UNIFA web : MISIÓN APOLLO 11. A cuarenta años de la gran epopeya de la humanidad - Astronomia - Articulos
Staff

Tematicas

Foro


Radios


Links

Login
Nombre:

Contraseña:

Recordar



¿Recuperar la contraseña?

Regístrese

RADIO EN VIVO

TIEMPO DE MISTERIOS PROG 44,,13/12/16

Tu eres nuestra vista N*

Astronomia : MISIÓN APOLLO 11. A cuarenta años de la gran epopeya de la humanidad
Enviado por AVELLANEDA el 20/7/2009 14:40:00 (1503 Lecturas)

Cada 20 de julio se reaviva el recuerdo de un hecho importantísimo para la humanidad toda, que sin lugar a dudas cambió la historia del hombre. . Exactamente, el 20 de julio de 1969, el hombre, en la figura de Neil Armstrong pisaba por primera vez la superficie lunar.


Los que pasamos la barrera de los treinta años, recordamos la emoción de esa noche, en la que por TV (blanco y negro, por supuesto) veíamos como Armstrong y su compañero Aldrin alunizaban con el módulo “Eagle” (águila), mientras Collins orbitaba a bordo del módulo de mando “Columbia” (reminiscencia de la profética Columbiad de Julio Verne): iniciando de esta manera una nueva era para nuestra civilización.
En ese momento, no entendíamos la magnitud de este acontecimiento, ni el nuevo mundo tecnológico que se abría a nuestra vida.
Esta gran epopeya, creo que tiene su mejor definición en las palabras de Armstrong al pisar la luna: “Es un pequeño paso para el hombre, pero un gigantesco salto para la humanidad”.
La misión Apolo 11 se conformó con tres experimentados pilotos:
El comandante del vuelo, Neil Armstrong (38 años, nacido el 5 de agosto de 1930 en Wapakoneta, Ohio, EE.UU.). Considerado por la NASA como el mejor piloto civil del mundo. Había volado todas las naves existentes y había sido comandante de la misión Gemini 8. Era el único civil de la misión.
Edwin “Buzz” Aldrin (39 años, nacido el 20 de enero de 1930 en Monclair, New Jersey, EE.UU.). Coronel de la Fuerza Aérea y Doctor en Ciencias Astronáuticas. En la NASA se decía de él que era “el astronauta que nunca comete errores” y la opinión generalizada fue que era el hombre ideal para un viaje a lo desconocido. Fue el piloto del módulo lunar.
Michell Collins (38 años, nacido el 31 de octubre de 1930 en Roma, Italia), también perteneciente a la Fuerza Aérea. Había sido piloto de pruebas y había participado en la misión Gemini 10 maniobrando las aproximaciones para el acople con los cohetes Agena; hecho este que lo convertía en el hombre ideal para la misión Apolo 11.
También hubo tres tripulantes suplentes (como en todas las misiones), preparados ante cualquier imposibilidad de viajar de los tres astronautas nombrados. Ellos fueron James Lovell, Willian Anders Y Fred Haise.Estaba previsto en el plan de vuelo que Armstrong y Aldrin bajarían a la Luna, mientras Collins giraría en derredor del satélite a la espera del regreso de sus compañeros y en caso de surgir algún inconveniente que imposibilitara el acople, la orden era regresar abandonándolos. Este hecho fue la gran preocupación de Collins (según él mismo lo manifestó), en los últimos seis meses de entrenamiento..
Para ésta misión se montó la mayor red de comunicaciones de la historia: 3.000.000 de kms. de cables terrestres, marinos, circuitos de radio y satélites de comunicaciones. La Red para el Vuelo Espacial Pilotado (tal su nombre) dependía para su funcionamiento de una cadena mundial de antenas de radio para cuando estuvieran en órbita terrestre y tres antenas de 26 mts. de alto instaladas en España, California y Australia. Durante el resto de la operación, diecisiete estaciones terrestres, cuatro barcos y ocho aviones Boeing 707 para cubrir los espacios en amplias zonas del Pacífico, entre Australia y Hawai.

LA TRAVESIA
El 16 de julio de 1969 despegó la misión Apolo 11 desde Cabo Kennedy.
El cohete Saturno rugió elevándose, mientras 150.000 litros de agua por minuto enfriaban la torre de lanzamiento para que no se derritiera bajo el calor producido; no obstante, el impacto del arranque convirtió el cemento en vidrio.
Cuando llevaban un día en el espacio vieron un VED (vehículo extrahumano dirigido), que pensaron era el cohete propulsor Saturno IV pero al consultar a la base de Houston, se les confirmó que el propulsor estaba a 9.000 kms. de distancia y que se desconocía la procedencia del objeto que los acompañaba.
De acuerdo a lo previsto, al llegar a órbita lunar, el módulo Eagle se separó del Columbia y se lanzó a la conquista de la “diosa selene”.
El alunizaje se realizó con comandos manuales, a unos 6 kms. del sitio predeterminado, porque Aldrin se dio cuenta que el punto era demasiado rocoso como para arriesgarse. Fueron momentos de extrema tensión en la base Houston, hasta que a las 2:17 de la tarde (hora de Florida), las cuatro patas del módulo tocaron suelo.
Recién a las 10:56 de la noche del domingo 20 de julio de 1969 los dos astronautas descendieron, colocaron una bandera norteamericana y descubrieron una placa que iba unida a una de las patas del módulo y que reza: “Aquí los hombres del planeta Tierra pisaron por primera vez la Luna, julio de 1969 después de Jesucristo. Venimos en son de paz para toda la humanidad” .
Llamó mucho la atención en su momento, el prolongado tiempo en que los astronautas permanecieron en el módulo antes de tomar la decisión de descender para cumplir la misión prevista.
Se afirma, que el comandante de la misión se negaba a bajar, dado que veían en la superficie lunar naves y seres de gran tamaño que los observaban desde una distancia prudencial. Esto es corroborado por la comunicación mantenida posteriormente con la base Houston y captada por radioaficionados en varias partes del mundo (es importante señalar que estas comunicaciones que originalmente eran escuchadas en forma directa por todo el mundo, a partir de la siguiente misión fueron dadas a conocer retransmitidas después de un tiempo que permitía chequear la conversación y además se comenzó a usar la clave “Santa Clauss” para referirse a objetos voladores no identificados en el espacio). También hay que recordar que Aldrin tomó una foto a Armstrong mientras armaba el aparato detector del viento solar y en ella aparece una luz muy semejante a un Ved. Esta foto no fue publicada por la NASA.

