EL CASO MAMORA : EL ROSWELL BOLIVIANO

Fecha 15/8/2009 19:19:00 | Tema: OVNIs y OSNIs

Lo prometido ,aqui el caso Mamora o Roswell boliviano.
Ademas colocare un reportaje a un poblador de la zona que le hice recientemente en uno de mis ultimos viajes,que cuenta como lo vivio en persona.
AQUI EL CASO :

En 1978 gente de la NASA visit贸 el pa铆s y se llev贸 una nave extraterrestre. As铆 lo revela un investigador de accidentes de aviaci贸n de la Fuerza A茅rea Argentina que presenci贸 el hecho. Sucedi贸 en La Mamora, Tarija.Hace 31 a帽os, en la tarde del s谩bado 6 de mayo de 1978, se estrell贸 un OVNI a 20 kil贸metros de la poblaci贸n minera La Mamora, departamento de Tarija, en la ladera sud del cerro El Zaire.

El extraordinario fen贸meno, poco divulgado por el sigilo con que se manej贸 la operaci贸n de rescate de la nave y su posterior traslado a una base secreta por cient铆ficos y oficiales de la Fuerza A茅rea estadounidense, fue registrado y estudiado en profundidad por el investigador argentino Pedro Romaniuk,ex- miembro de la Junta Investigadora de Accidentes de Aviaci贸n de la Fuerza A茅rea Argentina y autor del libro Argentina, tierra bendita (Platillos voladores sobre Am茅rica). El estudioso se ocupo del 鈥渃aso La Mamora鈥 en el cap铆tulo segundo, subtitulado Cay贸 una nave extraterrestre, y da pruebas sustentadas en razonamientos cient铆ficos de que el objeto que se estrell贸 en las estribaciones del cerro El Zaire no era un meteorito, un sat茅lite artificial o un proyectil bal铆stico, sino una nave alien铆gena.
En la tarde del s谩bado 6 de mayo de 1978, alrededor de las 4.30, un artefacto met谩lico de forma cil铆ndrica, que arrojaba humo azulado por la parte posterior, pas贸 a poca altura a una velocidad de infarto, se impact贸 contra el cerro El Zaire y provoc贸 un fort铆simo temblor al Sur de Bolivia y en la frontera noroeste de la Rep煤blica Argentina. Peque帽as caba帽as y otras construcciones mayores se sacudieron y en 60 a 70 kil贸metros a la redonda estallaron los vidrios. El intens铆simo 鈥渞el谩mpago o fogonazo鈥, como nunca antes se hab铆a visto, fue observado en un radio aproximado de 150 kil贸metros. El cabo Natalio Farf谩n Ruiz, uno de los cientos de testigos del fen贸meno, pens贸 que hab铆a llegado el fin del mundo: 鈥淵o no s茅 lo que podr铆a haber pasado si el OVNI llega a caer sobre las casas. 驴Se imaginan? Aqu铆 viven unos doscientos ni帽os. Ser铆an las cuatro y media de la tarde cuando un cilindro lleno de fuego pas贸 sobre mi cabeza; segundos m谩s tarde se produjo una explosi贸n que hizo temblar la tierra. Le juro que fue horrible, cre铆 que se ven铆a el fin del mundo, pero hab铆a que tener valor. Al fin y al cabo yo era la autoridad. La terror铆fica explosi贸n sacudi贸 cientos de kil贸metros cuadrados de zona selv谩tica, monta帽osa y poco poblada. A 250 kil贸metros de distancia, las poblaciones argentinas de Or谩n, Tartagal, Aguas Blancas y Colonia Santa Rosa percibieron con nitidez la potente explosi贸n y el sacud贸n s铆smico y, a mayor distancia, vieron la intensa luz. Pero dentro de los 150 kil贸metros y a pesar de ser a煤n de d铆a, la luz adquiri贸 la magnitud de un v铆vido fogonazo que encegueci贸 por unos momentos a muchas personas. El objeto se precipit贸 desde el espacio 鈥揹otado de una extra帽a y descomunal fuerza鈥 y se estrell贸 en las estribaciones del cerro El Zaire, a unos 20 kil贸metros de la poblaci贸n minera La Mamora, habitada por unas 800 personas, entre campesinos, mineros y comerciantes. En otro cerro denominado
