UNIFA web : NORTON I: EL ÚNICO EMPERADOR DE LOS ESTADOS UNIDOS. - SABIAS QUE? - Articulos
Staff

Tematicas

Foro


Radios


Links

Login
Nombre:

Contraseña:

Recordar



¿Recuperar la contraseña?

Regístrese

RADIO EN VIVO

TIEMPO DE MISTERIOS PROG 44,,13/12/16

Tu eres nuestra vista N*

SABIAS QUE? : NORTON I: EL ÚNICO EMPERADOR DE LOS ESTADOS UNIDOS.
Enviado por Rosa Santizo Pareja el 21/8/2012 6:24:52 (604 Lecturas)
SABIAS QUE?

En 1859, en San Francisco, un hombre arruinado se declaró emperador de los Estados Unidos y Protector de México. Y toda la ciudad decidió seguirle el juego.

Haga Clic para ver la Imagen original en una ventana nueva

Joshua Norton en su uniforme imperial - Wikipedia

Enviado Por Rosa Santizo Pareja para UNIFA.

El 17 de septiembre de 1859 la ciudad de San Francisco se enteró de que los Estados Unidos habían pasado a ser un imperio. La noticia llegó en una carta publicada por "El boletín de San Francisco". Allí, un desconocido se declaraba, "ante la perentoria demanda de un gran número de ciudadanos", Emperador de los Estados Unidos. El nuevo monarca exigía, además, que los representantes de los diferentes estados debían reunirse en el Auditorio de la ciudad para replantear las leyes del país.

El autor era Joshua Abraham Norton, un hombre negocios local que se había declarado en bancarrota en 1858. Sin embargo, dada su nueva investidura, el antiguo empresario firmaba su proclama con el título de Norton I.

Aunque toda la ciudad, empezando por el propio editor del periódico, consideró el edicto como una broma, Norton I hablaba en serio. Poco tiempo después agregó a su título el rol de "Protector de México" y ordenó la disolución del Congreso por su alto nivel de corrupción. Los vecinos de San Francisco pronto se dieron cuenta de que tenían a un verdadero emperador entre ellos. Y la idea les encantó.

Un déspota benevolente pero inocuo

Norton I mantuvo durante su "reinado" una activa lucha contra las autoridades electas del país, que se tradujo en numerosas proclamas exigiendo la anulación de los organismos oficiales, la subordinación del ejercito a su autoridad y la disolución de los partidos Republicano y Demócrata. Todos los edictos fueron ignorados y el emperador optó por dedicar su gobierno a la inspección continua de San Francisco.

Así, Norton I ocupaba la mayor parte de su tiempo en largos paseos durante los cuales inspeccionaba el estado de las obras públicas, el funcionamiento de los monorrieles de la ciudad, el estado de las calles y la buena presencia de los agentes de policía.

Un acto histórico del emperador fue desarmar una turba violenta en las zonas bajas de San Francisco. En esa época, ya existía el famoso barrio chino de la ciudad, el cual era objeto de manifestaciones racistas, muchas veces, violentas. Durante uno de sus paseos, Norton I observó una de estas manifestaciones y, de acuerdo a la anécdota, se subió a una caja entre los dos bandos y se puso a recitar en voz alta el Padrenuestro, para calmar a sus "súbditos". Sorprendentemente, la historia popular dice que la turba se disolvió pacíficamente.

La ciudad que aceptó al emperador

Aunque Joshua Norton era un delirante, logró ganarse el cariño de sus conciudadanos que, en su mayoría, decidieron seguirle el juego. Aunque seguía en bancarrota, el emperador tenía entrada gratuita en los mejores restaurantes de San Francisco, tenía un palco reservado para todos los estrenos de la ópera y se le permitió imprimir su propia moneda que fue aceptada por casi todos los negocios de la ciudad.

El amor de la ciudad por el excéntrico monarca se hizo patente en 1867, cuando un oficial de la policía, Armand Barbier, lo arrestó por vagancia y pretendió encerrarlo en un manicomio. Los principales diarios de la ciudad respondieron con furiosos editoriales exigiendo la liberación del emperador.

Finalmente, el Jefe de Policía de la Ciudad, Patrick Crowley, lo liberó con una disculpa formal en la que afirmó que: "El emperador Norton nunca ha derramado sangre. No ha robado a nadie, ni despojado ningún país. Y eso, caballeros, es mucho más de lo que puede decirse de sus colegas".

"Le roi est mort"

Durante los últimos años de su reinado, Norton I fue objeto de numerosos rumores. Se decía que estaba comprometido con alguna noble europea (tal vez con la, ya casada, reina Victoria) y que era el hijo ilegítimo del emperador francés Napoleón III. Se decía, a sí mismo, que era riquísimo aunque su traje habitual era un uniforme donado por el ejército de la ciudad.

El emperador, por su parte, se limitó a cumplir con sus deberes habituales, inspeccionando su ciudad y escribiendo extravagantes proclamas. Una de las más famosas fue su atrevida orden de que se construyera un puente sobre la bahía de San Francisco, adelantándose casi cincuenta años a los más inspirados arquitectos (que construyeron el puente).

Finalmente, con más de 70 años de vida y 21 de reinado, Norton I murió en el cumplimiento de su deber. El emperador sufrió un colapso durante la tarde del 8 de enero de 1880, cuando se dirigía a una charla de la Academia de Ciencias de California. Al día siguiente, el Cronista de San Francisco anunció la noticia con el titular: "Le roi est mort"´.

Norton I en el arte y la cultura

La extravagante historia de Joshua Norton ha tenido varios ecos en la cultura popular inglesa. Ya Mark Twain, que conoció al emperador en sus años de periodismo, lo uso de base para uno de los personajes de su novela Las aventuras de Huckleberry Finn. Robert Luis Stevenson también se inspiró en Norton I al escribir una de sus obras cómicas The wrecker.

Modernamente, Christopher Moore ha incluido en varias de sus novelas la figura del "emperador de San Francisco" como una encarnación contemporánea de Norton. También el guionista de cómic Neil Gaiman honró al emperador de los Estados Unidos, dedicándole un número completo de su serie Sandman.

Curiosamente, el mejor homenaje fue dado por una autora casi desconocida. Isobel Field, hijastra de Stevenson, escribió en su biografía Esta vida que he amado, una frase que resume magistralmente la extraña historia de Norton I: "Fue un hombre gentil y amable, y afortunadamente, se encontró en la ciudad más amigable y sentimental del mundo. San Francisco jugó el juego con él".

FUENTE :: http://suite101.net/article/norton-i- ... los-estados-unidos-a59676.


Version imprimible Enviar a un amigo Crea un documento PDF con la noticia


Marcar esta noticia en estos sitios


Los usuarios son responsables de sus propios comentarios.
Autor Hilo

Traducir

APPS celulares escuchar RADIO EN VIVO

Twitter

Miembro de la academia Europea de Ufologia

Revista Quasar
Una Revista del Grupo UNIFA!
NUMERO 2
 photo tapa2-1.jpg

Podes solicitarla a unifa.ac@gmail.com y abonarla desde tu casa

Red de cafes ufologicos
Photobucket

NORTON I: EL ÚNICO EMPERADOR DE LOS ESTADOS UNIDOS.

© Copyright UNIFA web - Reservados todos los derechos
Terminos y Condiciones de Uso