EL √ĀNGEL DE MONS

Fecha 5/7/2010 15:00:00 | Tema: Enigmas y Misterios

Imagen Original
En los inicios de la Primera Guerra Mundial, las tropas británicas en apoyo de Francia defendieron la frontera belga de la ofensiva alemana; pero la fuerza del ataque hizo a los aliados retroceder en dirección a París a través del Mons, en un movimiento desesperado antes que fueran aniquilados por los germanos.

La retirada del Mons fue dura y sangrienta. Entre los combatientes estaba el regimiento de Coldstream, cuyos hombres ser√≠an part√≠cipes de uno de los episodios m√°s misteriosos de la historia militar en el mes de agosto de 1914. Con la mochila en las espaldas y arma en mano, los soldados tuvieron que retroceder r√°pidamente a sabiendas que eran los √ļltimos en partir teniendo a los alemanes tras ellos. De repente y obligados por las circunstancias entraron en un tupido bosque justo cuando la neblina cay√≥ ante ellos. Hab√≠an sido v√≠ctimas de una trampa que podr√≠a ser mortal.
Cuando se hizo de noche habían perdido contacto con el resto de su ejército. El comandante ordenó detener la marcha y esperar hasta el día siguiente; aunque se enviaron a dos patrullas a buscar una salida, pero sin éxito. El regimiento de Coldstream necesitaba de un milagro para que los alemanes no los encontraran, sino serían presa fácil de sus armas.

Es aqu√≠ cuando surge la leyenda. Los soldados McAllister y Brown conversaban quej√°ndose de la mala suerte que ten√≠an y de lo que les esperaban. De pronto, detr√°s de los hombros de Brown, McAllister vio un gran resplandor en el cielo. Ambos observan la luz, que empezaba a tomar forma humana. Una figura alta y delgada de largos cabellos, con una cinta dorada en la frente y una t√ļnica blanca le cubr√≠a el cuerpo. Calzaba sandalias, y lo m√°s notorio, llevaba dos alas. Era un √°ngel.

McAllister mand√≥ a Brown llamar al comandante; √©ste camina sin poder sacar la vista del resplandor. Luego el √°ngel levant√≥ su brazo y apunt√≥ al regimiento haci√©ndole se√Īas para que lo sigan. Al llegar Brown le cont√≥ sobre la aparici√≥n al comandante, y aunque √©ste no le crey√≥ decidi√≥ acompa√Īarlo junto con otros oficiales hacia donde estaba McAllister. El comandante mir√≥ la imagen totalmente absorto, mientras √©sta le hac√≠a la misma se√Īa para que sus tropas lo acompa√Īen.

El oficial le orden√≥ al √°ngel que se identifique, pensando que pod√≠a ser una trampa. √Čste no respondi√≥, siguiendo con la se√Īa de seguirlo. Sin nada que perder, el comandante orden√≥ al regimiento levantarse y seguir la luz. Era el mismo camino que la patrulla hab√≠a recorrido sin encontrar nada. Sin embargo decidieron seguir la marcha con el aliento del mismo √°ngel‚Ķ hasta que encontraron la salida. Antes que los soldados terminaran ver el horizonte o de creer lo que hab√≠a ocurrido, el √°ngel desapareci√≥.

El regimiento de Coldstream pudo reunirse con su ej√©rcito para la defensa del Marne, en septiembre de ese mismo a√Īo. Nunca se pudo hallar aquel camino de nuevo ni se pudo explicar de forma l√≥gica aquel suceso. Si fue producto de la histeria colectiva o una aparici√≥n divina, lo cierto es que aquellos soldados que estaban condenados a morir, vivieron para contar esta historia.

Publicado por zapotudo

Fuente: http://elapocalipsisvaallegar.blogspot.com/
http://revistadigitalavalon.es/?p=1948



Documento disponible en UNIFA web
http://www.unifaweb.com.ar

La direccion de este documento es:
http://www.unifaweb.com.ar/modules/news/article.php?storyid=1092