AUGUSTIN LESAGE, EL ARTISTA -MEDIUM QUE SURGIO DE UNA MINA.

Fecha 7/7/2012 4:10:00 | Tema: Enigmas y Misterios

Por Javier García Blanco

Hasta que cumpli√≥ los 35 a√Īos, Augustin Lesage hab√≠a pasado buena parte de su vida trabajando duramente en el interior de una mina de la regi√≥n del Paso de Calais (norte de Francia).

Sin embargo, en 1912 se produjo un extra√Īo suceso que iba a cambiar su vida para siempre. Seg√ļn el propio Lesage, en enero de aquel a√Īo empezaron a sonar en su cabeza voces extra√Īas que le ordenaban que cogiera unos pinceles y comenzara a pintar.

Imagen Original

El pintor y médium Augustin Lesage | Crédito: Shawna Maclellan - Flickr!

Enviado por Rosa Santizo Pareja para UNIFA.


Lesage mantuvo desde entonces que aquellas voces eran de espíritus, que se comunicaban con él desde el más allá, tal y como él mismo explicó por escrito en 1925:

"Espíritus poderosos vinieron a mí, ordenándome que dibujara y pintara, algo que yo no había hecho nunca. Sin haber visto antes un tubo de pintura, puede imaginar mi sorpresa ante esta revelación. 'Pero no sé nada sobre pintar', les dije. 'No te preocupes, nosotros trabajaremos a través de tus manos', me contestaron".

Poco despu√©s de aquella "revelaci√≥n" comenz√≥ a relacionarse con algunos grupos espiritistas ‚ÄĒmuy abundantes a finales del siglo XIX y comienzos del XX‚ÄĒ, participando en sus sesiones.

En algunas de ellas acab√≥ convencido de que su hermana Marie ‚ÄĒfallecida cuando ten√≠a solo cuatro a√Īos‚ÄĒ se comunicaba con √©l, surgiendo as√≠ sus primeros "dibujos autom√°ticos" (dise√Īos realizados de forma inconsciente, en su caso supuestamente inspirados desde el M√°s All√°).

Imagen Original

Detalle de la pintura 'El espíritu de la pirámide' | Crédito: Museo LAM, Lille.

En aquellos primeros a√Īos Lesage altern√≥ su trabajo en la mina con su ins√≥lita faceta de artista-m√©dium: "Todas las noches trabajaba al salir de la mina. Llegaba cansado, pero la fatiga se iba tan pronto comenzaba a pintar", asegur√≥ en sus textos.

En julio de 1913 decidió abandonar su trabajo en la mina para dedicarse a ejercer como curandero, una actividad que le causó problemas legales, pues llegó a ser juzgado por intrusismo continuado en la práctica de la medicina.

Por suerte para él decenas de pacientes declararon haber sido curados gracias a sus prácticas y fue absuelto en enero de 1914. No tuvo ocasión de retomar sus actividades "sanadoras", pues fue llamado a filas para luchar en los campos de batalla de la Primera Guerra Mundial.

Tras su vuelta a casa en 1916 regresó a su antiguo trabajo en la mina, y también volvió a pintar, dejando que los "espíritus" guiaran su mano sobre el lienzo.

Cinco a√Īos m√°s tarde, en 1921, se produjo otro de los hechos trascendentes de su vida: conoce a Jean Meyer, director de la 'Revista Esp√≠rita' de Francia. Meyer qued√≥ asombrado con la obra de Lesage, y desde ese momento se convirti√≥ en su mecenas.

Imagen Original

Los misterios del Antiguo Egipto' | Crédito: Museo LAM, Lille.

Gracias al apoyo financiero de Meyer, Augustin pudo dejar el duro trabajo en la mina definitivamente y dedicarse por entero a su labor como "pintor psíquico".

En 1925 expuso algunas de sus obras en el Congreso Esp√≠rita Internacional, donde tuvo la oportunidad de conocer a L√©on Denis ‚ÄĒun destacado espiritista de la √©poca‚ÄĒ y al m√©dico y novelista Arthur Conan Doyle, creador del c√©lebre Sherlock Holmes y un aut√©ntico creyente en lo sobrenatural.

De all√≠ dio el salto al c√≠rculo art√≠stico convencional, consiguiendo exponer sus obras en lugares como el Sal√≥n de Bellas Artes, el Sal√≥n de Oto√Īo de Par√≠s o el Sal√≥n de Artistas Franceses.

En la actualidad, los historiadores del arte encuadran la obra de Lesage dentro del llamado Arte Bruto (una definición creada por Dubuffet para etiquetar aquellas obras realizadas por personas ajenas al mundo artístico 'oficial', como enfermos psiquiátricos o marginales).

Imagen Original

Lesage (con barba) junto a unos amigos en una exposición | Crédito: Colección Philippe …

El propio Lesage insistía continuamente en que él no tenía control sobre lo que su mano pintaba sobre el lienzo, y tampoco sabía con antelación qué iba a plasmar. Simplemente obedecía a los espíritus, ya fuera el de su hermana o el de Leonardo da Vinci, entre otros. Fruto de aquella "técnica" surgieron las fácilmente reconocibles obras de Lesage, caracterizadas por su monumentalidad, formas geométricas y su simetría en torno a un eje central.

A su muerte en 1954, Lesage dejó tras de sí un legado pictórico de más de 800 pinturas, que hoy se conservan repartidas entre distintos coleccionistas privados y museos como el LAM (Museo de Arte Moderno, Contemporáneo y Arte Bruto de Lille) o el Museo de Arte Moderno de París.

FUENTE:: http://es.noticias.yahoo.com/blogs/arte-secreto/.



Documento disponible en UNIFA web
http://www.unifaweb.com.ar

La direccion de este documento es:
http://www.unifaweb.com.ar/modules/news/article.php?storyid=2367