CURIOSIDADES DE LA MISIÓN APOLO 11
 La idea del gran cohete Saturno que constaba de tres partes que se iban separando por etapas para impulsar el pequeño módulo Columbia fue de un técnico aeronáutico de tercera línea, John Houbolt, quien tuvo que llegar al mismísimo vicepresidente Johnson para que se tomara en serio su propuesta. La mayoría comulgaba con la idea de Werner Von Braun, que era la de lanzar un cohete en órbita terrestre y allí armar un proyectil que llegara a la Luna.
 En la confección del traje lunar se buscó hacer una prenda liviana y flexible para facilitar movimientos. Suministraba presión atmosférica y aire para respirar, calor o frío (según la necesidad), comunicación radial y protección contra la radiación; además de defensa contra impactos de aerolitos, mientras que el casco y la visera daban protección contra los rayos ultravioletas, infrarrojos y la fuerte luz visible. Las rodillas, los codos y los hombros, llevaban refuerzos hechos con tejido metálico llamado Cromel-R.
A este equipo se agregó (al bajar en la Luna) una mochila de 30 kilos con equipo portátil de supervivencia.
 Solamente los relojes (Omega Spidi Master Professional, de uso deportivo) fueron standard (es decir que se podían comprar en cualquier comercio). Todos los demás elementos fueron especialmente diseñados para la NASA.
 Un dato médico: Armstrong subió sus pulsaciones de 110 a 156 por minuto al alunizar. Por el contrario Aldrin (a quien llamaban “el hombre de hierro”) las mantuvo en 110 durante todo el viaje.
 En los meses previos al viaje hubo discusiones y enfrentamientos por quien sería el comandante de la misión y el primero en pisar la Luna. Aldrin y Collins entendían que por su condición de militares, debía ser “Buzz” el primer hombre en alunizar, finalmente aceptaron la decisión de que un civil lo hiciera.
 Collins fue el hombre que más cerca estuvo del primer alunizaje y quien no tuvo oportunidad de verlo. En el momento en el que el Eagle pisaba la Luna, el módulo Columbia se encontraba orbitando en la cara oculta, sin posibilidades de comunicarse ni con sus compañeros ni con Houston.
 La famosa frase que Armstrong dijo al bajar, fue pensada por Aldrin.
 Los EEUU. gastaron en la Luna u$s 18.800.000,= por minuto (cifra ésta que resulta de dividir el total de lo gastado en la misión por las dos horas que los astronautas estuvieron pisando suelo lunar).
 Argentina estuvo presente (al igual que los demás países) en la Luna, representada por nuestra bandera, la cual se conserva en el Planetario de Buenos .Aires junto a una piedra lunar enviada por EEUU.

LA IMPORTANCIA DE LA GRAN EPOPEYA
Hoy más que nunca se duda de la veracidad de la misión Apolo, poniendo en dudas que en realidad estos tres héroes fueron hasta nuestro satélite y cumplieron esa misión que sin dudas marca un antes y un después en la historia de la humanidad.
Y no es extraño que algunos grupos, incapaces de pasar a la historia por hechos propios, se encarguen de denostar los logros ajenos. Esto es muy común en la historia y abundan los ejemplos.
Los refutadores demuestran con videos (de dudosa legitimidad) como se puede reproducir el alunizaje y ponen en duda las fotos obtenidas, sin tener en cuenta algunos hechos que avalan por si solos la efectiva llegada del hombre a la Luna (pero esto es motivo de otro artículo).
Vaya nuestro reconocimiento, nuestro agradecimiento y nuestra admiración para estos tres hombres que vencieron temores y disputas para cambiar la historia; y también para todos aquellos que de una u otra manera formaron parte de esta Misión Apollo 11. la gran epopeya del siglo XX.

Raúl Avellaneda

Version imprimible Enviar a un amigo Crea un documento PDF con la noticia


Marcar esta noticia en estos sitios


Los usuarios son responsables de sus propios comentarios.
Autor Hilo

Traducir

APPS celulares escuchar RADIO EN VIVO

Twitter

Miembro de la academia Europea de Ufologia

Revista Quasar
Una Revista del Grupo UNIFA!
NUMERO 2
Photobucket



Podes solicitarla a unifa.ac@gmail.com y abonarla desde tu casa

Red de cafes ufologicos
Photobucket

MISIÓN APOLLO 11. A cuarenta años de la gran epopeya de la humanidad

© Copyright UNIFA web - Reservados todos los derechos
Terminos y Condiciones de Uso