El Cabildo, a escasos 30 kil贸metros del sector del siniestro, se encontraban efectuando trabajos de prospecci贸n tres ingenieros del Banco Minero Boliviano, con sede en La Paz, acompa帽ados por Juan Hurtado, agente del Servicio de Inteligencia de la frontera. Los profesionales y el agente, considerados fuentes fiables, fueron testigos del fen贸meno y luego declararon en forma terminante: 鈥淭odos quedamos inm贸viles y aterrorizados ante la presencia de un artefacto met谩lico鈥 muy extra帽o que pas贸 silbando sobre nuestras cabezas, a escasos noventa metros de altura. De conformaci贸n cil铆ndrica, sumamente brillante, y de unos cuatro metros de di谩metro y m谩s alto que ancho, terminaba en forma c贸nica. Sigui贸 su trayectoria mientras desped铆a humo azulado por su parte posterior, en forma perfectamente visible y clara, hasta chocar violentamente contra la ladera de El Zaire. El fogonazo y la explosi贸n fueron tan tremendos que nos hicieron arrojar al suelo, y en ese momento tembl贸 toda la tierra鈥. Los eventos de ese apocal铆ptico s谩bado, cuando parec铆a que hab铆a comenzado el 煤ltimo d铆a del planeta Tierra, generaron un c煤mulo de testimonios contundentes de personas de todos los estratos sociales. El gendarme V. Ortega dijo que vio un gigantesco artefacto brillante que m谩s tarde, al estrellarse, produjo una gran explosi贸n que conmovi贸 a la tierra. La maestra enfermera Teresa Eyerbe, que realizaba sus tareas habituales, declar贸: 鈥淢ientras me hallaba vacunando a un grupo de ni帽os en el Club de Madres de La Mamora, una terror铆fica explosi贸n con una gran luminosidad sacudi贸 el edificio鈥. Los ni帽os lloraban y gritaban despavoridos agrupados tras la maestra, mientras evacuaban al exterior a todos los que fueron sorprendidos adentro. Durante el programa nocturno M贸nica Presenta, emitido por Canal 13 de televisi贸n, donde se proyectaron durante varios d铆as filmaciones efectuadas en el lugar de los hechos, un alto jefe de la Fuerza A茅rea Boliviana manifest贸 de forma categ贸rica que no se trataba de un sat茅lite artificial, informaci贸n que luego fue confirmada por voceros de la embajada norteamericana en Bolivia y cient铆ficos que concurrieron a la zona. Se consider贸, con las evidencias recogidas hasta el momento y los testimonios de los estupefactos pobladores de la zona, que el objeto era una nave fabricada por seres inteligentes de otros mundos del universo.
El ingeniero V茅lez Orozco, que se hallaba realizando tareas para una empresa privada de Tarija, dijo: 鈥淟a explosi贸n fue mayor que la que produjo un meteorito que cay贸 el a帽o pasado en la misma regi贸n, pero luego de haberse pulverizado en la atm贸sfera. Mientras que 茅ste era un extra帽o objeto cil铆ndrico y met谩lico de unos cuatro metros de di谩metro y forma c贸nica en su parte delantera鈥. La zona selv谩tica de las primeras estribaciones del cerro El Zaire fue declarada zona de 鈥渆mergencia militar鈥 por las autoridades de Bolivia y se impidi贸 el acceso a los periodistas y particulares. El operador de la Oficina Nacional de Tarija, Mario Puca, inform贸 que desde el d铆a de la explosi贸n todas las comunicaciones ten铆an interferencias. Un dato importante y revelador lo proporcionaron varios testigos que dijeron haber observado en dos oportunidades a un segundo objeto efectuar un pasaje sobre el cerro luego del impacto y hacer un seguimiento de cerca al artefacto ca铆do. El doctor Orlando Bravo, jefe de la comisi贸n de cient铆ficos designada por el gobierno de Bolivia, perteneciente a la Facultad de Ciencias Puras de la Universidad Juan Misael Saracho del departamento de Tarija, secundado por el ge贸logo Am茅rico Zenteno, declar贸 (en una emisi贸n que se escuch贸 hasta Misiones) a trav茅s de la red de radioaficionados 鈥渜ue hab铆a sobrevolado el lugar minuciosamente, observando un cilindro sumamente brillante y met谩lico en el fondo de la espesa vegetaci贸n selv谩tica. Toda la zona presentaba un aspecto desolador y t茅trico donde probablemente hab铆a radioactividad, por lo cual se tomaban medidas de seguridad鈥. El se帽or Walter Ruiz, jefe de Telecomunicaciones de la zona de La Mamora y receptor de todas las informaciones oficiales, manifest贸: 3El impacto caus贸 p谩nico. El gobierno dispuso el env铆o de tres aviones para ayudar a la b煤squeda. La zona fue declarada de emergencia, por temor a que el artefacto despidiera radiaciones como el sat茅lite ruso que cay贸 en Canad谩. Yo no s茅 qu茅 ser谩, pero les aseguro que es algo grande y que la explosi贸n fue tremenda, tanto que hizo temblar el poblado y trastabillar a la gentes鈥.
