LOS MITOS DEL ORIGEN DE LOS INCAS: LAS LEYENDAS DE MANCO-C脕PAC Y MAMA-OCLLO Y LOS HERMANOS AYAR.

Fecha 5/8/2009 9:34:04 | Tema: Mitos y Leyendas

El origen de los Incas sigue siendo uno de los m谩s grandes misterios, lo poco que sabemos est谩 basado en 2 leyendas las cuales llegaron oralmente a los oidos de los cronistas: las leyendas de Manco Capac y Mama Ocllo y la de los Hermanos Ayar.

Las diversas informaciones proporcionadas por los cronistas de los siglos XVI y XVII permiten tener una idea de la forma como los incas explicaban los or铆genes del Tahuantinsuyu. Los relatos recopilados por dichos autores remiten a un conjunto de antepasados, masculino y femeninos; entre los cuales destaca la figura de Manco Capac. Todos estos relatos dicen que dichos personajes originalmente habitaron en lugares alejados del valle del Cusco, lo que indica que se trataba de un grupo de conquistadores advenedizos. La llegada al Cusco de los grupos capitaneados par Manco Capac, en este sentido, es presentada como el fin de una larga peregrinaci贸n y de luchas inter茅tnicas que tuvieron como prop贸sito encontrar tierras propicias para la agricultura y Ia edificaci贸n de ciudades.
Existen varias versiones recogidas por los cronistas sobre el episodio original del pueblo inca. Seguramente la mas difundida es aquella compuesta por Gracilazo de la Vega, quien escribi贸 acerca del mito de Manco Capac y Mama Ocllo. El cronista mestizo cuenta que tras emerger de las aguas del ago Titicaca, la pareja m铆tica se dirigi贸 hacia el norte con el objetivo de encontrar el valle donde fundar铆an un gran estado. Esta fue la promesa que les hab铆a hecho su padre m铆tico, el dios Sol.

En su larga caminata, la pareja de hermanos arrib贸 al pueblo de Pacarec Tampu o Pacarictambo- la posada del amanecer 鈥 donde pasaron una noche en el interior cueva. Al dia siguiente, Manco C谩pac ordeno a sus seguidores poblar este lugar, por haberles servido como refugio. No obstante su largo peregrinaje no habr铆a de terminar alli, siguiendo, siempre en direcci贸n norte, continuaron con la caminata y Ilegaron al cerro Huanacari, que se yergue sobre el valle del Cusco, cerca de donde se hallaba asentada entonces la primitiva aldea de Acamama. En este lugar, la vara m谩gica que portaba Manco Capac, al ser lanzado con direcci贸n al valle, se hundi贸 en el terreno, indicando con ello el Sol, hab铆a reservado para la pareja m铆tica. Asentados en el valle, los hermanos fueron reverenciados coma hijos del Sol y llamaron inmediatamente la atenci贸n por sus conocimientos y habilidades. Los naturales del lugar los acogieron como sus gobernantes y aceptaron fundar con ellos un nuevo estado. Una vez realizado este acto fundacional Manco C谩pac y Mama Ocllo instituyeron el orden, las ciencias y las artes, convirti茅ndose en los h茅roes civilizadores de la regi贸n. Se dice que Manco C谩pac reuni贸 a todos los hombres y les ense帽o las artes de la guerra y la construcci贸n de cana de riego y terrazas de cultivo. Mama Ocllo por su parte, convoc贸 a las mujeres y las instruyo en el ate del tejido y Ia agricultura.

Esta versi贸n posee elementos que nos hacen pensar que Gracilazo de la Vega, en realidad, habr铆a transformado una tradici贸n ind铆gena con elementos especialmente dirigidos para llamar la atenci贸n de sus lectores europeos. En la versi贸n garcilasiana, los h茅roes fundadores cusque帽os son presentados como los grandes civilizadotes del mundo andino, responsables de haber sacado de la barbarie a los pueblos que antecedieron a la fundaci贸n del Cusco, Garacilaso 鈥 descendiente de los incas por v铆a materna 鈥 proyecto una imagen idealizada del Tahuantinsuyu, present谩ndolo como una sociedad pol铆tica y econ贸micamente bien organizada, donde no se conoc铆an el hambre ni la escasez; mas bien, se viv铆a en funci贸n de la explotaci贸n racional de los recursos de una justa distribuci贸n de la riqueza.

