Una abduccion no recordada pero la mejor documentada : Pascagoula

Fecha 10/12/2012 5:15:02 | Tema: Abducciones

La abducci√≥n de Charlie Hickson (1931-2011) y de Calvin Parker en 1973, a orillas del rio Pascagoula en Mississippi, es para muchos investigadores uno de los casos que demuestra que las abducciones son fen√≥menos reales que merecen ser estudiados seriamente. El caso Pascagoula es una de las abducciones m√°s extra√Īas y al mismo tiempo, una de las m√°s documentadas. La abducci√≥n de Pascagoula fue una de las tres abducciones m√°s conocidas, junto a la de los esposos Hill en 1961 y la de Travis Walton en 1975, en una √©poca anterior a las investigaciones de Budd Hopkins y John Mack.
Al margen de varios detalles y documentos que apoyan la autenticidad de lo relatado por Charlie Hickson, quien en ese entonces ten√≠a cuarenta y dos a√Īos, y Calvin Parker, quien ten√≠a diecinueve a√Īos, existe un elemento fundamental que confirma la realidad de este caso o que, en todo caso, se erige como prueba importante a tener en cuenta.
El Sheriff del condado de Jackson, Fred Diamond, tenía un cuarto acondicionado especialmente con una grabadora de audio escondida. En ese cuarto, el Sheriff Diamond, interrogó por tercera vez a los abducidos y grabó el interrogatorio. Luego del mismo, los policías se retiraron de la habitación y dejaron a Charlie y a Calvin conversando solos. El Sheriff Diamond dejó la grabadora encendida y registró la conversación que tuvo lugar en el cuarto.
Charlie y Calvin conversaron sobre su experiencia sin saber que sus voces estaban siendo grabadas. En la grabación se evidencia el desconcierto y la desesperación de los amigos. Este audio fue el que convenció al Sheriff de Pascagoula y a otros investigadores de que Charlie y Calvin estaban diciendo la verdad.
El audio original de esta grabaci√≥n es casi incomprensible debido a su antig√ľedad y a las condiciones en las que fue registrado. Los Divulgadores hemos procesado el audio y lo hemos subtitulado en espa√Īol y en ingl√©s para que usted mismo pueda escuchar el desconcierto y la desesperaci√≥n que expresan las voces de Calvin Parker y Charlie Hickson.

Investigacion UNIFA
Ing. Adolfo Gandin Ocampo

Imagen Original
A la izquierda, Charlie Parker con cuarenta y dos a√Īos. A la izquierda, Calvin Parker con diecinueve a√Īos. Esta fotograf√≠a fue tomada dos semanas despu√©s de la abducci√≥n, a finales de Octubre de 1973.

Imagen Original
A la izquierda, Charlie Hickson. A la derecha, Calvin Parker. El 11 de Octubre de 1973, ambos vivieron la experiencia m√°s aterradora de sus vidas al ser abducidos por unos extra√Īos seres sin boca ni ojos que salieron de un objeto volador.

Sin embargo, antes de escuchar la grabación secreta de Pascagoula, necesitamos conocer la increíble historia de la abducción de Charlie Hickson y Calvin Parker.
Un ovni sobre el rio Pascagoula
En 1973, Charlie Parker, de cuarenta y dos a√Īos, era un veterano de la guerra de Korea que hab√≠a peleado en varios combates importantes y que trabajaba en al astillero de Johnny Walker, uno de los varios astilleros que exist√≠an en la el Golfo de la costa del Mississipi. Calvin Parker, de diecinueve a√Īos, trabajaba bajo las ordenes de Charlie Parker en el astillero Walker. Ambos viv√≠an en el condado Jones. Charlie Hickson relata la relaci√≥n que ten√≠a con Calvin Parker en un documento redactado en 1974 para el investigador William Mendez:
‚ÄúMi hijo mayor Eddie (ahora un Marino destacado a Okinawa) y Calvin tienen casi la misma edad y han crecido juntos en el condado Jones. Ellos, yo mismo, y el pap√° de Calvin hemos pasado muchas horas placenteras pescando juntos cuando Eddie y Calvin eran ni√Īos.‚ÄĚ (Relato de Charlie Hickson preparado para el investigador William Mendez inclu√≠do en el libro titulado ‚ÄúUFO, Contact in Pascagoula que escribi√≥ Mendez con la colaboraci√≥n de Hickson.)
La noche del 11 de Octubre de 1973, Charlie y Calvin decidieron ir a pescar. Luego de intentar sin éxito, en varios lugares, que los peces mordieran el anzuelo, Charlie le propuso a Calvin ir a pescar al muelle del abandonado astillero Shaupeter.
Mientras se encontraban pescando, alrededor de las 10 de la noche, escucharon un zumbido a sus espaldas. Charlie volte√≥ y observ√≥ a un objeto volador con forma de bal√≥n de f√ļtbol americano que estaba aterrizando a unos veinte metros de d√≥nde ellos se encontraban. (Ver la foto de abajo para entender mejor la ubicaci√≥n del objeto y la de Charlie y Calvin).

