Cuando la mentira tiene patas cortas :Stonehenge: La Gran Mentira.

Fecha 12/2/2014 17:30:00 | Tema: Adolfo Gandin Ocampo

les aclaro que para poder entender esta noticia deben leer hasta el final de la misma.....

Investigacion grupo UNIFA
Ing. adofo Gandin Ocampo

Nos han enga√Īado por m√°s de un siglo‚Ķlo hicieron bien, desde luego.

National Geographic destapa el fraude de Stonehenge


Imagen Original
La revelaci√≥n que hace la revista National Geographic en su n√ļmero deenero va a poner patas arriba el mundo de la Arqueolog√≠a y abrir√° el a√Īo2010 con uno de los mayores esc√°ndalos cient√≠ficos de la historia. En unart√≠culo titulado ‚ÄúStonehenge, the big hoax
‚ÄĚ, adelantado en la edici√≥ndigital de EEUU, el arque√≥logo Mike Parker Pearson pone encima de lamesa las pruebas que demuestran que el 90% de las piedras que hoy vemos en Stonehenge no pertenecen a la formaci√≥n original y fueron colocadas ensucesivas ‚Äúrestauraciones‚ÄĚ como parte de un gran montaje.

Y para atestiguarlo, aporta la correspondencia entre los autores del enga√Īo y las autoridades brit√°nicas desde el a√Īo 1898 en adelante.

Imagen Original

Entre la documentaci√≥n aportada por Parker Pearson hay cartas, planos,bocetos del proyecto y una colecci√≥n de fotograf√≠as que hasta ahora nohab√≠an visto la luz. En muchas de ellas puede observarse a los operarios alservicio de Su Majestad levantando con gr√ļas las pesadas piedras ycoloc√°ndolas unas sobre otras para simular una gran formaci√≥n de megalitos.

‚ÄúDebemos construir algo grande‚ÄĚ, aseguraba el ingeniero jefe en una misivade febrero de 1901, ‚Äúun monumento que ponga Gales en la mente de todos yhaga palidecer los hallazgos del continente [franceses]‚ÄĚ. El autor del art√≠culo, el profesor Parker Pearson, lleva m√°s de diez a√Īosdedicado al estudio de este monumento y es el primero en reconocer, concierto sonrojo, que √©l mismo ha sido v√≠ctima de un montaje de proporciones colosales que ha durado m√°s de cien a√Īos. Pearson se top√≥ con la primerapista mientras realizaba un an√°lisis rutinario de la base del altar central,durante uno de los muchos trabajos que ha realizado en la zona.

Imagen Original

Como parte del análisis, su equipo analizó esta roca y el resto del círculocentral que aparecen en los pocos grabados del monumento anteriores alsiglo XX y las comparó con el conjunto. El resultado les dejó sin aliento: cerca del 90% de las grandes rocas de dolerita presentaban una variedad de feldespato incompatible con las rocas de las colinas de Preseli, de donde proceden los megalitos más antiguos. En otras palabras: algo no encajaba en el puzzle de Stonehenge.

[William_Gowland2.jpg]

Intrigado por los datos, Pearson comenz√≥ a indagar sobre lahistoria de la excavaci√≥n y empez√≥ a atar cabos. Revis√≥ los primeros planos de Stonehenge, la documentaci√≥n primigenia y lleg√≥ hasta un misterioso personaje llamado William Gowland, que hab√≠a trabajado en una primera ‚Äúrestauraci√≥n‚ÄĚ del monumento en 1901. Despu√©s de dos a√Īos, lainvestigaci√≥n le llev√≥ hasta una vieja mansi√≥n en Amesbury, perteneciente alpropio Gowland, y a varias casas en el entorno de Stonehenge, donde encontr√≥ todas las claves para desmontar el enga√Īo.

Los documentos oficiales reconocen a William Gowland como el ingeniero queayud√≥ en 1901 a restaurar parte de la formaci√≥n y a levantar la piedra 56, en la parte oeste del gran Trilithon, pero la realidad es que a√Īadi√≥ al menos una docena de piedras m√°s y tram√≥ el plan para que en los a√Īos posteriores se a√Īadieran decenas de ellas sin conocimiento de la opini√≥n p√ļblica.

Imagen Original

De pie, en el centro, William Gowland posa junto a varios de los art√≠fices delenga√Īo (1901)

‚ÄúLa cabeza me daba vueltas‚ÄĚ, escribe Parker Pearson en National Geographic. ‚ÄúHab√≠a decenas de cartas entre Gowland y alguien del gobierno que firmaba como ‚ÄėMr H‚Äô en las que detallaban un meticuloso plan para convertir la zonaen un foco de atracci√≥n basado en la cultura druida, y que deb√≠a mantenerse en el m√°s absoluto secreto‚ÄĚ.Por lo que se deduce de las notas, el plan fue tramado por el c√≠rculo de amistades de Gowland, que inclu√≠a a Alfred Harvey (muy bien situado en lasm√°s altas esferas de la administraci√≥n y posible ‚ÄėMr H‚Äô) y varios poetas de poco renombre y especialmente interesados por la historia brit√°nica.

‚ÄúSer√° como un sue√Īo druida‚ÄĚ, escrib√≠a el poeta Milton Partridge en una carta a Gowland. ‚ÄúDeb√©is hacer algo a la altura de sir Walter Scott, digno del Rey Arturo‚ÄĚ. En otro de los documentos, firmado por un amigo astr√≥nomo deGowland, Douglas Byron, se presentan varios mapas del cielo de Galesdurante el solsticio de verano y la disposici√≥n que deben tener las rocas para conseguir el alineamiento. ‚ÄúEs una planificaci√≥n concienzuda‚ÄĚ, insiste Parker Pearson, ‚Äúse tomaron tiempo de pensar hasta en el √ļltimo detalle‚ÄĚ.

