VESTIGIOS DE CIVILIZACIÓN PREHISTÓRICA EN LAS PIEDRAS DE ICA.

Fecha 11/9/2010 14:46:16 | Tema: Enigmas y Misterios

Por Clara Solis – La Gran Epoca

Con 65 millones de años de antigüedad, cada pieza es como la página de un libro lleno de significados por descubrir

Imagen Original
Hombres mirando el cosmos con un telescopio

El increíble hallazgo en Ica, Perú, cuestiona las actuales teorías sobre la aparición del hombre en la tierra. ¿Acaso existieron otras civilizaciones que desconocemos? Las piedras que años atrás descubrió el Dr. Javier Cabrera en Ica, así lo demuestran.

A Cabrera lo llamaban en su casa el “facultativo”, pues era un investigador nato, un hombre de ciencia. Descendiente directo del capitán español que fundó Ica en Perú, constituyó en su pueblo natal el seguro social y el canon de la universidad. También se desempeñó como profesor de biología, antropología y medicina.
Cuando pequeño buscaba tesoros excavando hasta en su propia casa- hacienda. Ya desde entonces tenía la intensa sensación de que algún día encontraría un gran patrimonio, y así fue.

El día 13 de mayo de 1966, cuando cumplió 42 años, un amigo le regaló una piedra grabada con la figura de un pez prehistórico. La pieza le llamó mucho la atención por su gran peso y lo antiguo de la imagen, así que inició un gran viaje explorador.

Su antiguo consultorio se convirtió, primero en un centro de investigación, y luego en el actual museo de las piedras de la ciudad de Ica. Pasó 37 años de su vida investigando y descifrando sus enigmáticos mensajes.

Analizando las piedras con un microscopio especial, descubrió que éstas tienen una fina capa llamada pátina de oxidación que indica la autenticidad y antigüedad de las piezas, ya que el oxido se forma con el tiempo transcurrido. Según este estudio y basándose también en el contenido de los dibujos, se calcula que la Piedras de Ica datan de 65 millones de años, antes de que los dinosaurios se extinguieran.

Al partirlas, Cabrera también observó que hay otra cubierta más gruesa. La parte interna es como una piedra común, pero los humanos que las elaboraron las recubrieron con “andesita”, algo así como una plastilina moldeable, que con el paso del tiempo se fue endureciendo hasta ser tan sólida como una roca. Según la teoría de Cabrera, como en aquella época la tierra era caliente, había un barro ígneo y blando con el que envolvían las piedras y sobre el cual grababan los dibujos. Y es muy cierto, pues se nota que las piezas no fueron talladas toscamente con cincel.

Piedra cubierta por una capa
En los grabados podemos ver diferentes temas. En uno de ellos se observa a unos hombres mirando el cosmos con un telescopio entre sus manos. En algunos se ve la convivencia pacífica del hombre con los dinosaurios, mientras que en otros se los ve comiéndoselos. También se observan operaciones de cesárea.

Otro aspecto interesante son los trasplantes de cerebro y del corazón.

Fue muy sorprendente ver grabados en las piedras los mapas de los antiguos continentes, como asi también unicornios, dragones, murciélagos y humanos con cola o deformes, y la imagen del ADN, (las dos columnas en espiral) en los cuales se puede apreciar el supuesto trabajo con el ADN y las mutaciones que de estos hubieran surgido posteriormente.

Cuando el Dr. Cabrera tuvo en sus manos la piedra grabada con los antiguos continentes, comprendió que hubo un cataclismo, un diluvio tal vez. Según el investigador, las líneas dibujadas alrededor significan agua de la atmosfera condensada. No había océanos, solo ríos, lo cual querría decir que la tierra estaba pasando por un calentamiento tan colosal, que concentró el agua en la atmosfera y esta se precipitó como lluvia después, lo cual tiene cierta relación con el diluvio que se menciona en la biblia.

Piedra de los antiguos continentes
Junto con las piedras se encontraron también unas maderas talladas como los personajes de la Isla de Pascua. En las piedras agrietadas se logra ver el cemento prehistórico que utilizaron para hacerlas. Se cree que fue un tipo de barro caliente.

Los dibujos son en alto y bajo relieve, los trazos son seguros, se puede apreciar un arte de alto nivel. Las piezas tienen diferentes colores tales como marrones, negros, naranjas y cremas.

Cada piedra es como la página de un libro, un tema incluye a muchas de ellas. Podemos observar que “la hoja” es un contenido recurrente, según Cabrera, esta es símbolo de vida. En los dibujos hay muchos significados para cada símbolo.

Estas piedras se encontraron en el desierto de Ocucaje, a media hora de Ica. Se cree que hay 50.000 piezas, de las cuales en el museo hay solamente 10.000, ya que lamentablemente muchas de ellas fueron vendidas por huaqueros a extranjeros.

Cabe recalcar que en Ocucaje hay restos prehistóricos de todo tipo regados en el desierto.

Fuente: http://www.lagranepoca.com/




Documento disponible en UNIFA web
http://www.unifaweb.com.ar

La direccion de este documento es:
http://www.unifaweb.com.ar/modules/news/article.php?storyid=1216