Imagen Original
En la fotografía podemos apreciar el lugar en el que tuvo lugar la abducción de Pascagoula. El círculo rojo marca el lugar en el que se encontraban pescando Calvin y Charlie. El círculo negro marca el lugar en el que aterrizó la nave y el círculo azul el lugar donde se encontraba estacionado el vehículo de Charlie.

La nave media aproximadamente de tres a cuatro metros de ancho, tres metros de alto y diez metros de largo. Emitía una luz azul intermitente y no producía ruidos parecidos a los de un motor. Charlie declaró haber observado algo parecido a una ventana en la parte superior del objeto.
Los amigos se miraron desconcertados, asustados pero también curiosos.
De repente, el objeto descendió y se mantuvo flotando a pocos centímetros de la superficie. Una abertura apareció en uno de los lados del objeto y la luz azul se apagó. Charlie relató que pudo divisar el interior del objeto. gracias a la abertura, y le pareció que resplandecía.
Los seres sin ojos que flotaban
Luego, tres seres de aproximadamente un metro y medio de estatura aparecieron en la abertura y empezaron a deslizarse hacia Charlie y Calvin. Charlie recuerda haber visto la expresi√≥n en el rostro de Calvin y haber pensado que √©l no era el √ļnico que estaba viendo a los extra√Īos seres. Seg√ļn Charlie, fue en este momento en el que el miedo se hizo evidente. Veamos como describe Charlie Hickson a los seres que salieron de la nave:
‚ÄúEllos (los seres) se salieron flotando de la abertura, se mantuvieron a la misma distancia del suelo que la nave y vinieron por nosotros‚ĶLa cabeza parec√≠a salir directamente de los hombros, y algo que se asemejaba a una nariz terminaba en una punta que med√≠a casi cinco centimetros. En cada lado de la cabeza, alrededor del lugar d√≥nde estar√≠an las orejas, hab√≠a algo similar a la nariz del frente. Directamente debajo de la nariz del frente hab√≠a una ranura que parec√≠a ser la boca. Los brazos eran algo parecido a los brazos humanos, pero m√°s largos en proporci√≥n a su cuerpo; las manos parecian unos mitones, hab√≠a un pulgar adjunto al mit√≥n. Las piernas permanec√≠an juntas y los pies eran como pies de elefante. El cuerpo entero estaba arrugado y era de un color gris√°ceo. Pod√≠an haber habido ojos pero la parte de arriba de la nariz estaba tan arrugada que no pod√≠a distinguirlos.‚ÄĚ (‚ÄúUFO, Contact in Pascagoula‚ÄĚ. William Mendez y Charlie Hickson. Wendelle C. Stevens, 1983.)

Imagen Original
Arriba, un dibujo de la nave realizado por Calvin Parker en 1975. Abajo, otro dibujo de la nave realizado por Calvin Parker en 1973.

Dos de los seres cogieron a Charlie del brazo, quien percibió, solo por unos segundos, dolor en ese brazo. Desde ese momento, Charlie se sintió paralizado sin capacidad alguna de movimiento y perdió algunos de sus sentidos.
Charlie vio que uno de los seres se llevaba a Calvin, quien parecía cojear. Luego Calvin le contaría a Charlie que en ese instante se desmayó y que estuvo inconsciente durante toda la experiencia dentro de la nave. Ambos fueron transportados hacia el objeto o nave.
Seg√ļn lo que le cont√≥ Charlie al Sheriff del condado Jackson, Fred Diamond, √©l y Calvin fueron transportados hacia el objeto volador flotando sobre la superficie.
Dentro de la nave, Charlie recuerda que la luz era tan brillante que lo cegaba y que no podía cerrar sus ojos porque algo se lo impedía.
Charlie y el ojo gigante
A estas alturas del episodio, el miedo se había apoderado de los amigos. Charlie pensaba en morir y en lo que podia estar pasando con su amigo Calvin. Mientras estos pensamientos invadían su mente, algo parecido a un ojo gigante salió de lo que podría ser una de las paredes de la nave.
Charlie nunca estuvo seguro de como apareció el ojo pues el nivel de luz que había en ese espacio lo cegaba. El ojo se acercó a Charlie y se detuvo, aproximadamente, a quince centímetros de su rostro. Charlie trató de cerrar sus ojos pero no pudo. El ojo lo observó de pies a cabeza. Charlie no sentía nada. En un intento de entender lo que le sucedia, Charlie trató de mover los dedos de los pies pero tampoco lo logró. Mientras Charlie caía presa de la desesperación, el ojo se alejó.

