La Espada en la Piedra de San Galgano

Fecha 20/2/2014 1:29:39 | Tema: Mitos y Leyendas

La espada en la piedra atascada en 1180 por Galgano Guidotti sull'Eremo Montesiepi.

Este fue el 煤nico milagro en la vida de San Galgano, pero a una distancia de m谩s de 800 a帽os sigue siendo visible.

Investiga desde UNIFA
Ing. Adolfo Gandin Ocampo

Imagen Original
Imagen Original
Una extraordinaria ya que es reliquia desconocida del siglo XII, una espada de italiano en la piedra.

Este es el corresponsal italiano de la leyenda de la espada del Rey Arturo en la piedra, pero observa con diferente: mientras que la espada en la piedra fue extra铆da de joven Arturo, esta espada fue atrapado en la roca de San Galgano.



Hablamos de uno de los lugares con m谩s encanto de la Toscana, a treinta kil贸metros de Massa Marittima, en la provincia de Siena es el c铆rculo de Montesiepi, por lo que se llama el complejo del Hermitage con su espada en la piedra, que tambi茅n incluye las ruinas de un 'antigua abad铆a cisterciense, lamentablemente, en muy mal estado, construida en 1182 en el lugar donde San Galgano vivi贸 el a帽o pasado y donde no meti贸 la espada en la piedra. La abad铆a cisterciense fue construida m谩s tarde, alrededor de 1218.

Desafortunadamente, despu茅s de un par de siglos cay贸 en mal estado, e incluso el Girolamo Vitelli, en 1550, vendi贸 el tejado de plomo.

Luego hubo varios intentos de restaurar el convento, pero en 1789, la abad铆a fue desacralizada y finalmente se redujeron. Hoy sus ruinas pintorescas inspiran emociones profundas, ahora usted puede tener como 煤nico objetivo su estructura, su techo de hoy son las estrellas, y su suelo es un c茅sped verde suave.
Imagen Original
La historia de San Galgano

Es muy interesante y lleno de profundos significados.
Galgano era un joven de noble cuna, pero de a煤n m谩s noble virtudes.
Su padre, Guidotto, lo dej贸 hu茅rfano a una edad temprana, pero Galgano vivi贸 con su madre Deonigia. Cuando Galgano se convirti贸, a su madre so帽aba con el Arc谩ngel Miguel quien gentilmente le pidi贸 que vestir a un caballero de su hijo, que iba a convertirse en un Caballero de Dios Deonigia Galgano y as铆 que estaba contento y honrado de seguir las 贸rdenes de San Miguel, que era especialmente dedicada.

Una distancia de tiempo, cuando ya era valiente caballero Galgano tuvo un sue帽o prof茅tico.

So帽aba con San Michele, el cual le dijo: "S铆gueme."

Galgano se alegr贸, y le sigui贸, con la esperanza de que hab铆a llegado el momento en el que se convertir铆a en un caballero de Dios, como dijo en la visi贸n de la Santa Madre Deonigia.

Galgano sigui贸 el Santo alcanzando hasta un r铆o. 脡l lleg贸 en frente de la entrada de un puente largo, que no pudo ser superada sino con gran dificultad. Bajo el puente Galgano not贸 una hilander铆a impulsada por la corriente del r铆o. El molino se est谩 ejecutando ahora para representar los acontecimientos terrenales que est谩n en estado de agitaci贸n y agitaci贸n constante, sin estabilidad y totalmente transitoria.

Pasando el puente lleg贸 a un hermoso prado lleno de flores y perfumadas, y desde all铆 continu贸 parec铆a entrar en el subsuelo. Ese lugar era Montesiepi y all铆 vio una choza circular donde entr贸. Dentro estaban los Doce Ap贸stoles, y cerca de ellos, un libro abierto; Galgano fue a leerla y vio estas palabras: " Quoniam no cognovi licteraturam, Introibo en potentias Dominios, Domine memorabur iustitiae tuae solius . "

Mirando hacia arriba, vio una visi贸n maravillosa y fascinante.

Doce Galgano pregunt贸 qu茅 era lo que la visi贸n, ellos respondieron que era Dios y Hombre.

Al o铆r estas palabras, y que estaba sorprendido por la visi贸n, Galgano despert贸.
Imagen Original

Inmediatamente corri贸 llorando de alegr铆a, para contar esta visi贸n a su madre, pidi茅ndole que se fuera con 茅l en el momento de la visi贸n de ese lugar llamado Montesiepi, junto con maestros del trabajo de la piedra y la madera para la construcci贸n de ese edificio lo demuestra ' Arc谩ngel y dedicarlo a la Divina Majestad ya los Doce Ap贸stoles.

Pero la madre no quer铆a ir, que estaban en el medio del invierno, las heladas y la escasez de alimentos la hac铆a estremecerse no poco, por lo que Galgano tom贸 su caballo y cabalg贸 solo.

