LA DEPRESI脫N POST-PARTO Y EL RELATO DE TERROR.

Fecha 3/4/2012 9:30:00 | Tema: OFFTOPIC

Soci贸loga, feminista implacable, intelectual aguda y gran铆tica, ninguna de estas facetas asisti贸 a Charlotte Perkins Gilman durante el per铆odo m谩s complejo y peligroso de su vida. Fue la literatura y su intuici贸n sobre los matices m谩s escandalosos del relato de terror quien la salvar铆a del desastre.

Enviado por Rosa Santizo Pareja para UNIFA.

Imagen Original



A modo de ejemplo, tomemos cualquier cuento de terror, no importa el per铆odo en el que haya sido escrito, y expongamos fr铆amente el nudo de su trama, es decir, el disparador por el cual el horror se hace presente en la historia.

El resultado de esta disecci贸n es casi tam amplio como cuentos de terror hayamos seleccionado, de modo que ver铆amos pasar innumerables fantasmas, aparecidos, vampiros, asesinos, demonios, brujas, homicidios casuales o intencionales, eventos sobrenaturales o paranormales, etc. Ahora bien, si contrastamos el t贸pico esencial de Charlotte Perkins Gilman con cualquier historia de terror veremos que el verdadero horror naci贸 con ella, y no en los subterr谩neos salones de alguna catacumba victoriana.

De eso se trata El tapiz amarillo (The Yellow Wallpaper), relato que expone las pulsiones homicidas de una mujer durante la depresi贸n post-parto.

Charlotte Perkins naci贸 en Hartford, Connecticut. Su padre abandon贸 a la familia siendo ella una ni帽a, y su madre, incapaz de amarla, le prohibi贸, entre otras cosas, forjar amistades y leer ficci贸n. En 1884 Charlotte se cas贸 con el artista Charles Walter Stetson, y un a帽o despu茅s nacer铆a su hija, Katharine Beecher Stetson, a quien le debemos la creaci贸n de uno de los mejores relatos de terror jam谩s escritos.

Charlotte Perkins Gilman sufri贸 una honda depresi贸n post-parto en los meses que siguieron al nacimiento de Katharine. Con 26 a帽os de edad, busc贸 la asistencia profesional del primer "neur贸logo calificado" de Estados Unidos, el doctor S.W. Mitchell, quien le diagnostic贸 un agotamiento nervioso y le prescribi贸 una "cura de descanso", que no era otra cosa que obligarla a abandonar sus funciones como escritora y pensadora del feminismo para convertirla en una reclusa hogare帽a al cuidado de su hija reci茅n nacida.

Charlotte intent贸 seguir el tratamiento de Mitchell durante unos meses, pero su depresi贸n se profundiz贸 de un modo alarmante, poni茅ndola al borde del colapso emocional. Durante este per铆odo ca贸tico compuso el primer borrador de El tapiz amarillo, que ser铆a terminado algunos a帽os despu茅s. El relato expone lo m谩s crudo de una obsesi贸n y la respuesta brutal que la sociedad ejerce sobre las mujeres cuando 茅stas osan contradecir los mandatos paradigm谩ticos que pesan sobre ellas.

El tapiz amarillo detalla la historia de una mujer en plena depresi贸n post-parto, recluida en una casona durante dos meses, en los cuales aprende a aborrecer el mismo repugnante empapelado amarillo que cubre los muros. El horror est谩 presente, pero de un modo in茅dito, sutil, que denuncia crudamente el rol de la mujer en la sociedad y su falta de autonom铆a intelectual, emocional y f铆sica. La protagonista debe hacer lo que otros le exigen, ya sea su esposo o su doctor, aunque el tratamiento contradiga lo que ella realmente necesita: libertad para moverse, para escribir, y, sobre todo, para pensar.

Charlotte Perkins Gilman se divorci贸 de su marido en 1888, algo inaudito para la 茅poca, y su depresi贸n comenz贸 a ceder casi de inmediato. El tapiz amarillo apareci贸 en 1890, adem谩s de incontables novelas, ensayos y poemas que la posicionaron como un baluarte por los derechos de la mujer. Desde que retom贸 su libertad, Charlotte comand贸 activamente numerosas asociaciones por la igualdad de g茅nero, como la Pacific Coast Woman's Press Association, Woman's Alliance, Economic Club, Ebell Society, Parents Association y el State Council of Women.

Semejante fruici贸n intelectual no impidi贸 que Charlotte Perkins Gilman recordase a su viejo m茅dico y su celeb茅rrimo tratamiento para las mujeres demasiado oficiosas a la hora de pensar, y le envi贸 una copia autografiada de El tapiz amarillo.

En enero de 1932, Charlotte fue diagnosticada de c谩ncer de mama. Para rubricar con sangre su defensa de la eutanasia para los enfermos terminales, se suicid贸 el 17 de agosto de 1935 con una eficaz sobredosis de cloroformo.

Lord Aelfwine.


El tapiz amarillo (The Yellow Wallpaper, Charlotte Perkins Gilman, 1890):: http://elespejogotico.blogspot.com.es ... lo-charlotte-perkins.html.

FUENTE :: http://elespejogotico.blogspot.com.es ... rto-relato-de-terror.html.




Documento disponible en UNIFA web
http://www.unifaweb.com.ar

La direccion de este documento es:
http://www.unifaweb.com.ar/modules/news/article.php?storyid=2172