UNIFA web : VISITANTES DE DORMITORIO, el libro para todos - Abducciones - Articulos
Staff

Tematicas

Foro


Radios


Links

Login
Nombre:

Contraseña:

Recordar



¿Recuperar la contraseña?

Regístrese

RADIO EN VIVO

TIEMPO DE MISTERIOS PROG 44,,13/12/16

Tu eres nuestra vista N*

gracias,amigo,eduardo,grosso,subimos,actulalizacion,libro,visitantes,dormitorio,maestra,investigacion,campo,sobre,tematica,invito,leerla,informa,desde,unifa,adolfo
Abducciones : VISITANTES DE DORMITORIO, el libro para todos
Enviado por adolfo gandin ocampo el 18/7/2012 13:59:58 (1041 Lecturas)

Gracias a mi amigo el lic. Eduardo Grosso subimos una actulalizacion de su libro VISITANTES de DORMITORIO, una obra maestra en investigacion de campo sobre esta tematica, los invito a leerla.-

GRACIAS EDU!!!!!! .....

Informa desde UNIFA
Adolfo Gandin Ocampo

Haga Clic para ver la Imagen original en una ventana nueva

VISITANTES DE DORMITORIO

Por Lic. Eduardo Grosso

Hace mas de veinte años que, junto a mi esposa Liliana Flotta, comenzamos a interiorizarnos del fenómeno denominado genéricamente como “visitantes de dormitorio”.
Tal vez para muchos contemporáneos haya sido una novedad, sin embargo, cientos de relatos en la historia de la Humanidad, nos dan la certeza de que esta vivencia ha estado presente desde épocas pretéritas, realizadas por los mismos seres y bajo iguales circunstancias.
Lo que antes se llamaban “jines”, “duendes”, “súcubos”, “incubos”, “genios”, “sibilinas” o simplemente “demonios”, hoy, seguramente por una cuestión cultural (y en medio de la exploración espacial) los denominamos “extraterrestres”.
Creo personalmente que es una definición incorrecta, que deriva directamente (como bien señala Jacques Vallee) de nuestro pensamiento tecnológico propio del siglo XXI. Damos por sentado que estas figuras extrañas provienen del espacio exterior, sin tener la prueba fehaciente y concluyente para refrendar tal afirmación (al menos por ahora).
En la antigüedad también se daba por sentado (con total seguridad) que eran “hijos del diablo” o diferentes seres sobrenaturales salidos de antiguas mitologías y tradiciones. Hoy (con nuestro razonamiento) pensamos en lo equivocado que estaban aquellas personas, sin embargo, no hay ninguna seguridad para que nuestro paradigma actual sea el correcto. Lo más probable es que dentro de décadas o centurias, el fenómeno subsista, tal como ahora, y se le otorgue una explicación totalmente diferente, mofándose los futuros investigadores, de lo ingenuo de nuestro pensamiento.
Técnicamente hablando, estos seres que aparecen y aterrorizan a sus visitados, son denominados “entidades no asociadas”. Por supuesto cuando decimos no asociadas, se sobreentiende que nos referimos que no están asociadas al ovni. Y es que, por lo menos, en alrededor de cincuenta casos que hemos podido investigar por estos lares, no hay ovni presente.
Y he aquí, que tal vez, ésta sea una de las primeras características que podamos indicar en los casos que hemos investigado en Buenos Aires a diferencia de otros de EEUU y de otros países del “Primer Mundo”. En éstos lugares el relato de la “visita” comienza en el dormitorio y se traslada a una habitación circular o abovedada, que el protagonista relaciona con una nave espacial, generalmente bajo efecto de la hipnosis. En nuestros casos, ocurridos en nuestra Capital y en sus alrededores, todo ocurre en el dormitorio y no tuvimos que recurrir a la hipnosis para obtener el relato. Todo es recordado en estado consciente.
¿Porqué la asociación que se hace de “visitante de dormitorio-tripulante de ovni”? Se debe firmemente a la semejanza entre los seres que han podido ser visualizados dentro o en las inmediaciones de los ovnis (encuentro cercano del tercer tipo) y la tipología básica que se da en los casos de “visitantes”. Vuelvo a repetir que técnicamente tenemos que hablar de “entidades no asociadas” (aunque sospechemos que se tratan de los mismos seres)
Sírvase perdonar el lector la redundancia, pero el léxico correcto nos ayuda a definir los relatos y las experiencias. Los “visitantes de dormitorio” (y su accionar) no revisten en ninguna definición de “Encuentros Cercanos” de la clasificación Hynek, por eso debemos tratarlos fuera de la ufología, aunque el parecido de las entidades sea sorprendente y nos dé a pensar que efectivamente son los mismos. También veremos, más adelante, que en investigaciones parapsicológicas, se dan pautas físicas similares en caso de Apariciones y Casas Encantadas.
Antes de describir una experiencia tipo, el lector podría preguntarse: Si ocurre dentro del dormitorio: ¿No serán solamente sueños?. Bueno, también es lo que pensamos nosotros en primera medida.
Ante esta pregunta, cuando diseñamos las etapas de investigación junto a mi esposa, pusimos como primer ítem, la existencia de pruebas físicas en el lugar del hecho o en el testigo. En ausencia de estos elementos, dejábamos el caso de lado, aún a riesgo de lo que en Estadística denominamos “Error tipo II”, o sea descartar un hecho como falso, siendo verdadero.
