LOGRAN CAMBIAR, DESDE EL PRESENTE, UN EVENTO DEL PASADO.

Fecha 2/5/2012 10:40:00 | Tema: Noticias de ultima hora

De Jose Manuel Nieves

Un grupo de f√≠sicos acaba de lograr lo que parec√≠a imposible: modificar desde el presente un evento que ya hab√≠a sucedido con anterioridad. La haza√Īa se ha conseguido aprovechando una extra√Īa capacidad de las part√≠culas subat√≥micas que ya hab√≠a sido predicha, pero que jam√°s hasta ahora hab√≠a podido ser demostrada. El espectacular hallazgo se publica en Nature Physics.

Enviado por Rosa Santizo Pareja para UNIFA.

Imagen Original



A la larga lista de propiedades extraordinarias de las part√≠culas subat√≥micas habr√° que a√Īadir, a partir de ahora, su capacidad para influir en el pasado. O, dicho de otra forma, para modificar acontecimientos ya sucedidos. El concepto clave que permite este nuevo y sorprendente comportamiento es un viejo conocido de los f√≠sicos: el entrelazamiento cu√°ntico, un fen√≥meno a√ļn no del todo comprendido y que consiste en una suerte de "uni√≥n √≠ntima" entre dos part√≠culas subat√≥micas sin importar a qu√© distancia se encuentren la una de la otra. Cuando dos part√≠culas est√°n "entrelazadas", cualquier modificaci√≥n que llevemos a cabo sobre una se reflejar√° de inmediato en la otra, aunque √©sta se encuentre en el otro extremo de la galaxia.

Ahora, y por primera vez, un grupo de investigadores ha conseguido entrelazar partículas después de haberlas medido, es decir, a posteriori y en un momento en que alguna de ellas podría haber dejado ya de existir.

Suena desconcertante, es cierto. Incluso los propios autores del experimento se refieren a √©l como "radical" en el art√≠culo que aparece esta semana en Nature Physics. "Que estas part√≠culas est√©n o no entrelazadas -reza el art√≠culo, cuyo primer firmante es Xiao-song Ma, del Instituto de √ďptica Cu√°ntica de la Universidad de Viena- es algo que se decidi√≥ despu√©s de haberlas medido".

En esencia, los investigadores han conseguido demostrar que acciones llevadas a cabo en el futuro pueden ejercer influencia en eventos del pasado. Siempre y cuando, claro, limitemos la experiencia al ámbito de la Física Cuántica.

All√≠, en el extra√Īo mundo de las part√≠culas subat√≥micas, las cosas suceden de forma muy diferente a como lo hacen en el mundo "real" y macrosc√≥pico que podemos ver y tocar cada d√≠a a nuestro alrededor. De hecho, cuando el entrelazamiento cu√°ntico fue predicho por primera vez, el mism√≠simo Albert Einstein expes√≥ su disgusto por la idea calific√°ndola de "acci√≥n fantasmal a distancia".

Despu√©s, durante las √ļltimas d√©cadas, el entrelazamiento fue probado cientos de veces en laboratorio, sin que hasta el d√≠a de hoy los f√≠sicos hayan podido averiguar c√≥mo puede producirse esa especie de "comunicaci√≥n instant√°nea" entre dos part√≠culas que no est√°n en contacto f√≠sico. Ahora, el equipo de la Universidad de Viena ha llevado el entrelazamiento un paso m√°s all√°, y ha conseguido lo que nadie hab√≠a podido hacer hasta ahora.

Para realizar su experimento, los físicos partieron de dos parejas de partículas de luz, esto es, de dos "paquetes" de dos fotones cada uno. Cada una de las dos partículas de cada pareja de fotones estaban entrelazadas entre sí. Más tarde, un fotón de cada pareja fue enviado a una persona hipotética llamada Victor. Y de las dos partículas (una por pareja) que quedaron detrás, una fue entregada a Bob y la otra a Alice. (Bob y Alice son los nombres que se utilizan habitualmente para ilustrar los experimentos de Física Cuántica).

Víctor, al tener un fotón de cada pareja entrelazada, tiene pleno control sobre las partículas de Bob y Alice. Pero qué sucedería si Victor decidiese entrelazar a su vez sus dos partículas? Al hacerlo, también los fotones de Bob y Alice (ya entrelazados con cada uno de los dos fotones en poder de Víctor), se entrelazarían el uno con el otro. Lo bueno es que Víctor puede decidir llevar a cabo esta accíon en cualquier momento que quiera, incluso después de que Bob y Alice hubieran medido, modificado o incluso destruído sus propios fotones.

"Lo realmente fantástico -afirma Anton Zellinger, también de la Universidad de Viena y coautor del experimento- es que esa decisión de entrelazar los dos fotones puede ser tomada en un momento muy posterior. Incluso en uno en que los otros fotones podrían haber dejado de existir".

La posibilidad de llevar a cabo este experimento hab√≠a sido predicha en el a√Īo 2000, pero hasta ahora nadie hab√≠a conseguido realizarlo. "La forma en que entrelazamos las part√≠culas -explica Zeilinger- es envi√°ndolas hacia un cristal cuya mitad es un espejo. El cristal, por lo tanto, refleja la mitad de los fotones y deja pasar a la otra mitad. Si tu env√≠as dos fotones, uno a la izquierda y otro a la derecha, cada uno de ellos olvidar√° de d√≥nde procede. Es decir, perder√°n sus identidades y ambos quedar√°n entrelazados".

Zeilinger asegura que la t√©cnica podr√° ser usada alg√ļn d√≠a para la comunicaci√≥n ultrar√°pida entre dos computadoras cu√°nticas, capaces de usar el entrelazamiento para almacenar informaci√≥n. Por supuesto, una m√°quina as√≠ no existe todav√≠a, aunque experimentos como el descrito suponen un paso muy firme hacia ese objetivo.

"La idea -asegura Zeilinger- es crear dos pares de partículas, y enviar una a un ordenador y la otra al otro. Entonces, si entrelazamos esas partículas (como en el experimento), los dos ordenadores podrán utilizarlas para intercambiar información".

FUENTE :: http://www.abc.es/blogs/nieves/public ... ento-del-pasado-12215.asp.



Documento disponible en UNIFA web
http://www.unifaweb.com.ar

La direccion de este documento es:
http://www.unifaweb.com.ar/modules/news/article.php?storyid=2250