El viaje fue largo y arduo. Para el asombro de Galgano, en un lugar no definido en el camino hacia el castillo de Civitella, su caballo se detuvo y no se mov铆a, por cualquier motivo, se hicieron los intentos vanos Santos para avanzar en ella, incluso le pincharse con ambas espuelas.

Se estaba haciendo tarde y Galgano ten铆a que volver al castillo de Pive Luriano en casa y pasar la noche.

A la ma帽ana siguiente el caballero reanud贸 su viaje desandando el camino hacia el castillo de Civitella, pero en el mismo lugar el d铆a anterior, el caballo se detuvo de nuevo y no quer铆a continuar el viaje.

Galgano luego desmont贸 y, seg煤n la tradici贸n transmitida a nosotros por los frailes de Montesiepi y llegado hasta nosotros, pronunci贸 la siguiente oraci贸n:

"Creador Alt铆simo, y el principio de todos los" principios, y que usted ha hecho el mundo de los cuatro elementos, y t el mundo por los pecados de los hombres corruptos, s铆 para sanasti diluvio y purificasti, y que no hayas pasan la semilla de tu pueblo ' Abraham el Mar Rojo hasta ppiedi seca, y que, en el momento de la plenitud de la gracia del Padre que est谩 en el seno de tu vientre de la Virgen Mar铆a vestida descendesti de nuestra humanitade, y el pat铆bulo de la cruz, los clavos, y escupir y fragellato y humiliato para sostenesti ricomprarci, y al tercer d铆a, resucitando de la muerte a los que cre铆an cts le apareci贸, y que el d铆a cuadrag茅simo ascendi贸 al cielo, y para el que el mandamiento se proceden todas las cosas; drizzami que el semita y en su su vida y nell'opere de 'mandamientos tus, para que, de acuerdo con la devoci贸n servirte, promet铆 que habito caballero merece para comprar, la visi贸n que 茅l me ense帽贸, y me traen, mi Se帽or, ni el camino de la paz y de la salud, como menasti tu siervo y profeta de los leones del lago ', que le traer铆a comida para comer en el Daniello. "

Cuando termin贸 de recitar la oraci贸n, el caballo empez贸 a moverse sin siquiera la orden del maestro, por lo que Galgano finalmente logr贸 llegar a aquel lugar le muestra por el Arc谩ngel Miguel: Montesiepi.

Con gran alegr铆a, el Santo Caballero desmont贸 y admirado y reconocido el lugar. No tener una cruz, y no ser capaz de trabajar la madera para superarlo, sac贸 la espada de su vaina y m茅tela en la roca desnuda como una especie de cruz. Luego se quit贸 su manto, perforado en el centro y se lo puso como un h谩bito de monje.

As铆 que comenz贸 a dise帽ar en su mente, para volver a casa y dedicar toda su riqueza a los pobres, sino tres veces y tuvo que regresar a muchas veces y escuch贸 una voz desde el cielo dijo: "Galgano, Galgano, es "estacionaria, por lo que en este lugar el d铆a en que termina su. Usted no quiere que el corrare principio que lucha, pero al final ".

Fue all铆, entonces, que Galgano fue establecido, y ya que era una zona de desierto, se vio obligado a comer para ir a comer la hierba silvestre llamada "berro".

Una noche, mientras Galgano estaba en un lugar entre dos valles, escuch贸 el planteamiento diablo, que se esfuerza por enga帽ar a cualquier hombre que quiere servir a Dios

Galgano, decididos a luchar contra el mal y comenz贸 a atacarlo, sorprendido por esta reacci贸n, se fue.

A los pocos d铆as, Galgano se propuso en su coraz贸n para ir a visitar la Bas铆lica de los Ap贸stoles en Roma, por la visi贸n que ten铆a de ellos.

As铆 fue que mientras Galgano vivi贸 en Roma durante algunos d铆as, tres hombres adoptadas para envidiar su espada en la piedra, fueron a Montesiepi equipado con herramientas de hierro con la intenci贸n de sacarlo de la piedra.

Por la cantidad de esfuerzo que mettessero, no pod铆a conducir, ni siquiera con las herramientas, y, como 煤ltimo gesto de fastidio, lo parti贸 y se fue, dejando a la tierra rota.

Los tres entonces hizo regresar a sus hogares, pero el castigo de Dios los estaba a la vuelta.

El primero de ellos cay贸 en un arroyo y se ahog贸 all铆, y el segundo fue alcanzado por un rayo mientras se camina, y el tercero fue atacado por un lobo que se lanz贸 y se aferr贸 a su brazo, el hombre se arrepinti贸 de lo que hab铆a pedido perd贸n encomiando la Sant铆sima Galgano y Dios perdon贸 lo apartaron del lobo.