¿Cómo comienza la experiencia? En una enorme proporción, el protagonista, tendido en su cama, sólo o con su pareja, “siente” una extraña vibración, como una nota grave, profunda. A continuación, comienza la parálisis, no puede mover sus músculos, solamente sus ojos tienen movimiento y comienza a aterrorizarse, ya que no comprende lo que sucede. Una extraña luz (generalmente azul) penetra en la habitación, a veces pequeñas esferas luminosas “bailan” o se mueven caóticamente delante de sus ojos. Un ser (o varios) aparece, suelen ser pequeños, de 1,00 o 1,20 metros de altura, antropomórficos, generalmente fosforescentes, de grandes cabezas y ojos hipnóticos. El ser lo mira desde pocos centímetros. La expresión del protagonista es siempre la misma: identifica al ser extraño como un “insecto grande”. Éste comienza a manipular el cuerpo del testigo, trabaja o inserta instrumentos en su pecho, piernas o detrás de su oreja derecha. Suele producir gran dolor y sufrimiento. Le da a entender al testigo que ha sido “elegido”, pero no “para que”.
Al terminar la experiencia, le muestra imágenes (generalmente en una pantalla que aparece de la nada) de un mundo agonizante. El testigo tiene la seguridad que en un futuro, estos seres volverán. Mientras tanto, su pareja (si es el caso) permanece dormido profundamente, sin enterarse de nada.
¿Cuándo comienzan las visitas? La respuesta es: En su infancia. Estos hechos se dan por familia, de abuelos a padres y a nietos. No son casos aislados y terminan cuando el testigo finaliza su vida. También hemos comprobado que el fenómeno se da por barrios. Tal vez la palabra “infestación” (no confundir con “infectación”) no sea la más adecuada, pero es gráfica. Hemos visto que hay casos a lo largo de una línea recta, atravesando varias localidades. ¿Por qué? No lo sabemos.
¿Cómo repercute psicológicamente en el testigo? Con angustia, lo que los profesionales denominan Síndrome de Estrés Post Traumático. Similar a los casos de abducciones o abusos sexuales. Como característica común a todos, los testigos siente una especie de “señal de ajuste”, un extraño acople en su oído derecho que les da la impresión de estar siendo “controlados”.
¿Qué tienen en común los visitados? Este es un punto de lo más interesante. Generalmente en la bibliografía de estas experiencias o en el de abducciones, no abundan los comentarios sobre las similitudes que puedan existir entre los distintos protagonistas, ni siquiera un punto tan simple como su grupo sanguíneo. A principios de los años noventa, Liliana (revisando y ordenando los datos de los entrevistados) se dio cuenta que la totalidad de los visitados tenía el mismo grupo sanguíneo y que su descendencia no correspondía ni en el grupo ni en el factor, con sus progenitores. En el primer caso que investigamos no pudimos dejar de pensar que el hijo del protagonista era adoptado, sin embargo en muchos casos más se daba la misma característica. Consultando con Hematólogos de la Universidad de Buenos Aires, nos dijeron que esto era imposible.......sin embargo, ahí estaban los casos. Como decía Sherlock Holmes (en palabras del escritor Conan Doyle): “Cuando se descarta lo imposible, lo que queda, aunque improbable, debe ser la verdad”. Y la verdad, era que esos hijos de visitados no eran adoptados. Por otro lado, también notamos que todos habían comenzado (después de sus experiencias) con alergias, migrañas y una extraña suba en sus recuentos de glóbulos blancos (pudimos hacer varios análisis) sin infección aparente. También presentaban marcas en el cuerpo similares entre sí: en clavícula, tibia y detrás de la oreja derecha.
Los análisis que pudimos realizar (con ayuda de médicos amigos) revelaron la falta de minerales en la sangre de varios y la ausencia de latidos cardíacos en uno de ellos (auscultado pocos minutos después de la experiencia). El médico no pudo dar una explicación racional, pero mi esposa Liliana dio la pauta para una falta de sincronización temporal, lo que podría explicar la anomalía. En otra oportunidad me referiré a otro descubrimiento de Liliana sobre el estrés celular que desarrollan los visitados.
¿Qué pautas físicas hemos encontrado en los ambientes? Curiosamente descubrimos las mismas pautas físicas que solemos encontrar en las llamadas “casas encantadas” o de “Poltergeist”. Básicamente, la aparición de campos magnéticos donde no deberían existir. También una diferencia temporal entre el interior de la habitación y el exterior de la propiedad. ¿Porqué se produce esto? No sabemos. No podemos descartar que se trate de un efecto psicoquinético de la persona, pero tampoco es comprobable en todos los casos. También los artefactos eléctricos dejan de funcionar con normalidad, las baterías se agotan, las lámparas se queman, las alarmas se disparan y el TV se enciende solo. Hemos sido testigos de todos estos hechos. ¿Paranormal u efecto EM?
