La creacion del mundo segun los germanicos....

Fecha 20/9/2012 12:29:32 | Tema: Mitos y Leyendas

Los romanos denominaron germanos a todos los pueblos que habitaban m谩s all谩 del l铆mite noreste de su imperio; es decir, a los antepasados de los habitantes de Islandia, Escandinavia -Dinamarca, Suecia y Noruega- y Alemania.
Aqui como ven ellos la creacion del mundo ( ampliacion en mi nuevo libro, "Nosotros, Los extraterrestres"
Adolfo Gandin Ocampo
UNIFA Asoc. Civil



Imagen Original

Representaci贸n de Ymir, el primero de los malvados gigantes de hielo.
Cuando a煤n no exist铆a ni la tierra ni el mar ni el aire, hab铆a un gran abismo llamado Ginnungagap, un lugar sin fondo y sin luz. Al sur se encontraba la tierra del fuego, llamada Muspelheim o Muspell, donde s贸lo viv铆a una criatura, el gigante Surt, que pose铆a una espada llameante. Ning煤n otro ser pod铆a vivir all铆, debido a su enorme calor.

Al norte hab铆a otra regi贸n completamente distinta, el Niflheim o tierra de las tinieblas y el agua, una zona oscura, tenebrosa y fr铆a. En ella se encontraba el manantial Hvergelmir, del que nac铆an doce r铆os llamados Elivagar.

Los doce r铆os desembocaban en Ginnungagap, y al entrar en contacto con el viento helado del abismo se transformaban en bloques de hielo. Del mismo modo, las chispas y las llamas del Muspelheim, al llegar al Ginnungagap y caer sobre los hielos, formaban nubes de vapor.

Con el paso del tiempo el vapor, que se fue haciendo escarcha, llen贸 el abismo. De este surgieron una criatura malvada, el gigante Ymir (Ymer), la personificaci贸n del oc茅ano helado y el antepasado de los gigantes del hielo, y una vaca gigante, Audhumla, que alimentaba a Ymir con su leche. Esta, a su vez, lam铆a el hielo para extraer su sal, fundi茅ndolo con su lengua tibia. As铆 surgi贸 un nuevo ser, el dios bueno Buri, enterrado desde tiempos remotos en estos hielos.

La leyenda cuenta que mientras Ymir dorm铆a, empez贸 a sudar y, al mismo tiempo, de su mano izquierda se formaron un hombre y una mujer, gigantes como 茅l. Despu茅s nacieron un hijo tras otro, y de ellos surgi贸 la legi贸n de gigantes helados.

Buri engendr贸 un hijo, Bor, que se cas贸 con una giganta llamada Bestla, con la que tuvo tres hijos: Od铆n, Vili y Ve. Cuando los gigantes descubrieron el nacimiento de los tres dioses Aesir, iniciaron una guerra contra ellos. El enfrentamiento dur贸 muchos a帽os, hasta que los hijos de Bor asesinaron a Ymir.

Su sangre lo inund贸 todo. La totalidad de los gigantes muri贸, excepto Bergelmir y su esposa, que huyeron en un barco hasta llegar a Jotunheim, una inh贸spita tierra que poco afectaba a las criaturas del fr铆o. Sus descendientes seguir铆an siendo enemigos de los dioses.

Od铆n, Vili y Ve tomaron el gigantesco cad谩ver de Ymir y lo arrastraron al Ginnungagap, donde lo despedazaron para formar el Universo:

- de su carne se form贸 el Midgar o la tierra de los mortales, que fue colocado entre el Asgard o la tierra de los dioses, y el Jotunheim, hogar de los gigantes;

- la sangre se transform贸 en los mares y oc茅anos;

- sus huesos formaron las monta帽as, los valles y las colinas;

- sus cabellos fueron utilizados para crear la vegetaci贸n de la tierra;

- los dientes rotos y afilados se convirtieron en acantilados y rocas;

- con su cr谩neo crearon la b贸veda celeste. Debajo pusieron a cuatro enanos para sostenerla: Nordi, Sudri, Austri y Vestri (los cuatro puntos cardinales). De los restos de su cerebro surgieron las primeras nubes;

- con sus cejas crearon un muro alrededor del inhabitable exterior.

S贸lo faltaba la iluminaci贸n de ese espacio. Mediante fuego y calor de Muspelheim, los dioses formaron las estrellas, la Luna y el Sol. Tambi茅n crearon dos carros para que ambos recorrieran el firmamento. Para conducirlos, se eligi贸 a una pareja de hermanos, descendientes de los Aesir: Mani (Luna) y Sunna (Sol). En el mundo n贸rdico, el Sol es femenino, y la Luna, masculina.
La Luna los rob贸 de la Tierra. Ellos simbolizan la luna menguante y creciente.

Por otro lado, el gigante Norvi tuvo una hija, a la que llam贸 Nott (la noche), muy oscura. Esta se cas贸 en tres ocasiones y tuvo varios hijos. Con Dellinger, el dios de la aurora, pariente de Od铆n, tuvo al bello Dag (el d铆a).

Od铆n, Vili y Ve regalaron a Nott y a Dag un caballo para que recorrieran el cielo. El de Nott era Hrimfaxi, de cuyas crines ca铆an las gotas del roc铆o sobre la tierra. El caballo de Dag era Skinfaxi; su crin dorada era tan brillante que iluminaba la tierra.

Los responsables de las estaciones eran dos dioses conocidos como Invierno y Verano. El primero era un dios hura帽o. Por el contrario, Verano era un dios amable. El viento era creado por las alas de un gigante en forma de 谩guila que viv铆a al norte del mundo; se llamaba Hraesvelg.



Documento disponible en UNIFA web
http://www.unifaweb.com.ar

La direccion de este documento es:
http://www.unifaweb.com.ar/modules/news/article.php?storyid=2492