El Roswell peruano...

Fecha 24/9/2011 7:34:02 | Tema: Sucedio en la historia OVNI

“El OVNI estrellado fue atacado por algo “
El Cabo del Cuerpo de Marines, John Weygandt (Quien fue parte del Disclosure Project) fue enviado a Per√ļ en Marzo de 1.997 y su trabajo consist√≠a en proveer seguridad a una instalaci√≥n de radar que, seg√ļn se le dijo, monitorear√≠a el tr√°fico a√©reo del narcotr√°fico entre Per√ļ y Bolivia.
El Cabo declara: “Cerca de la medianoche, y mientras estaba de guardia, los Sargentos Allen y Atkinson me informaron que una aeronave se había estrellado y se requería que fuéramos para asegurar el área del accidente.......


Informa e investigo desde UNIFA
Adolfo gandin Ocampo

Imagen Original
Siendo de madrugada, nos dirigimos en seis veh√≠culos Hummer y llegamos al √°rea con las primeras luces del d√≠a. Ciertamente, nos fue muy f√°cil localizar el lugar preciso, ya que hab√≠a una enorme hendidura en el terreno y era evidente que algo se hab√≠a estrellado. Todo el terreno estaba quemado y el aspecto era similar a cuando uno corta manteca tibia con un cuchillo. Era como si algo muy caliente, √≥ un laser de alta energ√≠a lo hubiera cortado. Era algo realmente extra√Īo. Yo estaba al frente del grupo, junto a los Sargentos Allen y Atkinson, adelantados unos veinte metros del resto del grupo. Nosotros tres fuimos los primeros en ver aquello. La marca sub√≠a derecho por la colina y luego hacia el lado del barranco, en la cresta. Una cresta de sesenta metros de roca s√≥lida. Y un enorme aparato se hallaba enterrado, en un √°ngulo de 45 grados, hacia un lado de aquella cresta.

El aparato estaba despidiendo un l√≠quido, una especie de jalea de color verdoso-p√ļrpura. Y aquel l√≠quido estaba por todos lados, fluctuando como si estuviera vivo y cambiando a distintos tonos de √©se color verdoso-p√ļrpura. El aparato zumbaba de manera similar a una guitarra de bajos y ten√≠a una luz que lo rodeaba lentamente. La mayor parte del aparato se hallaba enterrada en la cresta, pero se pod√≠an apreciar unas ventilas, similares a las agallas de los peces, en la parte trasera. Aquel l√≠quido se impregn√≥ en mis ropas y le hizo agujeros, y quem√≥ el vello de mis brazos. Hab√≠a tres orificios en la nave, que podr√≠an haber sido mirillas, y que destacaban del perfil del cuerpo principal de la nave. Y hab√≠a otra mirilla del mismo ancho y di√°metro de la mirilla superior y se hallaba como deformada hacia un lado y estaba a medio abrir. No pude ver ninguna luz, √≥ alguna otra cosa que saliera de ah√≠, pero pude sentir una especie de presencia. Era algo muy extra√Īo. Creo que aquellas criaturas me calmaron, era muy raro y pienso que intentaban comunicarse conmigo en forma telep√°tica‚ÄĚ.

El Cabo estim√≥ que aquella nave tendr√≠a unos veinte metros de largo por diez de ancho, y su forma era similar a algo intermedio entre un huevo y una gota. ‚ÄúLa cubierta de la nave ten√≠a baches, muescas y ap√©ndices en ellos. Aquello era algo realmente org√°nico, casi como art√≠stico. Era algo que parec√≠a haber sido hecho en un taller de arte, como si hubiera sido hecho a mano, pero con materiales que desconozco. Definitivamente, no era nada similar al titanio. Es decir, parec√≠a met√°lico pero no ten√≠a ning√ļn reflejo. El sol ya brillaba sobre ella y yo pod√≠a ver los distintos matices de la nave, pero no proyectaba ning√ļn reflejo.

De repente, los Sargentos me gritaron que me fuera al demonio de ahí. Luego de que descendimos, nos encontramos con gente del Departamento de Energía. Ellos ya estaban al tanto de lo sucedido, así que hasta hoy no se por qué nos enviaron ahí. Pero, de todas formas, fui arrestado y esposado. Unos hombres vestidos con camuflaje negro me despojaron de todo mi equipo. Me avasallaron, amenazándome con que terminaría en una camilla. Ellos no tenían sus etiquetas identificatorias y en el sitio del accidente había como treinta de aquellos tipos, vestidos con trajes biológicos.

Me dijeron que aquel aparato volaba entrando y saliendo de nuestra atm√≥sfera a una velocidad superior a MACH 10. Ahora, si tu tienes un objeto que hace una reentrada en la atm√≥sfera y luego se detiene en un suspiro, gira y se aleja justo en la direcci√≥n contraria, eso ya es algo muy extra√Īo. Los meteoros no hacen eso. Aquella nave no era de nuestro planeta. Yo se bien lo que vi y me pregunto si aquellas instalaciones de radar no fueron constru√≠das en un intento por monitorear a los OVNI‚Äôs, usando como cubierta el hecho de controlar los vuelos del narcotr√°fico.

Aquellos tipos contaban con telémetros láser y toda una serie de aparatos de alta tecnología que yo nunca antes había visto. Aquellos telémetros eran similares a grandes telescopios y había una especie de centro de comando que era operado por una fuerza multi-nacional.
Por lo que √©ste aparato fue rastreado por √©stos radares en particular, y estoy convencido que cuando yo lo vi, fue luego de haber sido impactado por algo. Algo de seguro lo derrib√≥‚ÄĚ.

Nota del editor: El Cabo Weygandt describe un aparato que ha sido da√Īado por acci√≥n enemiga. Pudiendo ser √©sta nuestra, √≥ de alguna otra fuerza alien√≠gena rival.
Su testimonio puede leerse en la p√°gina 274 de ‚ÄúDisclosure: Witnesses Reveal the Greatest Secrets‚ÄĚ por Steven Greer. E indica el uso de fuerza letal contra √©stos intrusos durante la administraci√≥n Clinton. Podemos asumir que √©ste tipo de guerra contin√ļa.

Ahora, el testimonio de un piloto militar peruano...

En mayo de 1997, se hab√≠an programado pruebas de vuelo en el Cuzco y Puno de 2 aviones de guerra reci√©n reparados (MIG 29), en el momento que vol√°bamos junto con mi compa√Īero Yvan Vilchez, el coronel Javier Sambrano nos comunica por la radio que hab√≠an detectado un avi√≥n que no se hab√≠a identificado y que sospechaban que era un avi√≥n del narcotr√°fico, el coronel nos ordena interceptar ese avi√≥n, yo como estaba lejos de la zona, mi compa√Īero llega primero, y me comunica por la radio con voz temblorosa que no era un avi√≥n, sino un OVNI, √©l se acerc√≥ poni√©ndose atr√°s, pero el OVNI lanz√≥ fuego como si fuera un rayo, el cual mi compa√Īero logro esquivar, al darse cuenta que el OVNI fue hostil, mi compa√Īero decide interceptarlo con un misil peque√Īo Vympel, y el OVNI cae derribado.
Al dia siguiente llegaron unos Marines de los Estados Unidos, uno de ellos de nombre John Weygandt (El cual si buscan su nombre en internet el tambien puede dar fe de todo esto). Al final de todo nos dieron una orden de no comentar nada de lo que habia pasado, y todo esto era secreto de estado.



Documento disponible en UNIFA web
http://www.unifaweb.com.ar

La direccion de este documento es:
http://www.unifaweb.com.ar/modules/news/article.php?storyid=1833