¿Qué son estos seres? Nadie lo sabe. Es la pregunta por lo que muchos estamos en esto. Creemos que el paradigma impuesto del ser de otro planeta es demasiado simple. El Universo no es tan simple como creíamos. Hoy los físicos discuten sobre la multiplicidad de dimensiones, las fuerzas del vacío, energías oscuras, materias exóticas, multiversos, etc, etc.
En la antigüedad se hablaban de seres del inframundo, de los cielos, del Imperio de los Dioses y de los Demonios. Hoy tal vez, podríamos hablar de otras dimensiones, de otras “branas”o de otros planos de existencia. ¿Cuál es la verdad? Y no nos olvidemos de los defensores de la “tierra hueca” y de los “viajeros del tiempo”. El mencionado Jacques Vallee nos dice que el fenómeno no es extraterrestre, pero tampoco es terrestre. ¿Cuál es su origen? ¿Qué podemos pensar? Sinceramente, no hay alguien en el mundo que pueda responder con propiedad esta pregunta. Hay mucha interpretación pero poca investigación. ¿Pero: Cómo investigar? Lo único que tenemos a mano son los “visitados” y dependemos de ellos para contestar lo poco que podemos abarcar racionalmente. Hemos estado con personas que han “corrido” a los seres al finalizar la experiencia, pero hasta ahora “los grises” han corrido más rápido (en varios casos han atravesado la pared, como sí ésta no existiera).
¿Porqué son seleccionados los protagonistas? Imposible responder. Generalmente son personas con alto coeficiente intelectual. Muchos son profesionales o artistas. Hace muchísimos años, la investigadora Gilda Moura nos confesaba su idea de que había un componente genético asociado a las visitas y a las abducciones. Sobre eso no podemos opinar con propiedad, pero si hemos notado que son personas que han sido capaces de asimilar su experiencia y que la toman, como quien ha pasado una operación. Roberto Pinotti de Italia, decía (refiriéndose específicamente a las abducciones) que los protagonistas pertenecían a un club al que no hubieran querido pertenecer. Yo estoy de acuerdo.
¿Cómo seguir investigando? A principios de 1990 comenzamos la investigación para nuestro libro “Terror Nocturno” que relataba varios casos de “visitantes de dormitorio” en el barrio de Villa Devoto (Buenos Aires), años más tarde, mi esposa Liliana Flotta elaboró un extenso trabajo denominado “Invasores Silenciosos” donde expone sus investigaciones sobre el “estrés celular” posterior al encuentro, y la interrupción del llamado “Ciclo de Krebs”, produciendo cambios físico-químicos en el cuerpo.
Como dije con anterioridad, los casos se dan en personas determinadas y en barrios determinados. Nuestros primeros hechos investigados ocurrieron en Lomas de San Isidro (zona norte del Gran Buenos Aires), más adelante en Garín (Pcia. Buenos Aires), para continuar con una seguidilla muy importante en el Barrio de Villa Devoto (Capital Federal). Nuestros últimos casos investigados han ocurrido nuevamente en el norte del GBA (en las localidades de Florida, Vicente López y Martínez). Seguramente estos casos son la punta de un iceberg que no conocemos. Por cada caso que llega a nuestro conocimiento: ¿Cuántos más hay?
Hace años reprodujimos la Encuesta Roper (aquella que señalaba a potenciales abducidos en EEUU); el 2% de las personas encuestadas por nosotros presentaba el perfil típico del visitado. Si hacemos una extrapolación a la población de Argentina tenemos que el 2% de cuarenta millones de personas (alrededor de 800.000 argentinos) podrían ser potenciales visitados. ‘¿Es así? Los investigadores de estos fenómenos en Argentina no son muchos, los testigos también son reticentes a contar sus experiencias y los medios por lo general los ridiculizan. Son todas circunstancias que conspiran para poder lograr un conocimiento significativo de todas las características, tanto cuantitativas como cualitativas, de esta fenomenología.
No soy muy optimista sobre la posibilidad de llegar a conocer realmente la naturaleza de estos seres. Seguirán conviviendo con nuestra Humanidad como lo han hecho siempre y seguirán adaptándose a nuestro adelanto tecnológico. De lo que sí estoy convencido es que no se trata de una experiencia onírica, o de un trauma peri natal o de una experiencia mística.
El tiempo, seguramente, tendrá la última palabra.

Version imprimible Enviar a un amigo Crea un documento PDF con la noticia


Marcar esta noticia en estos sitios


Los usuarios son responsables de sus propios comentarios.
Autor Hilo

Traducir

APPS celulares escuchar RADIO EN VIVO

Twitter

Miembro de la academia Europea de Ufologia

Revista Quasar
Una Revista del Grupo UNIFA!
NUMERO 2
 photo tapa2-1.jpg

Podes solicitarla a unifa.ac@gmail.com y abonarla desde tu casa

Red de cafes ufologicos
Photobucket

VISITANTES DE DORMITORIO, el libro para todos

© Copyright UNIFA web - Reservados todos los derechos
Terminos y Condiciones de Uso