Imagen Original

‚ÄúLas fotograf√≠as acabaron de convencerme‚ÄĚ, asegura Pearson. Algunas estaban en las casas y otras se las han proporcionado fuentes del gobierno brit√°nico, que siguen desde hace meses su investigaci√≥n y que, aunque no se han pronunciado, tampoco han negado los hechos.La investigaci√≥n de Pearson revela que hubo tres ‚Äúrestauraciones‚ÄĚ sucesivas,en 1901, 1919 y 1920, y una √ļltima en 1958, en las que se a√Īadieron rocas y monolitos falsificados y se ocult√≥ la informaci√≥n a la sociedad brit√°nica.

Las pruebas fotogr√°ficas y documentales muestran que todo fue una gran mentira aunque, como dice Pearson, ‚Äúparece incre√≠ble que algo tan evidente haya tardado tantos a√Īos en salir a la luz‚ÄĚ

Imagen Original

La documentaci√≥n original tardar√° varias semanas en ser publicada, pero las pruebas que presenta National Geographic en este n√ļmero especial de enero parecen tener suficiente contundencia como para hacer tambalearse el mito de Stonehenge y cuestionar la forma en que ha trabajado la Arqueolog√≠a en los √ļltimos a√Īos.
Enlace: ‚ÄúStonehenge, the big hoax‚ÄĚ (National Geographic)
. Imágenescortesía de National Geographic.*
Gracias a Walter Mills, de la edición estadounidense de NationalGeographic, por haberme dado permiso para ofreceros un adelanto....


Pero, Perooooo

ES TODO UNA GRAN MENTIRA si habeis leido bien la historia y quien la cuenta son mas que creibles sumandole fotos originales y un poco de photoshop hasta muy creible , pero simplemente fue una broma del dia de los inocentes, sino sigan leyendo(AGO)

LA VERDAD

Imagen Original

S√≠, eso que veis aqu√≠ arriba es un tuiteo desde la cuenta oficial de la revista National Geographic en el que desmiente que exista ning√ļn art√≠culo sobre el fraude de Stonehenge en su p√°gina. Lo que empez√≥ siendo una ocurrencia para el D√≠a de los Inocentes ha terminado alcanzando unas dimensiones que ni yo mismo pod√≠a prever, hasta el punto de que la revista ha tenido que salir a explicarlo.

Efectivamente, la entrada "National Geographic destapa el fraude de Stonehenge" es falsa de principio a fin. La idea se me ocurri√≥ el a√Īo pasado, pero una gripe me impidi√≥ escribir el texto y lo tuve que posponer. Las fotograf√≠as, pese a lo que algunos hab√©is pensado, son reales, no se trata de ning√ļn truco de Photoshop. Lo √ļnico que a√Īad√≠ fue el marco negro y el logo de National Geographic, para a√Īadirle credibilidad.

La broma se me ocurri√≥ leyendo la propia revista, un n√ļmero de 2008 donde aparec√≠a una de las fotos de las gr√ļas. Las im√°genes corresponden a las sucesivas restauraciones que se han hecho del lugar, pero por supuesto NO se han a√Īadido piedras falsas. Todo es una invenci√≥n.

Para darle verosimilitud a√Īad√≠ personajes reales a la trama. Mike Parker Pearson es un arque√≥logo experto en Stonehenge (espero que el hombre me perdone) y William Gowland, el malvado ingeniero que empez√≥ el plan, existi√≥ y colabor√≥ en la restautraci√≥n de 1901, pero todo lo dem√°s es mentira. La historia de los falsos poetas se me ocurri√≥ contemplando la imagen de los tipos merendando junto a las piedras, me recordaron al t√≠pico grupo de chiflados con ganas de cambiar el mundo.

La historia ha corrido como la p√≥lvora por Twitter y Facebook y a esta hora hay m√°s de 170 comentarios, centenares de retuiteos y p√°ginas que enlazan a la inocentada. Durante todo el d√≠a, la b√ļsqueda de #stonehenge en Twitter echaba humo. Me cuentan que en los informativos de Cuatro tambi√©n han hecho un gui√Īo a la broma en la cabecera, la historia ha salido en Bit√°coras, fue portada unos minutos en Men√©ame (oh wait!), fue referenciada en el diario ABC y se ha extendido por p√°ginas rusas, mexicanas, venezolanas, y hasta apareci√≥ en Reddit.

Mientras preparaba la broma pens√© que resultaba inveros√≠mil, pero subestim√© el poder que estas historias 'magufas' ejercen sobre la mente humana. Muchos de vosotros confes√°is haber ca√≠do, al menos espero que hay√°is pasado un buen ratito. Este tipo de cosas tienen una parte buena y una mala: la mala es que dentro de poco me encontrar√© con estas mismas fotos y alg√ļn descerebrado defender√° a capa y espada la teor√≠a que yo invent√© (√°nimo Iker Jim√©nez). La buena es que si has ca√≠do te ense√Īa por un instante a que no debes fiarte de todo lo que lees por muy bien contado que parezca y muchas fuentes que parezcan citar. Sembrar la duda y recordar que no sabemos todo es algo bueno, espero que hay√°is sacado algo positivo de la experiencia.

Gracias a todos los que habéis participado, y a los que habéis sabido seguirme el rollo sin perder ni un minuto el sentido del humor. Yo me lo he pasado bomba

pueden escuchar el audio del 29 de diciembre en la entrevista que le hicieron y cuenta todohttp://www.rtve.es/radio/asuntos-propios/

Fin de la investigacion



Documento disponible en UNIFA web
http://www.unifaweb.com.ar

La direccion de este documento es:
http://www.unifaweb.com.ar/modules/news/article.php?storyid=3018