UNIFA web : LA CULTURA CALIMA. - Civilizaciones Antiguas - Articulos
Staff

Tematicas

Foro


Radios


Links

Login
Nombre:

Contraseña:

Recordar



¿Recuperar la contraseña?

Regístrese

RADIO EN VIVO

TIEMPO DE MISTERIOS PROG 44,,13/12/16

Tu eres nuestra vista N*

Civilizaciones Antiguas : LA CULTURA CALIMA.
Enviado por Rosa el 5/10/2009 7:15:16 (1460 Lecturas)

Durante el primer milenio de la era de Cristo, en el sur del actual territorio colombiano, florecieron varias culturas: la enigmática San Agustín, cuyas asombrosas estatuas pueden admirarse aún hoy, en el departamento del Huila; Tumaco, en la costa pacífica; Tierradentro, con sus misteriosos hipogeos; Quimbaya, en el actual departamento de Risaralda, que alcanzó la excelencia en la orfebrería; Malagana, algunas de cuyas tumbas fueron estudiadas recientemente, cerca a la ciudad de Palmira (departamento del Valle del Cauca); Tolima y Calima, culturas ancestrales de cuyo nombre deriva el de un departamento (Tolima, capital Ibagué) y el de una ciudad (Cali, departamento del Valle del Cauca).

La zona donde se desarrolló la cultura Calima queda al occidente del departamento del Valle del Cauca, en la cordillera, en los alrededores del lago llamado precisamente Calima. Se piensa que grupos de nativos denominados Llama se establecieron a partir del 500 a.C. en el territorio al oeste del río Cauca, y que se reunieron en una especie de confederación de tribus. La cultura Calima alcanzó su máximo esplendor durante el séptimo siglo de la era cristiana, en un período llamado Yotoco. Luego, por causas no esclarecidas, comenzó a declinar lentamente. Según algunos investigadores, una invasión de belicosos pueblos Caribe provenientes de la Amazonía fue lo que ocasionó el fin del reino de los Calima en el Valle del Cauca. Los pueblos siguientes, llamados Sonso, que eran probablemente los descendientes de la unión entre Calimas y Caribes, tuvieron que enfrentarse con las tropas del conquistador Sebastián de Belalcázar, quien obtuvo fácilmente la victoria, ya que contaba con espadas de hierro, caballos y arcabuces.

El nombre Llama deriva del lugar, situado cerca al Río Tambor, donde en la segunda mitad del siglo pasado se hicieron profundos estudios arqueológicos, gracias a los cuales se encontró muchísima cerámica con datación del I milenio a.C. y adornos de oro.


Ninguno sabe cuál fue el origen de los Calima ni qué lengua hablaban, pero probablemente eran descendientes de pueblos meso-americanos que se habían establecido en el Valle del Cauca, puesto que ya hacía tiempo que habían pasado del nomadismo al sedentarismo, viviendo de la agricultura.

En la zona de Llama se descubrieron embriones de pueblos, restos de aproximadamente cuarenta casas y algunos cementerios. Se cultivaba sobre todo maíz, pero también mandioca, fríjoles y patatas.
La característica destacada de la proto-cultura Calima es el surrealismo que se observa, por ejemplo, en las creaciones de cerámica. En efecto, muchas de ellas, que fueron decoradas con sutiles incisiones y finas esculturas, no son fieles copias de la realidad, sino más bien deformaciones grotescas que querían resaltar particulares detalles del cuerpo, como el rostro o las extremidades.

En algunas vasijas se tallaron las figuras de varios animales, como por ejemplo el ave (símbolo del cielo), el felino (fuerza, precisión, determinación) y la serpiente (inframundo). Sin embargo, no faltan tampoco los símbolos característicos de otras culturas, como por ejemplo el murciélago (símbolo de la oscuridad y de la magia), el sapo y la tortuga (que representan respectivamente la fertilidad y la longevidad).

Durante el período arcaico de los Calima, se utilizaban antiguos senderos, hoy abandonados o completamente perdidos, para conectar el Valle del Cauca con otros valles donde se practicaba el comercio. El transporte de mercancías lo efectuaban los llamados canasteros, o bien, individuos que cargaban grandes sacos sostenidos por una cuerda sujetada a la frente.

Últimamente se han descubierto varios de estos senderos ancestrales, por ejemplo uno que conduce del valle del Cauca al Océano Pacífico. Se puede pensar que se intercambiaba pescado, fruta y coca, con productos del valle como maíz, mandioca y fríjoles.

Otros senderos conducían al actual Tolima, el valle del Río Magdalena, pero también a lo largo del Cauca, para llegar al actual departamento de Antioquia.

