EL CAMINO DE VIRACOCHA, LA SUPREMA DIVINIDAD DEL MUNDO ANDINO.

Fecha 4/9/2011 9:43:43 | Tema: Civilizaciones Antiguas

Aunque fue Inti (Sol en quechua) el generador de la vida para cientos de generaciones de indígenas de América, el Creador, o bien, el Dios absoluto, era llamado Viracocha, en el mundo andino.

[img width=300]http://www.yurileveratto.com/thumbnail.php?im=foto/209/f1.jpg&maxsize=360[/img]


Cuando los espa√Īoles llegaron a Cusco, embriagados por las toneladas de oro que arrebataron en Cajamarca vali√©ndose de un enga√Īo, fueron inicialmente acogidos como liberadores, pues hab√≠an matado al repudiado Atahualpa y, por consiguiente, parec√≠an haberse alineado a favor del difunto Hu√°scar.

Cuando entraron al palacio del Coricancha, quedaron extasiados al ver tanta magnificencia y riqueza, pero no sabían que los tres objetos más importantes de todos, dos de los cuales representaban a Viracocha, la suprema divinidad, ya se los habían llevado. Se trataba de la cadena de oro de Huáscar (que ilustraba a la serpiente bicéfala o Yawirka), el gran disco solar de oro (en cuyo centro estaba el rostro de Viracocha) y una estatua antropomorfa (la cual también simbolizaba al Dios andino, llamada Punchau).
Cuando, aproximadamente veinte a√Īos despu√©s, el erudito espa√Īol Cieza de Le√≥n lleg√≥ a las ruinas de Tiahuanaco, los ancianos Aymar√° de la zona le describieron a su Dios como un magn√≠fico h√©roe civilizador, creador y reformador del mundo, cuyo nombre era Viracocha.

Los escritores espa√Īoles posteriores a Cieza de Le√≥n, como Juan Diez de Betanzos y Sarmiento de Gamboa, quienes reconstruyeron las leyendas andinas despu√©s de haber pasado a√Īos conversando con los ancianos del altiplano, en las orillas del Titicaca, el lago navegable m√°s alto de la Tierra, describieron a Viracocha como un ser antropomorfo que apareci√≥ en la isla del Sol (lago Titicaca) durante la √©poca del Purun Pacha (el silencio despu√©s de la tempestad).

El mito sugiere que, en aquel per√≠odo, s√≥lo el alma del jaguar (Titi en aymara), dominaba los inmensos valles andinos, pero Viracocha se manifest√≥ en la isla del Sol. Era alto, robusto, blanco, con abundante cabello rubio y barbado; hab√≠a venido para restablecer el orden, crear, regenerar y civilizar; ten√≠a inmensos poderes: pod√≠a hacer llover, allanar las monta√Īas, desviar los r√≠os; cre√≥ el cielo y la Tierra, luego dio origen a los gigantes, llamados Waris Runa (cuyo progenitor, llamado Pirua, dio su nombre a Per√ļ entero), a quienes orden√≥ adorar al Wari, un ser m√≠tico con cuerpo de macrauchenia (un enorme mam√≠fero que existi√≥, parecido a un caballo arcaico), hocico de felino (Titi) y alas de c√≥ndor. As√≠, los gigantes erigieron los primeros templos para la adoraci√≥n de Viracocha, de Wari y del Sol (Willka, en aymara).

Seg√ļn las creencias recopiladas por Sarmiento de Gamboa, los gigantes fueron irrespetuosos con Viracocha, quien se veng√≥ desencadenando el diluvio universal (Uno Pachaci).

Seg√ļn Blas Valera, el nombre pr√≠stino de Dios era Illa Tiki, que en aymara significar√≠a ‚Äúluz original‚ÄĚ. El nombre Viracocha, en cambio, le ser√≠a atribuido s√≥lo posteriormente, cuando desapareci√≥ en el mar de Tumbes (Vira, espuma; cocha, espejo de agua).

Después del diluvio, el Creador dividió el mundo en cuatro partes y forjó los seres humanos, a quienes separó en cuatro pueblos que se repartieron desde el centro, o bien, del Titicaca (Titi, jaguar; Kaka, pez). Sus tres discípulos, que tuvieron la tarea de crear los animales, las plantas y las flores, se llamaron Manco (legislador), Colla y Tokay.