El Grupo A茅reo de Cobertura Militar, con asiento en la base de Tarija, destac贸 varios aviones, a los que m谩s tarde se agreg贸 un helic贸ptero, al lugar del impacto. La operaci贸n estaba a cargo del teniente coronel Julio Molina Su谩rez. Cuando el teniente Osvaldo Prado localiz贸 el punto exacto de la colisi贸n, se fotografi贸 el inusitado y tremendo 3desmoronamiento2 en la ladera Sur del cerro El Zaire, donde un enorme hoyo de unos 300/400 metros, con 400/500 de ancho y m谩s o menos 1.500 de largo, quedaba como vestigio indudable del fen贸meno. Las rocas gran铆ticas y dem谩s minerales hab铆an desaparecido.
Varios peri贸dicos (Clar铆n y El Tribuno, y otros de Bolivia) anunciaron el 13 de mayo de 1978: 鈥淯n objeto met谩lico, ovoide, de 3,5 a 4 metros de di谩metro, fue avistado en las estribaciones del cerro El Zaire, plante谩ndose una inc贸gnita que ha trascendido en forma sensacional al mundo entero: 驴se trata de un sat茅lite artificial, de un meteorito o de un OVNI? Periodistas del diario El Tribuno de esta ciudad (Salta, Argentina), describieron al objeto como acerado, y advirtieron que la estructura presenta deformaciones, probablemente como resultado del impacto al precipitarse desde la altura.
Est谩 en una hondonada donde hay una espes铆sima vegetaci贸n. Pero refleja el sol. Clar铆n, el 14 de mayo, agreg贸 que el 谩rea del fen贸meno hab铆a sido declarada zona militar y nadie pod铆a ingresar.
El 14 de mayo, trasladado con urgencia desde Estados Unidos para determinar la naturaleza de la extra帽a nave a茅rea, lleg贸 el primero de los ingenieros de la NASA. La identidad del cient铆fico oficial, que en todo momento estuvo acompa帽ado por funcionarios de la Embajada de los Estados Unidos en Bolivia, se rode贸 del m谩s absoluto hermetismo. Como el d铆a 14 no pudo efectuar investigaci贸n alguna debido a las malas condiciones meteorol贸gicas, el 15 de mayo se embarc贸 en el aeropuerto de Tarija en un helic贸ptero rumbo al lugar de la emergencia, distante a 147 kil贸metros y a una hora de vuelo. No fue posible en ning煤n momento entrevistarlo ni fotografiarlo y por razones de estricta seguridad se prohibi贸, hasta que no regresara a los Estados Unidos, la difusi贸n de toda la informaci贸n sobre el objeto: identificaci贸n, procedencia y finalidad.
El 18 de mayo, alrededor de las 14.30 hora local, llegaron en un enorme avi贸n turboh茅lice de la U.S.A.F. a la base a茅rea de Tarija, adem谩s de la tripulaci贸n, el coronel W. Simmons y el mayor John Heide, pilotos norteamericanos, y fueron recibidos por el comandante de la base, coronel Jorge Molina, con el que mantuvieron, en el mismo aeropuerto, conversaciones en relaci贸n al artefacto a茅reo ca铆do. Luego abordaron el mismo avi贸n, levantaron vuelo, se dirigieron hacia el cerro El Zaire, sobrevolaron el lugar y retornaron a la base de Tarija.
Al d铆a siguiente, una comisi贸n cient铆fica procedente del lugar donde cay贸 la nave, trajo hasta Tarija varias cajas y un enorme bulto envuelto y pesado, que fue levantado por cinco hombres. Utilizando un jeep se traslad贸 el material secreto hasta las entra帽as del avi贸n turboh茅lice americano de la U.S.A.F., que luego del embarque del coronel Simmons y el mayor Heide, levant贸 vuelo y no regres贸 nunca m谩s.
El 20 de mayo de 1978 se suspendi贸 oficialmente la b煤squeda del objeto, a tan s贸lo ocho d铆as del evento que conmocion贸 a la comunidad cient铆fica del mundo entero. Romaniuk, el estudioso del caso, afirma en su prolijo informe sobre el fen贸meno que el objeto fue localizado en la ladera sud del cerro El Zaire, extra铆do por un helic贸ptero, trasladado al aeropuerto, embarcado en el avi贸n de cuatro h茅lices y llevado a un laboratorio especial secreto de los Estados Unidos. Desde ese momento la operaci贸n nunca tuvo lugar, no pas贸 nada en el cerro El Zaire y nadie sabe nada.



Documento disponible en UNIFA web
http://www.unifaweb.com.ar

La direccion de este documento es:
http://www.unifaweb.com.ar/modules/news/article.php?storyid=292