Se sabe perfectamente ahora, gracias a las recientes investigaciones realizadas acerca del mundo andino, que la cultura en esta regi贸n es milenaria y que no existi贸 el estado de barbarie que Gracilazo atribuye a la 茅poca preincaica. Igualmente, se sabe que el estado inca, habiendo alcanzado un alto nivel de desarrollo afronto serios problemas sociales durante el tiempo en que estuvo vigente debido a las pugnas internas por el poder y a las dificultades propias de todo pueblo conquistador.


LOS OCHO HERMANOS AYAR

Existe tambi茅n otra version del relato fundacional que es menos grandilocuente, pero al mismo tiempo, m谩s andina. Se trata del mito de los hermanos Ayar, recogido por varios cronistas, entre los que podemos citar a Juan de Betanzos, Pedro Cieza de Leon, Felipe Guaman Poma, Juan Santa Cruz Pachacuti y Pedro Sarmiento de Gamboa.

La historia de los hermanos Ayar se inicia a seis leguas del Cusco, en el cerro Tambotoco ubicado cerca del antiguo pueblo de Pacarictambo, cuyo nombre quechua significa posada de Ia producci贸n o posada del amanecer seg煤n diferentes interpretaciones. El cerro pose铆a tres cuevas o ventanas conocidas Maras Toco, Sutic Toco y C谩pac Toco, de las cuales, seg煤n Ia tradici贸n oral, aparecieron en forma espont谩nea los grupos 茅tnicos Maras, Tampus y Ayar respectivamente. Los hermanos Ayar llevaban los siguientes nombres Ayar Uchu, Ayar Manco, Ayar Cachi y Ayar Auca. La onom谩stica de los tres primeros se encuentra claramente relacionada con los alimentos sumidos cotidianamente por los incas y parece evocar un viejo culto a Ia tierra y sus frutos.

Ayar, seg煤n el diccionario de Gonzales Holguin, significa quinua silvestre; probablemente se trate de la ca帽ihua (Chenopodium pallidicaule aellen), cuya forma silvestre es conocida en Ia region del lago Titicaca come ayara o quitaca帽ihua. Uchu corresponde al aji (Capsicum annuum); Manco a un antiguo cereal ca铆do en desuso (Bromas mango) y Cachi a la sal, condimento de uso muy difundido en los Andes. El cuarto hermano, Ayar Auca, deriva su nombre de Ia actividad guerrera (auca, guerrero).

Estos cuatro varones del grupo de los Ayar, salieron de C谩pac Toco acompa帽ados de sus hermanas Mama Ocllo, Mama Raua cura o Cura y Mama Huaco, quien tendr铆a una participaci贸n destacada durante la conquista del Cusco. Los ocho hermanos, junto a sus ayIlus, iniciaron Ia b煤squeda del lugar apropiado donde establecerse, recorriendo de sur a norte punas y quebradas en el territorio que actualmente pertenece a la provincia cusque帽a de Paruro. Si bien el relate de los Ayar presenta un grupo que deambula sin un lugar fijo de residencia, los personajes centrales nunca dejaron de realizar practicas agr铆colas. Cuando los hermanos llegan a una localidad, se quedaban en ella cultivando por algunos a帽os; una vez conseguidas sus cosechas, retomaban la marcha. El primer paradero fue el paraje de Guaynacancha, a cuatro leguas del Cusco. Alli, Mama Ocllo quedo encinta por obra De Ayar Manco.

Tras permanecer alg煤n tiempo sembrando, pasaron a la localidad de Tamboquiro, donde naci贸 el pr铆ncipe Sinchi Roca. El siguiente destino fue Pallata, donde residieron por varios a帽os hasta que se trasladaron a Haysquisrro; en este 煤ltimo lugar se tramo una conspiraci贸n contra Ayar Cachi.