Galgano, al regresar de Roma y la b煤squeda de la espada rota, sinti贸 un gran dolor y pens贸 que era el castigo divino por haber abandonado el lugar lo mostrado por el Arc谩ngel.
Imagen Original

As铆 que, Dios consola dispuesto su dolor, apareci贸 tres veces en una visi贸n y le dijo que pusiera la espada rota en la pieza que se hab铆a fijado en la roca y que la espada se reunir铆a con m谩s fuerza que antes.

Lo mismo hizo el caballero de Dios, puesto que la parte rota en la roca y la rinsald貌 espada y todav铆a est谩 all铆, aunque para ello tuviera que pasar por varios altibajos a lo largo de los siglos.

Posteriormente Galgano construy贸 una celda como una especie de ermita帽o, en la que el d铆a y la noche errante en el ayuno, la meditaci贸n, la oraci贸n y la contemplaci贸n.

La celda era de madera y circular, como el de la visi贸n y se puso de pie exactamente donde hoy no hay sino una piedra circular.

Galgano contempla en esta celda, despojado de todo acto y tierra cogito.

Sus pensamientos se volvieron hacia el cielo y vieron con tristeza la vida material, tan corta, tan orgullosa, tan fr谩gil como los seres humanos.

Vivi贸 por comer hierba, otros no requer铆a su cuerpo.

Hasta que nuestro Se帽or decidi贸 poner fin a su vida sacrificada y lo recibi贸 en el Reino Eterno de los Santos a una edad temprana.

He aqu铆 lo que escribi贸 despu茅s de sus hermanos:

"Vivi贸 y bendecido en esta vida heremitica Galgano et Cambiar uno a帽os menos dos d铆as: el y fue enterrado con gran honor y reverencia, dijo su celda, donde se convirti贸 en una iglesia Ritonda como el 谩ngel le hab铆a mostrado en visi贸n, ni el que los milagros son continuamente Multiplicati. Para alabanza y gloria de nuestro Se帽or Jesucristo, que reina con el Padre en su secula seculorum. Am茅n ".





La Spada, reconstrucci贸n hist贸rica

Garlaschelli ha revisado varias fuentes en las que, a lo largo de los siglos, la espada est谩 descritos o representados, lo que demuestra un culto constante desde el principio. Las fuentes hist贸ricas y representaciones medievales corresponden perfectamente a la espada que todav铆a es visible hoy en d铆a.

La espada parece ser exactamente la misma, por lo que respecta estilo, una verdadera espada del siglo XII, y m谩s precisamente el tipo de clasificaci贸n Xa hoy universalmente aceptada por Ewart Oakeshott. Es uno de los principales expertos en espadas medievales, consultor de la Armer铆a Real en Leeds.

Fueron volvi贸 sobre los acontecimientos que han afectado a la espada a partir de 1915 en adelante, gracias a los testigos a煤n vivos.

La espada hasta 1924 se acerca atascado en una grieta en la roca y pod铆a extraer a diferencia de lo que algunos de los m谩s antiguos testimonios de todo, seguro que algo debe haber sucedido con la espada entre 1750 y 1915.

La roca estaba cubierta con una especie de rejilla de metal.

El entonces p谩rroco P. Ciompi la hoja detuvo volcando plomo fundido en la ranura. La rejilla fue eliminado.

La espada, sin embargo, se rompi贸 en los a帽os 60, durante un acto de vandalismo. El mu帽贸n se fija por encima de la parte de la cuchilla todav铆a en la roca mediante la aplicaci贸n del cemento. A continuaci贸n, el cemento fue reemplazado con el color m谩s apropiado.

La espada se rompi贸 de nuevo en 1991 por un segundo al vandalismo, e incluso organiz贸 con cemento. A continuaci贸n, se aplica a la b贸veda protectora actual de plexigl谩s.



Los an谩lisis cient铆ficos

Las pruebas cient铆ficas realizadas en la roca se han llevado a cabo por el profesor Luigi Garlaschelli, investigador del Departamento de Qu铆mica de la Universidad de Pav铆a, de la coordinaci贸n, y la investigaci贸n hagiogr谩fica Maurizio Parvati, bajo la subvenci贸n del Hotel Don Vito, el jefe de la Capilla y Su Excelencia el Arzobispo de Siena.

Desde 17 de enero 2001 se inici贸 un amplio programa de an谩lisis sobre la espada de San Galgano y la ronda de Montesiepi de alcantarilla (SI).

Varios estudios ya han sido llevadas a cabo por varios profesores y 煤ltimamente tambi茅n por "Focus", una famosa revista cient铆fica.

Se han utilizado los mejores medios disponibles en la actualidad, a partir de la geo-radar (un radar capaz de penetrar en gran profundidad) con el fin de explorar la tierra cerca de la piedra en busca de cuevas, agujeros en el suelo, las paredes antiguas, etc. El radar es responsable el profesor Finzi Universidad de Padua.

