¬ŅChupacabras capturados por EE.UU. en Chile?

Fecha 12/2/2014 6:02:05 | Tema: Mutilaciones Humanas y de Ganado

Hace a√Īos un fuerte rumor conmocion√≥ al Norte Grande de Chile. Personal de la Nasa habr√≠a visitado en forma subrepticia la zona para capturar tres ejemplares de la m√≠tica especie chupacabras.

informa desde UNIFA
Ing. Adolfo Gandin Ocampo

abajo videos

Imagen Original
La noticia, fechada hace m√°s de una d√©cada, caus√≥ revuelo, sorpresa, risas o incredulidad. Personal especializado de la Agencia Nacional de Aeron√°utica y el Espacio (NASA) hab√≠a visitado en secreto nuestro pa√≠s, aunque no para instalar alg√ļn supertelescopio o firmar un convenio con alguna entidad gubernamental. El motivo no era otro que capturar y trasladar a Estados Unidos a tres animales conocidos como los m√≠ticos ‚Äúchupacabras‚ÄĚ.



Los animales, seg√ļn revel√≥ en su momento Cristi√°n Riffo, dirigente del grupo ufol√≥gico Ovnivisi√≥n Chile, habr√≠an sido llevados a Estados Unidos debido a que ser√≠an parte de un experimento gen√©tico que los norteamericanos habr√≠an realizado en el Desierto de Atacama. La captura de los tres chupacabras, por cierto, habr√≠a sido posible con la ayuda de personal del Ej√©rcito chileno.

‚ÄúLos animales capturados medir√≠an un metro y 20 cent√≠metros de estatura, su desplazamiento ser√≠a en zig-zag, contar√≠a con rasgos humanoides en el rostro y su cuerpo se asemejar√≠a a un mandril. Uno de los conscriptos del ej√©rcito chileno habr√≠a fallecido en las tareas de captura debido al ataque de una de estas bestias, lo que por supuesto fue ocultado a la opini√≥n p√ļblica‚ÄĚ, asegur√≥ Riffo.

Chupacabras
Foto: aeromental.com
El chupacabras sería parte de un experimento genético de EE.UU.

La persecuci√≥n y captura de los ejemplares habr√≠a sido presenciada tambi√©n por varios lugare√Īos. Fue el caso de Mario Ramos, un conocido y respetado habitante de San Pedro de Atacama, quien ratific√≥ a su pesar que un soldado hab√≠a muerto en las faenas de captura.

Muertes misteriosas

La denuncia de Riffo, por supuesto, desat√≥ mucha controversia. Muchos lo acusaron de tener ‚Äúdemasiada imaginaci√≥n‚ÄĚ y otros lo tildaron simplemente de irresponsable o mentiroso. Pero lo incontestable fue que en los meses previos se hab√≠an producido cientos de inexplicables muertes de cabras y auqu√©nidos, que aparecieron desangrados, con dos piquetes a la altura de la yugular y sin heridas secundarias. Los corrales techados donde se encontraban estos animales fueron hallados inviolados, y no hab√≠a vestigios tampoco de los presuntos victimarios.

Por esos mismos d√≠as un obrero que viajaba en bicicleta por los alrededores de la localidad de Mar√≠a Elena asegur√≥ a la prensa que escuch√≥ extra√Īos gru√Īidos por lo que decidi√≥ detener la marcha. Cuando se ape√≥ del veh√≠culo, asegur√≥ haber visto un perro muerto que yac√≠a a los pies de una criatura indescriptible, de ojos muy brillantes.

Los ataques no se remitieron a una sola zona. En localidades como Licanantai, Calama, Baquedano, Sierra Gorda o la caleta de Hornitos, se reportaron no s√≥lo extra√Īas muertes de caprinos, llamas y alpacas, sino que tambi√©n de conejos, gatos y perros guardianes. A lado de los animales muertos se encontraron huellas inexplicables, que no se pod√≠an atribuir a ning√ļn animal perteneciente a la fauna altipl√°nica.

Jaime Ferrer, director de Calama UFO-Center, agrupaci√≥n dedicada a la investigaci√≥n del fen√≥meno ovni, entrevist√≥ a decenas de testigos, quienes le dijeron que el responsable de los ataques era un ser de un metro de alto, con pelaje gris, piernas largas y muslos gruesos, muy √°gil, sin alas y que caminar√≠a indistintamente en dos o cuatro patas. ‚ÄúEstas especies son esencialmente de h√°bitos nocturnos, lo cual complica mucho su detecci√≥n. Pero pudimos establecer que se asemejan mucho a un simio, mezclado con c√°nido, felino y reptil. Algo que obviamente resulta totalmente desconocido dentro de nuestra fauna terrestre y que deambula por nuestra zona‚ÄĚ.

El Servicio de Salud de Calama, tras investigar algunos de los ataques, insisti√≥ en que la muerte de los animales se debi√≥ a la acci√≥n de perros hambrientos o de ‚Äúseres humanos quienes, aprovechando la inquietud de la comunidad, han elaborado montajes para hacer creer la acci√≥n del mentado Chupacabras‚ÄĚ.

Ferrer, frente a esta declaraci√≥n, replic√≥ lo siguiente. ‚ÄúSi se hubiese tratado de perros hambrientos, al menos se habr√≠an comido uno de estos animales, pero muy por el contrario, los animales no presentaban evidencias de mordiscos o desgarros. La mayor√≠a de las v√≠ctimas eran hembras pre√Īadas y presentaban un profundo orificio en su costado derecho, caracter√≠stico del ataque del llamado ‚ÄúChupacabras, aunque yo prefieron llamarlos depredasangres‚ÄĚ, insisti√≥.

Con respecto a la presencia de personal norteamericano de la NASA en la zona norte, Ferrer coment√≥ que ‚Äúla cantidad de testigos fidedignos que afirman haber visto aeronaves con el logotipo de este organismo norteamericano, como extra√Īos veh√≠culos que no cumpl√≠an las normas reglamentarias vigentes, adem√°s de muchos otros hechos, muy largos de explicar, nos indican que, sin duda, √©stos participaron directamente en la b√ļsqueda y cacer√≠a de estos depredadores‚ÄĚ.

A m√°s de una d√©cada de esos hechos, los reportes de ataques a animales disminuyeron, por lo que muchos comenzaron a preguntarse ¬ŅQu√© pas√≥ con los presuntos chupacabras en el norte? ¬ŅAlgunos ejemplares fueron llevados en secreto a Estados Unidos? ¬ŅO emigraron a la zona central de nuestro pa√≠s en busca de m√°s presas? ¬ŅO son s√≥lo divagaciones y el producto de la fantas√≠a popular? Usted decide.



Documento disponible en UNIFA web
http://www.unifaweb.com.ar

La direccion de este documento es:
http://www.unifaweb.com.ar/modules/news/article.php?storyid=3016