El Papa ahora quiere bautizar a los ...ETs

Fecha 16/5/2014 13:03:36 | Tema: SABIAS QUE?

El Papa Francisco dijo en su homilia....¬ęAlgo que no se pod√≠a ni pensar.... Si ma√Īana llegara una expedici√≥n de marcianos, por ejemplo, y algunos de ellos vinieran donde nosotros, digo marcianos ¬Ņno?... Verdes, con esa nariz larga y las orejas grandes, como los pintan los ni√Īos... Y uno dijera: "Pero, yo quiero el bautismo‚ÄĚ. ¬ŅQu√© pasar√≠a?¬Ľ.


Informo desde UNIFA
Ing, Adolfo Gandin Ocampo

Imagen Original
¬ŅQui√©nes somos nosotros para cerrarle las puertas al Esp√≠ritu Santo? fue la pregunta recurrente que el Papa Francisco repiti√≥ en su homil√≠a de la Misa matutina, en la capilla de la Casa de Santa Marta, este lunes dedicada a la conversi√≥n de los primeros paganos al cristianismo. El Esp√≠ritu Santo - reiter√≥ - es el que hace que la Iglesia vaya ¬ęm√°s all√° de los l√≠mites, hacia adelante¬Ľ. El Esp√≠ritu sopla donde quiere, pero una de las tentaciones m√°s recurrentes de quien tiene fe es la de ponerle trabas en el camino y de desviarlo hacia una direcci√≥n, en lugar que hacia otra. Una tentaci√≥n que no faltaba tampoco en los albores de la Iglesia, como muestra la experiencia que vive Sim√≥n Pedro, en el episodio de los Hechos de los Ap√≥stoles, presente en la liturgia. Una comunidad de paganos acoge el anuncio del Evangelio y Pedro es testigo ocular de la bajada del Esp√≠ritu Santo sobre ellos, pero primero duda en tener contacto con lo que siempre hab√≠a cre√≠do ‚Äėimpuro‚Äô. Y luego recibe duras cr√≠ticas de parte de los cristianos de Jerusal√©n, escandalizados por el hecho de que su jefe hab√≠a comido con unos ‚Äėno circuncisos‚Äô y hasta los hab√≠a bautizado. Un momento de crisis interna, que el Papa recuerda con un matiz de iron√≠a:
¬ęAlgo que no se pod√≠a ni pensar.... Si ma√Īana llegara una expedici√≥n de marcianos, por ejemplo, y algunos de ellos vinieran donde nosotros, digo marcianos ¬Ņno?... Verdes, con esa nariz larga y las orejas grandes, como los pintan los ni√Īos... Y uno dijera: "Pero, yo quiero el bautismo‚ÄĚ. ¬ŅQu√© pasar√≠a?¬Ľ.
Pedro comprende su error cuando una visi√≥n le ilumina una verdad fundamental: nadie puede llamar ‚Äėprofano‚Äô lo que ha sido purificado por Dios. Y al narrar estos hechos a la muchedumbre que lo critica, el Ap√≥stol ‚Äď recuerda tambi√©n el Papa Francisco ‚Äď tranquiliza a todos con esta afirmaci√≥n: ¬ŅSi por lo tanto Dios les ha dado el mismo don que nos dio a nosotros, por haber cre√≠do en el Se√Īor Jesucristo, qui√©n soy yo para poner impedimentos a Dios?:
¬ęCuando el Se√Īor nos indica el camino ¬Ņqui√©nes somos nosotros para decir: ‚Äė¬°No Se√Īor, no es prudente! No, hagamos as√≠...? Y Pedro en esa primera di√≥cesis ‚Äď la primera di√≥cesis fue Antioqu√≠a ‚Äď toma esa decisi√≥n: ¬ŅQui√©n soy yo para poner impedimentos?‚Äô. Una bella palabra para los obispos, los sacerdotes y tambi√©n para los cristianos. Pero ¬Ņqui√©nes somos para cerrar puertas? En la Iglesia antigua, incluso hoy, est√° el ministerio del hostiario. Y ¬Ņqu√© hacia el hostiario? Abr√≠a la puerta, recib√≠a a la gente, la hac√≠a pasar. Pero ¬°nunca fue el ministerio del que cierra la puerta!
A√ļn hoy, record√≥ el Papa Francisco, Dios ha dejado la gu√≠a de la Iglesia ¬ęen manos del Esp√≠ritu Santo¬Ľ. Y ¬ęel Esp√≠ritu Santo es el que, como dice Jes√ļs, nos ense√Īar√° todo¬Ľ y ¬ęhar√° que nos acordemos de lo que Jes√ļs nos ha ense√Īado¬Ľ:
¬ęEl Esp√≠ritu Santo es la presencia viva de Dios en la Iglesia. Es el que hace que la Iglesia ande, el que hace que la Iglesia camine. Cada vez m√°s, m√°s all√° de los l√≠mites, hacia adelante. El Esp√≠ritu Santo con sus dones gu√≠a a la Iglesia. No se puede comprender la Iglesia de Jes√ļs sin este Par√°clito, que el Se√Īor nos env√≠a para ello. Y cumple estas opciones impensables ¬°pero impensables! Para usar una palabra de San Juan XXIII: es precisamente el Esp√≠ritu Santo el que actualiza la Iglesia: verdaderamente la actualiza y hace que vaya adelante. Y nosotros los cristianos debemos pedir al Se√Īor la gracia de la docilidad al Esp√≠ritu Santo. La docilidad a este Esp√≠ritu, que nos habla en el coraz√≥n, nos habla en las circunstancias de la vida, nos habla en la vida eclesial en las comunidades cristianas, nos habla siempre¬Ľ.



Documento disponible en UNIFA web
http://www.unifaweb.com.ar

La direccion de este documento es:
http://www.unifaweb.com.ar/modules/news/article.php?storyid=3095