Imagen Original
A la derecha, una representaci√≥n de los seres que abducieron a Charlie y a Calvin hecha por Jim Flynt, un compa√Īero de trabajo del astillero Walker. A la izquierda arriba, una representaci√≥n posterior de la cabeza de estos seres. A la izquierda abajo, una representaci√≥n de la piel de estos seres.

Veamos como Charlie Hickson describe su experiencia dentro de la nave en el documento que preparó para William Mendez en 1974:
‚ÄúLas cosas me hab√≠an soltado y deb√≠an estar en alg√ļn lugar detr√°s de m√≠ porque yo no los vi moverse en frente de m√≠. Trat√© de moverme de nuevo; alg√ļn tipo de fuerza todav√≠a estaba presente. ‚Äú¬°Por favor no me lleven!‚ÄĚ Yo sab√≠a que estaba diciendo esto, pero no pod√≠a escuchar mi voz. Estuve solo por lo que pareci√≥ una eternidad, pero no pudo haber sido m√°s de unos cuantos minutos‚Ķ.Luego, los vi de nuevo. Ellos me agarraron de la misma manera que lo hab√≠an hecho antes. La abertura apareci√≥ de nuevo y flotamos hasta ella, ‚ÄúQuiz√°s este no sea mi d√≠a para morir‚ÄĚ. Flotamos a traves de la abertura y nos movimos hacia el lugar del que me hab√≠an recogido. Mis pies tocaron el suelo. Cuando me soltaron ca√≠, mis piernas no me sosten√≠an.‚ÄĚ (‚ÄúUFO, Contact in Pascagoula‚ÄĚ. William Mendez y Charlie Hickson. Wendelle C. Stevens, 1983.)
Charlie cay√≥ al suelo ya que sus piernas se vencieron. Lo primero que vio fue una fuerte expresi√≥n de terror en el rostro de Calvin. Seg√ļn Charlie, nunca hab√≠a a alguien tan aterrorizado.
Invasión extraterrestre en Pascagoula
Charlie se desliz√≥ por el suelo hasta el lugar donde estaba Calvin de pie y en shock. Mientras Charlie trataba de hacer reaccionar a Calvin, escuch√≥ el zumbido producido por la nave y volte√≥ en el momento en el que esta se elevaba y desaparec√≠a. Charlie declar√≥ que mientras observaba como la nave se elevaba, un mensaje cruz√≥ por su mente: ‚ÄúSomos pac√≠ficos, no queremos hacerte da√Īo‚ÄĚ.
Charlie trat√≥ de que Calvin reaccionara pero este grit√≥ ‚ÄúNo, por favor no‚ÄĚ y se desplom√≥ asustado.
Luego de unos minutos, Calvin reaccion√≥ y lo primero que dijo fue ‚ÄúCharlie, ¬Ņqu√© vamos a hacer? ¬Ņqui√©nes son ellos? ¬Ņqu√© nos van a hacer?‚ĶCharlie, es como si hubiera muerto y regresado a la vida. ¬ŅEstas seguro que estamos bien?
Se refugiaron en el carro, mientras Charlie beb√≠a unos tragos de whisky para calmarse. Los amigos empezaron a considerar la posibilidad de no contarle a nadie la experiencia pero luego de unos minutos surgi√≥ una interrogante: ¬Ņy si estos seres regresaban? ¬Ņy si este era solo el primer paso de un ataque masivo? quiz√°s esto era solo el inicio de una invasi√≥n alien√≠gena.
Charlie y Calvin, a√ļn presa del p√°nico, tomaron la decisi√≥n de informar de lo acontecido a las autoridades militares de la zona. Hicieron una llamada telefonica desde un telefono p√ļblico a la Base A√©rea Keesler, ubicada a unos cincuenta kil√≥metros al este del lugar en el que se encontraban. Charlie le relat√≥ lo ocurrrido a la operadora telef√≥nica de la Base A√©rea para pedirle que lo comunicara con la persona indicada pero la operadora le dijo que ellos no se encargaban de ese tipo de cosas y que deb√≠a comunicarse con el Sheriff del condado.
Charlie y Calvin consideraron la posibilidad de contarle lo ocurrido al Sheriff pero tem√≠an que ser√≠an objeto de burla por parte de los polic√≠as. Entonces, los amigos decidieron pasar por las oficinas del diario ‚ÄúMississippi Press‚ÄĚ para reportar el hecho. En todo caso, si la motivaci√≥n era alertar a la poblaci√≥n o a las autoridades un reportero pod√≠a ayudar.
Cuando llegaron a las oficinas del diario, uno de los vigilantes nocturnos les dijo que si quer√≠an hablar con un reportero tendr√≠an que regresar al d√≠a siguiente en la ma√Īana porque a esa hora no hab√≠an reporteros.

