SALVATOR ROSA, EL PINTOR DE LAS BRUJAS.

Fecha 27/4/2012 13:00:00 | Tema: Enigmas y Misterios

Por Javier García Blanco.

Todos los textos que repasan la vida y obra del napolitano Salvator Rosa (1615-1673) coinciden en se√Īalar lo poco convencional que fue este singular artista italiano del siglo XVII.

Enviado por Rosa Santizo Pareja para UNIFA.

Imagen Original

Autorretrato de Salvator Rosa | Crédito: Wikipedia.


Y no es de extra√Īar, pues su biograf√≠a est√° plagada de luces y sombras. No faltan las referencias en las que se se√Īala que vivi√≥ un tiempo entre bandidos; sus contempor√°neos lo tildaban de "poco ortodoxo y extravagante" o de "eterno rebelde" y sus inquietudes art√≠sticas le llevaron a probar suerte en la pintura, el grabado, la m√ļsica, la poes√≠a o el teatro.

Enemigo ac√©rrimo del todopoderoso Bernini, parece ser que nunca le importaron las consecuencias de enfrentarse a destacados artistas y mecenas, e incluso dicen algunas referencias que form√≥ parte de la llamada 'Compagnia della Morte', una hermandad siniestra dedicada a dar muerte a los por entonces poco apreciados espa√Īoles.

Con tales antecedentes, no es de extra√Īar que Rosa goce del honor de ser considerado uno de los genios art√≠sticos m√°s singulares del siglo XVII italiano.

Nacido en una pobre familia napolitana, su padre, Vito Antonio de Rosa, se hab√≠a empe√Īado en que su v√°stago hiciera una carrera de provecho en el seno de la Iglesia. Pero para disgusto de su progenitor, Salvator llevaba el "veneno" del arte en sus venas, y a ello dedic√≥ toda su vida.

Con solo veinte a√Īos se traslad√≥ a Roma para cumplir su sue√Īo, y no tard√≥ en destacar entre la comunidad art√≠stica de la Ciudad Eterna. All√≠ reuni√≥ a un grupo de aficionados y dio forma a una peculiar compa√Ī√≠a teatral, cuyas representaciones gozaron de un importante √©xito.

Sin embargo, su carrera como actor y dramaturgo no duró mucho, pues tras inundar la ciudad con pasquines criticando a su odiado Bernini y a otros personajes influyentes, se vio obligado a escapar a Florencia.

All√≠ pas√≥ nueve a√Īos de su vida (entre 1640 y 1649) y dio forma a la parte de su producci√≥n art√≠stica que m√°s nos interesa: sus pinturas de brujas y hechicer√≠as.

Imagen Original

'Sa√ļl y la bruja de Endor' | Cr√©dito: Wikipedia.

Los cat√°logos del Louvre y de la National Gallery ‚ÄĒmuseos en los que se encuentran algunas de estas obras 'brujeriles'‚ÄĒ coinciden en se√Īalar que las obras con temas ocultistas eran poco usuales en la pintura italiana de su √©poca.

Pero ya hemos dicho que Salvator Rosa era poco convencional, y no faltan referencias a su persona que se√Īalan su inter√©s "hacia lo sobrenatural y los misterios de la mente". Unas inquietudes estas que habr√≠an surgido al frecuentar ciertos ambientes eruditos de su ciudad natal.

En cualquier caso, lo cierto es que estas pinturas con escenas de brujer√≠a se cuentan entre las obras m√°s interesantes del artista. Una de ellas es 'Sa√ļl y la bruja de Endor' (hoy en el Louvre), en la que se representa el pasaje b√≠blico descrito en el Primer Libro de Samuel.

Seg√ļn las Escrituras, el rey Sa√ļl, asustado por su pr√≥ximo enfrentamiento con los filisteos, quiso consultar a Dios para conocer su destino. Al no tener respuesta, orden√≥ que buscasen a una bruja, a pesar de que √©l mismo hab√≠a prohibido la adivinaci√≥n.

Fue as√≠ como le llevaron ante la bruja de Endor, una nigromante que le permiti√≥ contactar con el esp√≠ritu del profeta Samuel. Sa√ļl descubri√≥ as√≠ que Dios le hab√≠a abandonado y que David ser√≠a su sucesor.

En el cuadro, a la derecha, vemos a Samuel envuelto en una fantasmag√≥rica mortaja. Ante √©l se postra un aterrado Sa√ļl. Sobre este se observa a la bruja, una anciana que realiza sus hechizos, as√≠ como a una cohorte de seres de las tinieblas.

Otra obra similar, que hoy forma parte de la colección de la National Gallery de Londres, es 'Brujas durante sus encantamientos' (1646). La pinacoteca londinense califica esta obra como "el ejemplo más ambicioso" de las pinturas "sobrenaturales" de las que se conservan entre la obra de Rosa.

Imagen Original

'Brujas en sus encantamientos' | Crédito: National Gallery.

Sin nos fijamos en la pintura, observamos un numeroso grupo de personajes que realizan distintos hechizos, mientras un siniestro ahorcado cuelga de un √°rbol con las ropas agitadas por el viento.

A estas dos obras ‚ÄĒquiz√° las m√°s conocidas de esta tem√°tica surgidas de los pinceles del artista‚ÄĒ hay que sumar unas cuantas m√°s, y no pocos poemas, como el titulado "La bruja".

Una producci√≥n art√≠stica de tem√°tica inquietante que sigue siendo hoy un testimonio perfecto del esp√≠ritu singular que fue Salvator Rosa. No es de extra√Īar que, apenas un siglo despu√©s de su muerte, algunos de los artistas del movimiento rom√°ntico consideraran al artista napolitano como un "aut√©ntico h√©roe".

FUENTE :: http://es.noticias.yahoo.com/blogs/ar ... as-115540747.html#more-id.



Documento disponible en UNIFA web
http://www.unifaweb.com.ar

La direccion de este documento es:
http://www.unifaweb.com.ar/modules/news/article.php?storyid=2234