La abducci贸n del soldado Gerry Irwin

Fecha 20/6/2014 12:57:50 | Tema: Abducciones

El per铆odo previo a la desaparici贸n y de soldado de primera clase Gerry Irwin se lee como un episodio de la "X-Files". Comienza el 28 de febrero de 1959, cuando Irwin un t茅cnico Nike en Fort Bliss, El Paso, Texas, al regresar de la licencia, supuestamente se produjo un resplandeciente objetode repente cruza el cielo de derecha a izquierda por encima de la Ruta de Utah 14 antes de desaparecer detr谩s de una cresta.

Informa desde UNIFA
Ing. Adolfo Gandin Ocampo

Imagen Original
Una curiosa historia acaecida en 1959 y a煤n no esclarecida, sigue intrigando a los que se interesan en hechos extra帽os. El protagonista es un soldado norteamericano de primera clase, t茅cnico en misiles, llamado Gerry Irwin.

Todo empez贸 al caer la tarde del 28 de abril de 1959, cuando Irwin volv铆a en auto de Nampa, Idaho, a su cuartel de Fort Bliss, El Paso, Texas. Hab铆a estado de permiso y ahora deb铆a reintegrarse a su servicio. Pasando por Cedar City, Utah, al agarrar la carretera 14, observ贸 un objeto extremadamente brillante que cruzaba el cielo, de la derecha hacia la izquierda; par贸 el motor y pudo observar durante escasos segundos el vuelo del objeto que luego desapareci贸 de su vista. Pensando que quiz谩 se trataba de un avi贸n de l铆nea en llamas que buscaba un lugar para su aterrizaje de emergencia, Irwin, en vez de seguir su camino decidi贸 correr a pie a trav茅s de los campos para socorrer al piloto.
Con bet煤n para zapatos escribi贸 en letras grandes "STOP鈥 encima de su coche, y dej贸 una nota en el tim贸n con el siguiente mensaje: "Voy en busca de un avi贸n que debe haberse estrellado. Llamen por favor a los agentes de polic铆a鈥. Una media hora m谩s tarde pasaba por la carretera un Inspector de caza y pesca, que, encontrando el mensaje lo llev贸 al sheriff de Cedar City. Este, de nombre Otto Pfief, moviliz贸 algunos coches que r谩pidamente se hicieron presentes en donde estaba estacionado el de Irwin. Del presunto "avi贸n Incendiado", no hab铆a ni rastro en los alrededores; en cambio, a los 90 minutos de dejar la nota, Gerry Irwin fue encontrado sin sentido y transportado al hospital de Cedar City. El doctor Broadbent not贸 que su temperatura y respiraci贸n eran normales y que parec铆a simplemente dormido; mas, resultaba imposible despertarlo, de modo que Broadbent opt贸 por diagnosticar una crisis de histeria.
El soldado despert贸 a los dos d铆as, el 2 de marzo. su primera pregunta fue acerca de lo que el hab铆a tomado por un avi贸n incendiado; la segunda, por su sac贸n (que no se le encontr贸 encima) y que 茅l, de manera algo incoherente, intentaba relacionar con un arbusto.
Llevado a Fort Bliss, fue puesto bajo observaci贸n en el Hospital Militar de William Beaumont durante cuatro d铆as, al cabo de los cuales reanud贸 su servicio; sin embargo, su ficha de salud fue anulada...
Menos de una semana despu茅s, al caminar por un campo, cay贸 desmayado; se repuso en seguida, pero le volvi贸 a ocurrir lo mismo a los pocos d铆as, en una calle de El Paso; esta vez fue transportado al Southwest General Hospital, en donde su estado fue considerado semejante al diagnosticado en Cedar City. Al despertarse, varias horas m谩s tarde, volvi贸 a hacer las preguntas de la primera vez, relacionadas al "avi贸n incendiado" y a su sac贸n; cuando le contestaron que ya no era el 2 de marzo sino el 16, no pareci贸 comprender, lo que determin贸 que fuera nuevamente llevado al hospital de William Beaumont y puesto en observaci贸n bajo el cuidado de los psiquiatras. Qued贸 all铆 un mes, saliendo el 17 de abril, a ra铆z de que el resultado de los tests que le efectuaron indicaban que su estado era normal. (脡sta 煤ltima Informaci贸n fue facilitada por un cierto capit谩n Valentine).