Se llevaron a cabo pruebas rigurosas en este sentido para garantizar que la cantera no estaba all铆 donde se qued贸 atorado la espada lo que facilita la entrada, los esc茅pticos tambi茅n la teor铆a de que la espada era en realidad ninguna hoja, y, despu茅s, s贸lo tendr铆an la ilusi贸n 贸ptica una espada plantada tan profundo en una roca.

Los resultados de la prueba son una vez m谩s impresionante, no s贸lo la roca no tiene cavidad, pero la hoja es en el interior de la misma, y 鈥嬧媝arece tener pasado la piedra como la mantequilla caliente.
Imagen Original

El 18 de mayo de 2001, se procedi贸 a una inspecci贸n del producto. Se hizo un intento para perforar un peque帽o agujero en la roca, con la esperanza de llegar a la cavidad donde se har铆a la hoja, y el bloque de plomo que lo sujeta.

Es de hecho un agujero de aproximadamente 11 mm de di谩metro, que corre verticalmente y paralela a la corta distancia de la supuesta posici贸n de la hoja cementado.

Dr. Remo Vernillo (Facultad de Medicina, Universidad de Siena), explic贸 que el interior del agujero ha sido inspeccionada con un endoscopio de fibra 贸ptica, y las dificultades t茅cnicas de la operaci贸n. Ha habido, sin embargo, se reuni贸 con nada m谩s que rock.

Una peque帽a parte del cemento se retira entonces de la base de la espada emergente, que ha sido liberado y eliminado. La parte de la hoja de abajo era todav铆a invisible.

Un segundo agujero fue perforado en un 谩ngulo relativo a la primera reuni贸n despu茅s de unos pocos cent铆metros de un endoscopio visibles superficie de metal.

Despu茅s se retir贸 Otros cemento, dejando al descubierto unos cuantos cent铆metros de la hoja a continuaci贸n.

Es fue verificado que los bordes de la fractura de las dos piezas encajan, y por lo tanto, pueden leg铆timamente considerar que la pieza estropeada es en realidad parte de la espada originales.

Las dos cepas fueron posteriormente puestas juntas y mantienen en su lugar por razones est茅ticas, utilizando una abrazadera de metal peque帽o que es f谩cil de quitar y no da帽an de ninguna forma el artefacto pendiente posibles nuevas medidas.

Durante las operaciones se recogieron con un im谩n algunas peque帽as astillas, ya separados de la parte de cuchilla cementados. Fueron enviadas para su an谩lisis al microscopio electr贸nico de barrido en el Departamento de Ingenier铆a Mec谩nica y Gesti贸n de la Innovaci贸n de la Universidad de Padova, (Prof. Ramous) con la esperanza de obtener informaci贸n sobre la estructura del metal, el procesamiento (por ejemplo, templado, recocido, etc) y con la intenci贸n de verificar, entre otras cosas, si hab铆a pruebas en contraste con el supuesto origen medieval del propio artefacto.

Desafortunadamente los fragmentos no contienen metal, pero que se hicieron a partir de 贸xidos simples de hierro y por lo tanto no es 煤til para los fines del an谩lisis previsto.

Uno de estos fragmentos fue, sin embargo, analizado por espectroscop铆a de absorci贸n at贸mica, Departamento de Qu铆mica, Universidad de Pavia (Prof. Gallorini y Rizzio), que muestra la presencia de cadmio, cobre, n铆quel y plomo en cantidades traza, en concentraciones volver a la normalidad para un metal medieval y no indican el uso de aleaciones de aceros modernos o.

Entre las investigaciones futuras, Garlaschelli cit贸 la capacidad de realizar an谩lisis de activaci贸n de neutrones, espectrometr铆a de masas, en comparaci贸n con el mineral de hierro de la Toscana cl谩sico an谩lisis metalogr谩fico y los rayos X para buscar inscripciones ocultas, as铆 como la eliminaci贸n de la capa protectora aplicada hace a帽os, Trabajos de Restauraci贸n en general.
Imagen Original

He aqu铆 una frase tomada del sitio oficial de la investigaci贸n cient铆fica sobre el misterio de San Galgano:

"A pesar de la Rotonda de Montesiepi, con la espada en la piedra, la saga del Rey Arturo, la gran reserva Abad铆a, con su geometr铆a sagrada, m谩s sorpresas es" m煤sica "y" egipcio ".

Tal vez el bien de los monjes cistercienses de San Roberto Molesmo y San Bernardo de Claraval sab铆a m谩s de lo que dejaron por escrito



Documento disponible en UNIFA web
http://www.unifaweb.com.ar

La direccion de este documento es:
http://www.unifaweb.com.ar/modules/news/article.php?storyid=3032