Imagen Original
Ilustración de la abducción de Calvin Parker y Charlie Hickson en Pascagoula.

Al ver que no ten√≠an otra opci√≥n m√°s que reportar el hecho a la oficina del Sheriff, Charlie hizo una llamada a la oficina del Sheriff y volvi√≥ a relatar el episodio. Seg√ļn Charlie, el oficial que respondi√≥ la llamada lo tom√≥ como una broma. El capit√°n Glen Ryder, quien recibi√≥ la llamada de Charlie, por ordenes del Sheriff Diamond, le pidi√≥ a los abducidos que lo esperaran en el lugar de los hechos ya que √©l mismo se acercar√≠a para escoltarlos a la comisaria.
La grabación secreta del Sheriff Diamond
Molestos por la burla del oficial que respondió la llamada pero decididos a contar su historia, los amigos se dirigieron a las oficinas del Sheriff. Charlie recuerda que en el camino a las oficinas del Sheriff, Calvin tenía la mirada perdida.
Charlie y Calvin aparecieron en las oficinas del Sheriff del condado Jones con algunos de los pescados como prueba de lo que habían estado haciendo antes del incidente.El Sheriff del condado Jackson, Fred Diamond, y el capitán Glenn Ryder recibieron a Charlie y a Calvin y los interrogaron por separado varias veces. Al parecer, el Sheriff Diamond, a pesar de que los testimonios de Charlie y Calvin encajaban perfectamente, no creía en la fantástica historia de los seres que flotaban y el gran ojo. Así que decidió tenderles una trampa para desenmascararlos.
Uno de los cuarto de las oficinas del Sheriff tenía micrófonos escondidos para grabar interrogatorios. El Sheriff Diamond llevó a los dos amigos a el cuarto que tenía los micrófonos escondidos, activó la grabadora y les hizo un tercer interrogatorio. Luego del interrogatorio, todos los oficiales abandonaron el cuarto dejando a Calvin y a Charlie solos. Los amigos empezaron a conversar sin saber que estaban siendo grabados.
El audio de la conversaci√≥n que sostuvieron Calvin Parker y Charlie Hickson dura aproximadamente cinco minutos y es conocido como la ‚Äúgrabaci√≥n secreta de Pascagoula‚ÄĚ. Esta grabaci√≥n fue la que termin√≥ de convencer al Sheriff Diamond y a otros investigadores como Allen J. Hynek y James Harder de que Calvin y Charlie estaban diciendo la verdad.

http://www.youtube.com/watch?feature=player_embedded&v=Xm7o6Ca5-2w



Algunas de las transcripciones del audio de la grabación secreta, como la de NICAP, presentan la siguiente frase de Calvin Parker al final de la conversación:
‚ÄúEs dif√≠cil de creer‚ĶOh Dios, es horrible‚ĶYo se que hay un Dios all√° arriba.‚ÄĚ
Esta frase no se encuentra en el audio que Los Divulgadores hemos subtitulado. Probablemente porque el audio subtitulado por Los Divulgadores es una copia de la grabación original que podría haber sido cortada o interrumpida antes de llegar a ese momento. También podría ser que la frase haya sido producto de una confusión o manipulación provocada por los medios de comunicación.
Se ha escrito mucho sobre el contenido de esta grabación. Por un lado, ha sido utilizada por los investigadores del fenómeno ovni para defender la autenticidad del caso y por otro lado ha sido minimizada por algunos debunkers. Lo cierto es que ninguna transcripción puede plasmar la atmósfera de aflicción y angustia que envuelve a la conversación que Parker y Hickson sostuvieron la noche del 11 de Octubre de 1973.
El desconcierto y la desesperaci√≥n que expresan sus voces de constituye evidencia fundamental para establecer la autenticidad de lo sucedido. Los Divulgadores les presentamos la famosa ‚Äúgrabaci√≥n secreta de Pascagoula‚ÄĚ con subt√≠tulos en ingl√©s y en espa√Īol, para que ustedes mismos escuchen el grado de terror e incertidumbre que casi dos horas despu√©s de la abducci√≥n a√ļn presentaban los amigos de Pascagoula.(arriba est√° la versi√≥n en espa√Īol)
En la siguiente entrega de esta serie sobre la increíble abducción de Pascagoula presentaremos los examenes realizados por la Base Aérea Keesler, las conclusiones de Allen J. Hynek, las sesiones de hipnosis a las que se sometieron los abducidos, y la locura extraterrestre en la que se sumió el pueblo de Pascagoula…
Fuentes en línea: UFOYI Blogspot, Robert Barrow blogspot, UFO Case Book, Open Minds TV.



Documento disponible en UNIFA web
http://www.unifaweb.com.ar

La direccion de este documento es:
http://www.unifaweb.com.ar/modules/news/article.php?storyid=2585