capitanes Constantino Nu√Īez y Omar R. Pagani, conjuntamente con el escritor Eduardo Azcuy, quienes han trabajado durante largo tiempo con la colaboraci√≥n de t√©cnicos de distintas especialidades cient√≠ficas. Sin duda, la Armada Nacional posee uno de los archivos mas destacados del mundo, integrado por las denuncias que conforman el mayor cuerpo de antecedentes disponibles en el pa√≠s.
Si bien se mantienen en carácter de reservado, nos alienta la idea de que se hallan en manos entusiastas y responsables, siguiendo una política de buenas intenciones.
Pero ese silencio mantenido durante mas de una década se interrumpió el 5 de julio de 1965, cuando la Marina de Guerra expide un comunicado oficial que da cuenta de la aparición de un Ovni en varios destacamentos navales de la Antártida Argentina, registrándose al mismo tiempo alteraciones en un magnetovariometro. En tal circunstancia, el Observatorio Nacional de La Plata, emitió un comunicado informando que lo que en realidad se había observado era el satélite artificial ECO II.
Las autoridades de la Marina no aceptaron la polémica, pero en conversaciones posteriores que mantuvieron con el Jefe del Departamento de Astrometria del Observatorio Nacional de La Plata, el Dr. Icszigshon, se suministraron más detalles y el científico termino reconociendo su precipitada equivocación.
Una vez mas la Marina de Guerra reafirmaba su confianza en la existencia de los Ovni.
En 1967, la comisi√≥n encara un plan, a fin de dar conciencia publica acerca de la trascendencia del fen√≥meno. Pero en septiembre de ese mismo a√Īo, dicha labor se ve finalizada abruptamente y el grupo de trabajo retorna al silencio. Fue precisamente cuando la revista "Panorama" de Buenos Aires, realiza un amplio informe sobre el problema y recoge las conclusiones arribadas por la comisi√≥n, en la cual se afirma rotundamente la existencia de los Ovni. Pero esta sorprendente declaraci√≥n ten√≠a car√°cter extraoficial.
La Aeron√°utica Argentina ha estado siempre interesada en todo lo que vuela dentro de nuestro territorio y sobremanera lo que por sus caracter√≠sticas se hallan fueran del convencionalismo de la tecnolog√≠a terrestre, presentando por ende la posibilidad ‚Äďaunque remota- de un peligro para la seguridad nacional.
Es por ello que la Fuerza Aérea destinó una comisión encargada de recopilar toda información referida con los Ovni, con sede en Buenos Aires. Por todo esto, en julio de 1968, el Comandante de la Fuerza Aérea Brigadier Adolfo T. Alvarez, fue objeto de un reportaje en el que se consigno a titulo personal: "..estimo que no hay hechos suficientemente concretos o se pueda llegar a conclusiones precisas. Nosotros seguimos por supuesto con nuestra investigación dentro de los medios disponibles como lo hacen otros países, pero en definitiva creo en la factibilidad de los Ovni, sino no sería aviador..." Palabras tan significativas como estas deben ser tomadas en cuenta, ya que presupone la posibilidad de un fenómeno desconocido más cuando se trata de una autentica personalidad dentro de la Aeronáutica Argentina quien las expresa.
La Divisi√≥n Ovni, dependiente de la Fuerza A√©rea, existe desde 1961, aunque la labor m√°s empe√Īable haya dado comienzo a partir de julio de 1967 a cargo del suboficial Mayor Roale Moyano. De acuerdo a declaraciones hechas p√ļblicas con posterioridad, los especialistas han llegado a las siguientes conclusiones:

a.- Los Ovnis existen, de acuerdo a los testimonios de personas dignas de fe e imposibilitadas de confundir un objeto cualquiera con un Ovni.

b.- No hay pruebas terminantes de que no existan, pese a que muchos casos resultan f√°cilmente explicables.

c.- Las autoridades aeronáuticas se inclinan a creer que están conducidos por entidades extraterrestres, dada la abundancia de material que se producen en nuestro país, es lícito preguntarse por que los organismos mencionados no emiten una información oficial.

Desafortunadamente, el fen√≥meno Ovni se ha convertido en una controvertida tem√°tica en la que intervienen tambi√©n m√≠sticos, sensacionalistas, fabuladores y comerciantes. Precisamente son ellos los que se convierten en atracci√≥n p√ļblica a ra√≠z de sus descabelladas declaraciones y es esta la imagen rectora que priva en la creencia popular, y de all√≠ en parte la actitud reticente de algunos cient√≠ficos y entes oficiales.
Son ellos, tambi√©n los que se presentan como "sabedores de la verdad" ante un p√ļblico enga√Īado, que olvida que el que a todo tiene respuesta, es quien seguro lejos de ella est√°.



Documento disponible en UNIFA web
http://www.unifaweb.com.ar

La direccion de este documento es:
http://www.unifaweb.com.ar/modules/news/article.php?storyid=3110