El apogeo de la cultura Calima se dio durante el primer milenio de nuestra era. Algunos estudios de eminentes paleo-agrónomos demostraron que durante este período hubo un aumento de la producción agrícola y que se alcanzó también un conocimiento especializado de las técnicas de rotación de los cultivos, con el fin de no empobrecer la tierra. Se desarrollaron varios canales de drenaje y se utilizó el limo del río Cauca como fertilizante natural.

Esta fase cultural, llamada Yotoco, muestra un desarrollo tanto en la cerámica como en el trabajo con el oro.

Particularmente, en el arte orfebre, los Calima se acercaron a la perfección, creando máscaras, collares, brazaletes, diademas, emblemas y poporo, objetos para almacenar la cal (piedra calcárea) que se mezclaba con la coca para quitar el hambre o dar más fuerza, tal como acostumbran aún hoy los Kogui, en la Sierra Nevada de Santa Marta.

En algunas de estas creaciones artísticas (que hoy se exhiben en el Museo del Oro de Santafé de Bogotá) se encontraron rastros de platino y esto hace pensar en técnicas de fusión muy desarrolladas de este metal, que requiere de altísimas temperaturas.

Al estudiar las tumbas que pertenecen a la fase final de los Calima, se cae en cuenta de que se dio una invasión de pueblos extranjeros, de origen Caribe. Eso se percibe, en general, en la calidad inferior de las cerámicas y de la orfebrería, justamente porque con seguridad se perdieron los conocimientos y las tradiciones.
La cerámica, generalmente, es de nuevo rudimental, y no finamente tallada y con fines útiles.

No obstante, la invasión que determinó el fin total de los Calima tuvo lugar en 1536, cuando Sebastián de Belalcázar se adentró en el Valle del Cauca. A continuación, presento dos pasajes de los escritores Pedro Simón* y Lucas Fernandez de Piedrahita** (siglo XVII), que describen la avanzada del conquistador español.

*El capitán Sebastián de Belalcázar, teniente general de Don Francisco Pizarro, Gobernador del Perú, después de haber conquistado la provincia de Quito y de haber fundado allí esa ciudad, viajó hacia las provincias situadas al norte de ese dominio. Allí fundó y pobló la ciudad de Santiago de Cali y la de Popayán, en el mes de diciembre del año del Señor 1536. Luego, habiendo recibido noticias de ciertas provincias de indígenas entre el río Cauca y el río Grande del Magdalena, en tierras impenetrables ,que se llamaban Timanaes, Yalcones, Piramas, Guanacos y Paeces, decidió conquistar aquellas tierras, en las que entró en el año del Señor en 1537, con doscientos soldados españoles.

**Juan de Ampudia, quien no se dejaba atemorizar del enemigo y quien estaba decidido a combatir al pueblo de los Yalcones, hizo preparar los arcabuces y las ballestas. Cuando los nativos avanzaron por el campo abierto, gritando amenazantes, los golpes de arcabuces los mataron, y los otros, que escapaban aterrorizados, fueron descuartizados por los feroces perros de los forasteros. Las aguas de los rios se colmaron de sangre...Los nuestros obtuvieron la victoria casi sin perdida alguna, si se excluye la muerte de un español y varios heridos leves.

Por desgracia, los sobrevivientes fueron diezmados por la difusión del terrible virus de la viruela, del cual los españoles y los animales traídos de Europa (equinos, bovinos y cerdos), eran inconscientemente portadores.

Actualmente, en Colombia, hay un nuevo sentimiento de valoración y estudio de estas culturas antiguas, además de los nativos aún presentes en su territorio. Por ejemplo, en Palmira se abrirá pronto el museo de la cultura Malagana y las zonas de San Agustín y Tierradentro pueden visitarse y aprovecharse nuevamente.


YURI LEVERATTO

http://www.yurileveratto.com/articolo.php?Id=69

http://www.yurileveratto.com/

Version imprimible Enviar a un amigo Crea un documento PDF con la noticia


Marcar esta noticia en estos sitios


Los usuarios son responsables de sus propios comentarios.
Autor Hilo

Traducir

APPS celulares escuchar RADIO EN VIVO

Twitter

Miembro de la academia Europea de Ufologia

Revista Quasar
Una Revista del Grupo UNIFA!
NUMERO 2
Photobucket



Podes solicitarla a unifa.ac@gmail.com y abonarla desde tu casa

Red de cafes ufologicos
Photobucket

LA CULTURA CALIMA.

© Copyright UNIFA web - Reservados todos los derechos
Terminos y Condiciones de Uso