Entonces la leyenda narra que Viracocha emprendi√≥ un viaje en direcci√≥n noroeste. Apenas lleg√≥ al sitio de Raqchi, sufri√≥ la afrenta de sus habitantes, que se negaron a escucharlo y lo echaron, arroj√°ndole piedras. Viracocha se veng√≥ haciendo llover fuego sobre Raqchi, calcinando a toda la poblaci√≥n. (En la era incaica, en Raqchi fue erigido despu√©s un grandioso templo dedicado a Viracocha, tambi√©n √©ste saqueado por los espa√Īoles, quienes buscaban el Punchau).
El camino de Viracocha continuó hacia el noreste y llegó a donde hoy surge el Cusco; luego prosiguió un camino rectilíneo hasta llegar al mar en los alrededores de Tumbes. En aquellas playas, donde lo aguardaban sus discípulos, Viracocha caminó sobre las aguas y se alejó con sus secuaces en la inmensidad del océano. Desde aquel momento fue llamado precisamente Viracocha, o bien, espuma del océano.

La leyenda de Viracocha desencaden√≥, en el curso de los √ļltimos decenios, los m√°s intensos debates entre los historiadores. Algunos llegaron incluso a sostener que el Dios andino no era otro que Jehov√°, que terminaba la creaci√≥n del Nuevo Mundo. Otros, que utilizaron el extenso nombre Kon Tiki Illa Viracocha, aseveraron que fue simplemente el ‚ÄúCreador del mundo‚ÄĚ.

¬ŅQui√©n era realmente Viracocha? ¬ŅQuiz√°s un hombre, dotado de poderes m√°gicos y estimado por sus secuaces como el Dios Absoluto? ¬ŅO tal vez un hombre, dotado de poderes sobrenaturales que, como Jes√ļs, era considerado el hijo de Dios? ¬ŅEs veros√≠mil la tesis de algunos estudiosos que juzgan incluso a Viracocha como un descendiente de pueblos n√≥rdicos que lleg√≥ por accidente al lago Titicaca?

La estudiosa de mitolog√≠a andina Mar√≠a Scholten (1926-2007), en su libro La ruta de Viracocha (1977), fue quien sostuvo que, durante su viaje, Viracocha erigi√≥ los cimientos de futuras ciudades que posteriormente fueron construidas. Esta especialista comprob√≥ la existencia de una gran cruz cuadrada (chacana), cuyo centro estaba fijado en Cusco (¬Ņquiz√°s porque Sacsayhuam√°n es el sitio arqueol√≥gico m√°s antiguo de Am√©rica?). El dise√Īo geom√©trico estaba dividido a la mitad por una l√≠nea que formaba un √°ngulo de 45 grados respecto al ecuador. Dicha l√≠nea, llamada Capac √Ďan, fue justamente el camino recorrido por Viracocha.

Scholten (quien basaba sus investigaciones en el libro de 1613 Relaci√≥n de antig√ľedades deste Reino del Per√ļ, del escritor ind√≠gena Santa Cruz Pachacutic Yamqui Salcamayhua), verific√≥ que Tiahuanaco, Copacabana, Pukara, Raqchi, Cusco (Sacsayhuaman), Ollantaytambo, Machu Picchu, Vitcos y Cajamarca son todos sitios arqueol√≥gicos ‚Äúalineados‚ÄĚ seg√ļn el recorrido hecho por Viracocha, una l√≠nea que une Tiahuanaco con Tumbes.

Cabe notar que la l√≠nea perpendicular al ‚Äúcamino de Viracocha‚ÄĚ, la que se divide desde Tiahuanaco hacia el noreste, toca el oc√©ano Atl√°ntico en la isla de Maraj√≥, estuario del R√≠o Amazonas. ¬ŅTal vez fue el lugar donde Viracocha lleg√≥ a Suram√©rica?

Seg√ļn el investigador boliviano Freddy Arce, la cruz cuadrada tendr√≠a su centro en Tiahuanaco y su estudio ser√≠a importante para reconocer la ubicaci√≥n del Paititi, que corresponder√≠a, en su interpretaci√≥n personal, al v√©rtice de noreste.
Parece que, al considerar estos cuadrados formados a su vez por otros peque√Īos cuadrados, Mar√≠a Scholten dio particular relevancia a las diagonales. En su art√≠culo La ruta de Viracocha, Freddy Arce se√Īala que la palabra ‚Äúdiagonal‚ÄĚ se traduce por Chekhalluwa, que tambi√©n significa verdad en quechua.

En efecto, cualquiera que sea el verdadero origen de Viracocha, es muy extra√Īo que muchos sitios arqueol√≥gicos del antiguo mundo andino est√©n alineados de manera tan misteriosa.

YURI LEVERATTO

FUENTE :: http://www.yurileveratto.com/articolo.php?Id=209
http://www.yurileveratto.com/



Documento disponible en UNIFA web
http://www.unifaweb.com.ar

La direccion de este documento es:
http://www.unifaweb.com.ar/modules/news/article.php?storyid=1777