Un d铆a despu茅s, Gerry sinti贸 un extra帽o e irresistible impulso que lo indujo a hacer algo aparentemente sin sentido y ajeno a su propia voluntad: sin siquiera pedir permiso, y casi en estado hipn贸tico, sali贸 de Fort Bliss y se encamin贸 por la carretera. Percib铆a como una orden que lo impulsaba a realizar una determinada tarea: sin propon茅rselo, al llegar al paradero de autob煤s de El Paso, se detuvo para esperarlo. Una vez llegado el autob煤s, Irwin lo abord贸, y el 19 de abril lleg贸 a Cedar City, en donde baj贸. La misma fuerza desconocida lo oblig贸 a dirigir sus pasos por la carretera que llevaba al lugar en donde m谩s de seis semanas atr谩s, hab铆a dejado su auto con el mensaje adentro.
Desde all铆 sigui贸 el mismo camino de la vez pasada, a trav茅s de los campos, hacia el hipot茅tico lugar en el cual hab铆a supuesto entonces que se hab铆a estrellado "el avi贸n incendiado". Sus pasos lo llevaron derecho hasta un determinado arbusto dentro del cual encontr贸 el sac贸n tan a帽orado; sus manos, guiadas por las mismas extra帽as y misteriosas fuerzas que lo hablan impulsado a salir de Fort Bliss, buscaron febrilmente algo que finalmente encontraron metido a trav茅s de uno de los ojales: un lapicero, alrededor del cual estaba estrechamente enrollado un pedazo de papel.
Sin saber por qu茅, y sin mirarlo, Irwin desenroll贸 el papel, y sacando un encendedor de sus bolsillos, lo quem贸. Fue solamente al volar las livianas cenizas que volvi贸 a su estado normal y que se sinti贸 libre de ese estado casi hipn贸tico que hab铆a hecho presa de 茅l; se acordaba perfectamente de todo lo que hab铆a hecho sin, empero, comprender el por qu茅 de sus actos. Librado a su propia decisi贸n e instinto, hu茅rfano de la inconsciente fuerza que hab铆a mandado en 茅l, le cost贸 trabajo encontrar el camino para regresar a la carretera.
Lleg贸 finalmente, exhausto y confundido, a Cedar City. All铆, el sheriff Otto Pfief le dio detalles acerca del primer incidente. De regreso a Fort Bliss, 茅l mismo pidi贸 un nuevo examen psiqui谩trico; se le hicieron varios, sin ning煤n resultado. Aquella terrible Iaguna que hab铆a en su mente, aquel eslab贸n que faltaba y que constituida la explicaci贸n de lo que hab铆a ocurrido al salir en b煤squeda del "avi贸n incendiado", as铆 como tambi茅n la raz贸n de su 煤ltimo impulso, quedaron sepultadas en lo desconocido.
El 10 de julio, por orden superior, fue nuevamente reintegrado al Hospital de Beaumont. El 19 de agosto volvi贸 a desaparecer, saliendo del hospital sin permiso, supuestamente bajo otro impulso irracional. Esta vez no regres贸 y tampoco fue encontrado. Pasado un mes, fue declarado desertor.
Nunca m谩s se supo de Gerry Irwin, soldado norteamericano de primera clase, t茅cnico en misiles.-

Fuente: REVISTA CORBE 鈥 N潞1 鈥 OCTUBRE 1973

http://www.factfictionandconjecture.ca/files/gerry_irwin.html



Documento disponible en UNIFA web
http://www.unifaweb.com.ar

La direccion de este documento es:
http://www.unifaweb.com.ar/modules/news/article.php?storyid=3104