UNIFA web : ACTIVIDAD PARANORMAL Y OVNIS - OVNIs y OSNIs - Articulos
Staff

Tematicas

Foro


Radios


Links

Login
Nombre:

Contraseña:

Recordar



¿Recuperar la contraseña?

Regístrese

RADIO EN VIVO

TIEMPO DE MISTERIOS PROG 44,,13/12/16

Tu eres nuestra vista N*

OVNIs y OSNIs : ACTIVIDAD PARANORMAL Y OVNIS
Enviado por elag04 el 22/3/2010 22:18:10 (1563 Lecturas)

ACTIVIDAD PARANORMAL Y OVNIS

POR LIC. EDUARDO GROSSO

Muchas veces se tiende a sectorizar en compartimientos estancos, distintas fenomenologías, que en definitiva no podemos saber si no corresponden a un mismo origen.
Tal es el caso, del estudio de los .................
SIGUE

ACTIVIDAD PARANORMAL Y OVNIS

POR LIC. EDUARDO GROSSO

Muchas veces se tiende a sectorizar en compartimientos estancos, distintas fenomenologías, que en definitiva no podemos saber si no corresponden a un mismo origen.
Tal es el caso, del estudio de los fenómenos paranormales (dominio de la Parapsicología), y su relación con el estudio de los ovnis (Ufología).
¿Son cosas distintas? ¿Se manifiestan en forma diferente? Muchos investigadores no estamos seguros si podemos dar una definición satisfactoria.
Hacia mediados de la década de los 80, a instancias del conocido Fabio Zerpa, que, a semejanza del pajarito de la propaganda, me rompía el coco para que estudiara en serio Parapsicología, comencé a cuestionarme las “verdades reveladas”.
Aunque conozco varios investigadores ufológicos que sostienen que los fenómenos paranormales son “cosas raras que no me interesan”, creo firmemente que no debemos esconder la cabeza como el avestruz e investigar todas las opciones.
Los ufólogos han estudiado durante años las llamadas: “Pautas de comportamiento ovni”, generalmente asociadas a las alteraciones que produce “el aparato” y las distintas condiciones que se dan para la aparición de los mismos. Sin embargo, aquellos que profesamos las dos vertientes, la ufológica y la parapsicológica, hemos notado, no sin sorpresa, que varias de las pautas atribuidas a la primera, también se dan en la segunda.
Por ejemplo: en ufología es común hablar del Efecto “EM” (o alteraciones del campo electromagnético en las proximidades del fenómeno), tan común cuando aparece el ovni; nuestra experiencia en “casas encantadas” nos ha revelado el mismo efecto: dejan de andar los aparatos eléctricos, se disparan solas las alarmas, hay cambios en la tensión eléctrica, etc. Lo mismo ocurre con el paso del “tiempo”: hemos notado diferencia entre relojes ubicados en el exterior con los del interior de la vivienda (lo mismo pasa en zonas de “aterrizaje”).
La aparición de campos eléctricos y magnéticos en zonas insólitas es muy común en ambos fenómenos. Quien haya estudiado huellas ovni y haya hecho un relevamiento con un detector de anomalías magnéticas, habrá comprobado la aparición de estos campos; de la misma manera ocurre en los casos de “impregnación psíquica” o “poltergeist”.
Tradicionalmente se ha considerado que las “apariciones”, mal conocidas como “fantasmas” (el fenómeno de la fantasmogénesis es diferente, tiene origen en un individuo vivo), siempre fueron consideradas como un fenómeno consistente en una “imagen”, sin consistencia material, que podía ser vista por uno o varios individuos, y que podía, en ciertos casos ser fotografiada o filmada (hay muchísimos ejemplos de esto), al igual que las imágenes de ovnis (que siempre fueron considerados como de origen “material”). Tuvimos la extraña oportunidad (en la Municipalidad de San Fernando, durante una investigación nocturna) de “iluminar” una “aparición” con un Láser. La sorpresa fue que el rayo de luz coherente se refractó en tres rayos diferentes al atravesar la supuesta imagen. ¡Insólito! ¿Qué nos dice esto? Que la aparición tiene estructura física, similar a un prisma. ¿Es diferente a la aparición de un ente definido como ET? En otra oportunidad describiremos los experimentos de óptica que realizamos con mi esposa a fin de reproducir el resultado observado.
En los llamados casos de “posesión demoníaca” (muy interesantes de estudiar y contemplar, por cierto), llamados técnicamente: “modificaciones psicobiodinámicas”, suele percibirse un olor muy fuerte o penetrante, como de azufre u ozono (asociado por supuesto, al Infierno), al igual que en los aterrizajes de ovnis y de aparición de tripulantes, donde los testigos describen exactamente lo mismo: el fuerte olor a ozono (clásico de la casuística mundial).
Podríamos hablar también de las porciones de agua o las cercanías de bosques, pautas de comportamiento ovni que también están presentes en los casos de actividad paranormal y en las tradiciones folklóricas (duendes y hadas).
He dejado para el final, el fenómeno de la Telepatía, o sea la transmisión de una idea o concepto de mente a mente. Típico fenómeno en los llamados “contactados” (contactos telepáticos con extraterrestres), o encuentros cercanos del quinto tipo (¿Recuerdan a Bongiovani, Paz Wells, Siragusa, etc.?). En Parapsicología, la telepatía es sinónimo de la letra A del abecedario paranormal. ¿Cuántos individuos dicen estar en contacto con espíritus, o con Maestros Ascendidos? ¡Lo gracioso del asunto es que para los profesionales de la salud psíquica, son personas normales según los test a que son sometidos! ¿Cómo se explica? ¿Extraterrestres o espíritus? ¿Ashtar Sheran o mi abuela?
Mucho más podríamos profundizar estudiando la similitud de pautas, pero:
Y al final: ¿En que quedamos?
Son muchísimos los puntos de contacto entre el estudio de las dos disciplinas. ¿Y si es el mismo fenómeno? ¿Y si son manifestaciones que no tienen que ver con lo extraterrestre, lo sobrenatural, o el estudio parapsicológico?
Recuerdo las palabras de Carl Sagan poco antes de su muerte: “Tal vez todos esos fenómenos tengan que ver en el punto de contacto con otro universo..... “
La física tiene la última palabra. Experimentos con ciertas partículas elementales (bozón “Z”) parecen corresponderse (con su extraño comportamiento) con la existencia de otra realidad paralela a la nuestra. Otros universos pueden estar presentes a nuestro alrededor y no ser observables. ¿Son el origen de estos fenómenos?
¿Con quién o con qué realidad estamos interactuando? Parece una broma cósmica.
¿Hay que desalentarse? Para nada.
La cosa se pone cada vez mejor, aunque tal vez signifique que tenemos que ampliar nuestro paradigma y que no debemos atarnos a dogmas establecidos.

Version imprimible Enviar a un amigo Crea un documento PDF con la noticia


Marcar esta noticia en estos sitios


Los usuarios son responsables de sus propios comentarios.
Autor Hilo