El temor que Cachi despertaba en sus hermanos 鈥 sus poderes m谩gicos le permit铆an derribar cerros y formar quebradas con un solo tiro de su onda- motiv贸 que estos decidieran deshacerse r谩pidamente de 茅l con enga帽os lo convencieron de que regresara a Tambotoco para recoger el napa (insignia del se帽or铆o), unos vasos de oro Ilamados topacusi y ciertas semillas que hab铆an olvidado en Ia cueva C谩pac Toco. Una vez que Ayar Cachi penetr贸 en Ia cueva, un enviado de sus hermanos llamado Tambochacay cerr贸 Ia entrada con bloques de piedra, quedando el m铆tico hondero atrapado para Siempre.

Los conspiradores continuaron Ia travesia por las serranias cordiileranas. Al Ilegar a Quirirmanta, al pie de un cerro, los Ayar celebraron un consejo, en el que decidieron que Ayar Manco, en cuanto se casara con Mama Ocllo, se convertiria en el jefe, y quo Ayar Uchu permanecer铆a en ese Sitio transformado en una huaca principal Ilamada Huanacauri.

En el sistema do creencias andino Ia petrificaci贸n no era entendida como una desaparici贸n o muerte; era una forma de sacralizar a un personaje. Al asumir una naturaleza l铆tica, Ayar Uchu se convert铆a en un ser sagrado un consejero quo permit铆a Ia comunicaci贸n entre el mundo celestial y el terrenal.

El viaje continu贸 hasta quo arribaron a Matagua, donde realizaron por primera vez la ceremonia del Huarachicuy 鈥攊niciaci贸n de los j贸venes nobles a la vida adulta , horadando las orejas del pr铆ncipe Sinchi Roca. Antes de abandonar el pueblo, la fortisima y diestra Mama Huaco, quien se constitu铆a en uno de los principales caudillos del grupo, decidi贸 probar suerte lanzando hacia el norte dos varas de oro; ellas indicarian si el terreno era propicio para asentarse. La primera de las varas cay贸 鈥渁 dos tiros de arcabuz 鈥攁l decir de los cronistas鈥 en Colcabamba, pero no logr贸 penetrar en el suelo debido a su dureza; la segunda tuvo m谩s suerte: tras caer en un terreno conocido como Guaynapata se hundi贸 suavomente. Cabe se帽alar que aunque existen otras variantes del mito en las que se atribuye a Ayar Manco el lanzamiento del bast贸n fundacional, todas coinciden en se帽alar a Guaynapata como el lugar elegido para fundar el asentamiento de Ia capital inca.

Despu茅s de algunos intentos fallidos para Ilegar al paraje se帽alado por la vara todos ellos repelidos por Ia resistencia de los naturales, Ayar Manco orden贸 a AyarAuca. el guerrero, que se adelantase y lo poblase en nombre de sus ayllus. Cumpliendo Ia orden de su hermano Manco, Ayar Auca vol贸 hacia Guaynapata. En este lugar, al pisar un terreno cercano al que posteriormente ocupar铆a el Coricancha, el guerrero quedo convertido en piedra. Aqu铆 nuevamente se hacen presentes elementos andinos en el relato: seg煤n creencias bastante difundidas en los andes, las huancas o piedras sagradas eran mojones que indicaban la toma de posesi贸n de un lugar. Se entiende entonces que, al quedar petrificado, Ayar Auca representaba la ocupaci贸n efectiva del sitio elegido.

Finalmente tras algunos enfrentamientos con las poblaciones locales, Ayar Manco tomo posesi贸n definitiva del lugar junto a los ayllus de sus hermanos. En ese momento cambi贸 su nombre por el de Manco Capac.

http://peruahora.wordpress.com/2009/0 ... cllo-y-los-hermanos-ayar/



Documento disponible en UNIFA web
http://www.unifaweb.com.ar

La direccion de este documento es:
http://www.unifaweb.com.ar/modules/news/article.php?storyid=258